martes, 24 de enero de 2012

Menos "like" y más palabras

Que este sea un blog sobre traducción (e interpretación) no quita que se puedan expresar reflexiones sobre otros temas relacionados. En este caso me centraré en la importancia del uso (diario) de nuestra lengua, para no perder la práctica a la hora de expresarnos (y, ya de paso, facilitar la tarea de los intérpretes).

Que si granjas, que si tweets, que si eventos, que si grupos...

No estar al día con las redes sociales tiene un precio en el día a día. El (supuesto) aislamiento por el desconocimiento es abrumador, y esto mueve a muchos a formar parte de ellas sin dudarlo, pero, ¿os habéis dado cuenta de que la expresión escrita está pasando a un segundo plano? Una noticia, una foto, una canción que en otra época (i.e. hace tres o cuatro años) habría suscitado comentarios de diversa índole, actualmente queda reducido a un simple "Like".


¿Qué fue de las extensas reflexiones explicando las razones que te llevan a pensar de determinada manera? Si seguimos así, en unos años cuando nos pregunten qué opinamos tan solo levantaremos el pulgar y ni siquiera sabremos qué significa. ¿Cuántos de vosotros sabe qué implica pulsar el botón "like"?

Imaginemos una publicación en Facebook del reciente fallecimiento de la increíble Etta James. Si yo publico una entrada en la que se cita un artículo que habla sobre su muerte, significa...

...que te gusta que haya muerto
...que te gustaba Etta James
...que te gusta el artículo
...que te gusta el artículo porque te gusta quien lo ha escrito
...que no conoces a Etta James pero quieres parecer interesado
...que te cae bien la persona que lo ha publicado
...que te gusta...

¡Que alguien me lo aclare! Y estas opciones se multiplican cuando lo que te gusta es un comentario o una foto de un "amigo" (te gusta la foto, te gusta la persona, te gusta que lo publique, te gusta pero de manera irónica, no te gusta, te parece ridículo, etc). Se nos está yendo de las manos, y los sentimientos se están quedando reducidos a un símbolo ideado por especialistas en publicidad de una empresa concreta. Esto es otro claro indicador de capitalismo, después de todo. ¿Se creerían nuestros abuelos (a los que escuchábamos contar historia sin importar el tiempo que tardaran) que hemos sustituido la expresión de nuestras emociones por un símbolo comercial?

Por la confusión e indiferencia que provocan esos "like"... ¡acompañad un pulgar levantado con una pequeña reflexión! No perdáis la sana costumbre de pensar y de tener claro cuál es vuestra opinión y cómo la expresaríais.

¿Os imagináis que los críticos de cine simplemente puntuaran la película sin explicar por qué? ¿Os imagináis que desaparecieran las condolencias, las felicitaciones, las réplicas, los halagos, los malentendidos...?, es decir, ¿os imagináis que desapareciera la interacción?

Las redes sociales presumen de acercar a los que están lejos (y, añado yo, alejan a los que están cerca) y de ser una revolución en el ámbito comunicativo pero ¿acaso no nos están haciendo caer en una excesiva economía lingüística? Entre los "likes" y los mensajes esquemáticos que permite twitter...
¿no estamos dejando de lado la comunicación, en la época de las telecomunicaciones?


5 comentarios:

  1. Vaya por Dios. Y yo que quería dar un tick al "like" para decir/escribir que me gusta este... ¿blog, comentario, artículo, redacción, reflexión, escrito, opinión...? Pues queda dicho: ¡me gusta lo que has escrito! O sea, LIKE.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Merche!

    Me ha gustado mucho este post. Creo que tienes toda la razón. Yo también creo que hay una "excesiva economía en el lenguaje", pero entre que la gente, en general, es muy vaga y las redes sociales le hacen un flaco favor... Ahora con Twitter, por ejemplo, quien puede hacer un retweet o un favourited, no hace un reply. Ay, señor, llévame pronto...

    ¡Un saludo! :D

    ResponderEliminar
  3. Yo le he dado al +1 porque me gusta :) De todas formas, yo suelo siempre poner algún comentario, aunque también le haga el "like". Será porque soy muy sociable y no puedo evitar hablar por los codos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! En esta época (nada más abrir el blog) ¡no respondía a los comentarios! Más vale tarde que nunca, jaja. Yo también soy de las de "me gusta" + comentario, por lo general :-)

      Eliminar
  4. ¡Genial entrada! Yo también creo que deberíamos usar más las palabras y no confiar tanto en que un pulgar levantado vaya a expresar lo que queremos decir. Es cierto que darle a "Me gusta" indica que por lo menos esa persona ha visto o leído la publicación en cuestión, pero los comentarios siempre se agradecen y quitan dudas sobre si te gusta que alguien importante haya muerto o que tu amigo sienta su muerte.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar