martes, 7 de febrero de 2012

Frontera entre "gratis" y "voluntario"


Con el objetivo de ponerme un poco más al día en todos y cada uno de los blogs de traductores que hay en internet (tarea que me está resultando imposible, ¡somos tantos los que queremos aportar nuestro granito de arena!) me he dado cuenta de la cantidad de ellos que dedican al menos una entrada a aquello de "cómo adquirir experiencia...", "cómo abrirse paso...", "primeras prácticas...", etc.

En muchas de estas entradas se hace un listado de webs en las que poder participar aportando tus traducciones de manera voluntaria.

¿cuál es la diferencia exactamente entre traducir gratis ("¡NUNCA TRADUZCÁIS GRATIS"!) y traducir de forma voluntaria? (Dejando a un lado el tema de las ONGs).

En Twitter (es un ejemplo, la idea de esta entrada no es solo hablar del "voluntariado Twitter"), el "centro de traducción" busca permanentemente traductores. Antes de dar el sí tienes que aceptar las condiciones, entre las que se incluyen que todo lo que escribas les pertenece, entre otros derechos de propiedad intelectual (siempre a su favor y nunca al tuyo). ¿Es esto traducir voluntariamente o es un trabajo que debería pagarse? ¿No os parece que hay mucho trabajo que debería cobrarse que se oculta tras la etiqueta verde-eco-solidario-progresista?

Personalmente no soy capaz de hacer una traducción mal o "por encima" por el mero hecho de que sea "gratis" (perdón, voluntaria), así que pongo el mismo empeño en que el resultado sea perfecto independientemente de su precio (simplemente por mis principios, quizá peque de ingenua...) y todo por un "gracias por participar".


Por otra parte, no he practicado nunca el "fansubbing" aunque me llama la atención. Realmente admiro a los que emplean su tiempo y esfuerzo en traducir, corregir y sincronizar unos subtítulos para que otros los disfruten, sin obtener ninguna remuneración a cambio (cuando todos sabemos que es un trabajo con todas las letras). Me gustaría mucho que alguno de los que practicáis esto participarais en esta entrada para comentarme vuestras experiencias y qué os lleva a hacerlo.

¿Cuál es vuestro punto de vista? ¿Habéis practicado el voluntariado en el terreno de la traducción? ¿Cuáles es vuestro punto de vista sobre las fronteras entre "gratis" y "voluntario"? ¿Os ha servido para incluir una línea en el apartado de "experiencia" del CV? ¿Cuenta? Me siento entre egoísta e infantil, pero es una duda que llevo mucho tiempo teniendo.

En fin, quizá esta duda es característica de una principiante en este mundillo, partidaria de que todo trabajo se remunere. Podría llegar a entender que un traductor con años de experiencia decidiera participar de forma voluntaria en X proyecto, pero ¿qué lleva a una persona con experiencia 0 a emplear todo lo que ha aprendido durante su carrera a traducir gratis (perdón, voluntariamente)?

25 comentarios:

  1. Eugenia Arrés compartió en Forotraducción un enlace a una entrada con la que estoy bastante de acuerdo sobre cuándo y por qué se podría ofrecer gratis un servicio de traducción. Pongo el enlace para quien no la haya leído:
    http://wantwords.co.uk/martastelmaszak/2177/lesson-23-translating-for-free/

    Una cosa es echar una mano a quien realmente lo necesite y otra muy distinta es que se aprovechen del trabajo de los demás, hay que tener especial ojo con éstos, que por lo visto abundan.

    Un saludo, y enhorabuena por el blog ;)

    Sebas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! Lo había leído, gracias por ponerlo :-) Aunque en realidad esta entrada más que una crítica (que también) es una pregunta directa a todos los que me leáis para conocer de cerca casos, experiencias y opiniones que tengan que ver con una de las dos modalidades :)

      Eliminar
  2. Yo creo que cuando te planteas traducir gratis (perdón, voluntariamente :-P) lo que tienes que pensar es si esa asociación, empresa, loquesea para lo que vas a traducir va a lucrarse con ello. Por eso, la idea de traducir voluntariamente (aquí sí que pega mejor un "gratis") para Twitter o Facebook, aunque a primera vista resulte jugosa para añadir al CV, me parece que es infravalorar muchísimo la profesión y, a fin de cuentas, tirar piedras contra tu propio tejado. Esas empresas sí se están lucrando con tu trabajo, y no mucho, sino muchísimo. A ellos les interesa tener sus plataformas en todas las lenguas que sea posible y, si puede salirles gratis, está claro que no van a pagar. Saben perfectamente que va a haber mucha gente que se ofrezca voluntaria; la oportunidad de adquirir experiencia de traductor para redes sociales tan grandes como ésas es algo que "no se puede dejar escapar".

    Pero bueno, esta es mi humilde opinión como estudiante con más bien poca experiencia profesional. Estaré atenta a ver qué opinan los demás (siempre me lo pregunté...). :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Sara, Sara... we are soul mates, u know?
      Lo de las piedras contra tu propio tejado es exactamente lo que quería expresar. Algunos de nuestros profesores (las dos sabemos de quién hablo, ¿no? :-) ) han comentado lo genial que es "darse a conocer" por estos medios pero esa misma persona en otro momento recalca la importancia de jamás ("'¡JAMÁS!") trabajemos gratis. Al fin y al cabo, "gratis" significa "no pagado", y traducir como voluntario cumple esa definición también...

      Eliminar
  3. ¡Hola Merche! Antes que nada, encantada de «conocerte» virtualmente.

    Me parece muy intesante el debate que expones, aunque precisamente descartes las ONGs al principio, ya que colaborar con estas es, a mi juicio, la mejor manera de «regalar» nuestro trabajo a otro. ¿Y por qué iba a hacer una semejante cosa? Pues por gusto, por placer, para aprender y desde luego para añadir la experiencia a nuestro currículum. Está claro que si ya tienes un cúmulo de trabajos respetable, quizás baste con poner que colaboras con distintas organizaciones de forma voluntaria en algún punto del CV, o no, pero en el caso de que estés empezando, siempre es mejor eso que nada. Además, si es una organización seria, lo normal es que consigas que te revisen y corrijan la traducción y que encimas obtengas referencias positivas si has hecho un buen trabajo.

    También hay otras formas de colaborar y adquirir experiencia sin cobrar, como el fansubbing, las revistas de traducción y casi cualquier otra cosa de la que disfrutes, siempre dentro de unos límites, claro. Lo que no hay que hacer es caer en manos de desaprensivos, que los hay. Porque lo de Twitter y lo de Facebook clama al cielo...

    En fin, que yo desde luego recomiendo el «voluntariado» tanto para adquirir experiencia (y currículum) como por el simple placer (egoísta o no) de echar una mano y compartir, quizás, un conocimiento que de no ser por nosotros quedaría en el olvido.

    Disculpa que me haya extendido y ¡enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu respuesta :)

      Antes de nada, con descartar las ONGs me refiería a que entiendo que se sea voluntario para una ONG así que mi entrada no va dirigida a criticar a quienes traducen para ellas ¡sino todo lo contrario! :)

      Sin embargo... aun después de leer tu respuesta sigue sin quedarme claro eso de añadir la experiencia de voluntariado al currículum. Quizá si buscas trabajar para la misma empresa para la que hayas hecho la traducción, sí, pero en caso de que no sea así, ¿una compañía diferente te daría una oportunidad para trabajar con ellos por el hecho de haber ayudado (y, muy probablemente, sin que te hayan corregido) en otra?

      Intento verlo desde el punto de vista del empleador y no me convence... Lo único que sí podría ser atractivo es el hecho de decir "esta chica ha tenido la iniciativa de trabajar voluntariamente, lo cual le da un valor personal muy importante", pero tampoco le concedo mucha credibilidad a esa hipótesis...

      Eliminar
    2. Claro, por eso hacia hincapié en las ONG, porque traducir gratis para una empresa, ¡ni loca! Entiendo tus dudas, porque desde luego la primera opción (hacer algo «gratis» para una empresa y pretender que te paguen después) es inviable. Van más los tiros por la segunda opción, es decir, meter el voluntariado en el CV y que eso diga algo de ti. ¿Y por qué no vas a incluir algo de lo que te sientas orgullosa? Lo de los currículums no es una ciencia exacta. Yo me dedico a leer todo blog de traducción que encuentro, a visitar cada página prófesional de otros traductores y, desde luego, a leerme todos sus currículums. Así aprendo mucho. Y te puedo decir que hasta los más experimentados, los que más trabajan, suelen incluir las colaboraciones no retríbuidas en sus CV, aunque no las metan en la experiencia profesional necesariamente. ¿Traducir sin cobrar? Solo si te apetece y no tienes nada retribuido que hacer, pero traducir gratis para empresas, no. Y eso ya lo sabes tú sin necesidad de que venga yo a decírtelo. ;)

      Eliminar
  4. Soy estudiante de traducción, hasta el momento solo me he involucrado en el mundo del fansubbing. ¿Qué me llevó a hacerlo? A decir verdad solo traduzco series o películas que me han gustado muchísimo, el sentimiento de querer compartir esas emociones es lo que me impulsa. Claro que también hay otras razones, intentar adaptar expresiones, conceptos o bromas siempre es un desafío más que interesante. Nunca he tolerado mucho las faltas ortográficas, gramaticales o malas traducciones, y para ser sincero, saltan mucho a la vista en la mayoría de los fansubs. Siento que le hago un favor a otras personas quisquillosas como yo que no pueden verlas en su idioma original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu respuesta! Me alegra mucho que un fansubber se haya animado a dar su opinión. Lo cierto es que entiendo lo que dices porque me ocurrió al ver un documental sobre McDonalds y el juicio contra dos ecologistas. ¡Necesitaba transmitir aquello que nadie que no entendiera inglés podría saber! ¿Por qué no se habían hecho subtítulos? ¿Por qué no se había dado difusión a un caso tan escandaloso en el que, casualmente, sale perdiendo una multinacional de tal calibre? En fin, todo ello me llevó a proponerme subtitular, hasta que fui consciente de que sería la primera traducción audiovisual que hacía y el esfuerzo y el tiempo que me supondría sería excesivo para lo ocupada que estoy :-( Además, y he de ser sincera, pensé...¡Pero si esto tendría que cobrarse! ¿Por qué el que subtitula una película con una empresa cobra y yo no lo haría? Lo siento pero no...
      Lo haría sin duda por aprender, ampliar mis conocimientos y disfrutar yo con la labor, pero (quizá equivocadamente) soy muy consciente de la importancia de la propiedad intelectual y con apenas conocimientos sobre ese tema, no me arriesgaría a dedicar horas y horas a algo que finalmente no tendría mi nombre ni aparecería como obra mía en ningún lado.

      Un abrazo y gracias de nuevo por contestar :)

      Eliminar
  5. ¡Hola Merche!

    Yo además de traductora profesional soy fansubber :D. Te cuento mi caso: yo empecé a fansubtitular series de anime y a fantraducir manga en un fansub porque los dos primeros años de la carrera eran tan teóricos que me estaban desgastando la ilusión (tengo una entrada preparada sobre este tema), y la verdad, me picaba muchísimo la curiosidad de saber cómo se subtitulaba una serie o se traducía un manga (me gusta mucho el mundillo de la animación japonesa, aunque no estoy tan puesta en series como me gustaría por falta de tiempo). Así que me puse a buscar, me ofrecí por McAnime como traductora y correctora, un fansub se interesó por mí, me pasaron unas pruebas y empecé a trabajar con ellos. Y la actividad me enganchó tanto que, cuando el fansub en el que estaba se disolvió, decidí al tiempo probar suerte en Anime Underground, donde estoy ahora. Pero a lo que iba: yo usé esas actividad un poco a modo de "portfolio" de traducciones. Es un trabajo que he hecho yo, y está relacionado con la traducción. ¿Por qué no lo voy a usar a mi favor? Bajo mi punto de vista, eso puede contar como experiencia. No es propiamente profesional, pero ten en cuenta que eso es mejor que no tener nada en el CV y, en un supuesto de que tu perfil fuera lo que el cliente o la empresa vaya buscando, si has añadido dónde puede encontrar ese material para que le eche un ojo, seguramente entre en internet para mirarlo. Yo lo haría, desde luego (la curiosidad podría conmigo).

    Y como comentaba antes, a día de hoy sigo siendo fansubber. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que disfruto con ella, y no siento en absoluto que esté regalando un trabajo. Lo hago por placer, porque me gusta la animación japonesa, porque me siento privilegiada viendo un resultado que otros van a tener que esperar, porque me sirve como excusa para ver series que de otra forma no vería jamás, y porque los tipos de texto a los que me enfrento cuando fansubtitulo son radicalmente distintos a los que me encuentro en mi jornada laboral (en su mayoría textos bastante técnicos) y me permiten utilizar otros registros diferentes sin estar sujeta a ningún tipo de instrucción de ningún cliente. Para mí es un privilegio ser fansubber. Y encima contribuyo a una fansubtitulación de calidad (y así podría seguir dándote razones). ¡Ah! Y porque ponen mi nick en los créditos y al menos la gente sabe que eso lo ha hecho alguien y te dan las gracias por el foro.

    Ahora, trabajar gratis para empresas por el morro, jamás. Como han dicho arriba, los casos de Facebook y Twitter son de vergüenza: son grandes empresas que están forrándose a costa del trabajo gratis de otros (y ni siquiera te sirve para obtener una carta de recomendación como te pueda pasar si colaboras con una ONG, porque tu trabajo es completamente anónimo en esa maraña de usuarios). Y así se ven las cosas que se ven. Pena que eso no afecte al número de usuarios de la red en los diferentes países, pero es echarle mucha caradura.

    ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, ¡qué interesante lo que cuentas! La verdad es que suena genial, y me podría pasar una tarde entera hablando contigo (o con cualquiera de los que ha participado) sobre esto y otras mil cosas :-)

      No sé exactamente qué puedo decirte ya que no es cuestión de rebatir sino cuestión de opiniones y experiencias propias. ¿Qué podría añadir yo a eso? :) Una pregunta (y me disculpas si me entrometo demasiado, pero "me puede la curiosidad" jeje)... si tanto te gusta... ¿por qué tu trabajo diario es más técnico? ¿por qué no has hecho de tu hobbie tu profesión "real"?

      Eliminar
    2. Jajaja, ¡tú pregunta todo lo que quieras! Pues mira, lo de más "técnico" lo digo porque soy traductora in-house y los textos con los que trabajo a diario son en su gran mayoría manuales científico-técnicos, pero también traduzco cosas de software, marketing, páginas web y alguna cosilla de videojuegos (cuando cae). Que ojo, yo disfruto muchísimo con los textos técnicos (no quería dar a entender lo contrario con el comentario :P).
      De todos modos, aunque yo me dedicara a la traducción audiovisual, seguiría estando "estrangulada" por las directrices de los clientes y por las restricciones que impone el propio campo. Vamos, que ni de coñas podría hacer una traducción como la que hice de Koe de Oshigoto si llegara algo así a mis manos como profesional (me lo caparían por todas partes me da a mí, jajaja); por eso disfruto tanto con el fansubbing, porque es todo mucho más laxo. En resumen: el "hobby" se termina volviendo técnico cuando te dedicas a ello profesionalmente. La diferencia es como ir a nadar a la piscina porque te apetece o ir a entrenar porque eres profesional o semiprofesional y tienes que cumplir unos objetivos, no sé si me explico :).

      Eliminar
    3. Entiendo... tiene todo el sentido del mundo :) El tema de la censura requiere una entrada no, un blog entero aparte, jeje. Y ¿se puede ser fansubber si seguir una serie y conocerlo todo? Yo por ejemplo de Manga no tengo ni idea (por no saber, no sé si se escribe con mayúscula o no)... ¿si me pusiera a traducir bastaría con leer los diálogos, o me haría falta un "background"?

      Eliminar
    4. Yo he dedicado unas cuantas entradas a la censura, y las que vendrán si nada me lo impide :P. Puedes ser fansubber sin seguir una serie exactamente igual que si te mandan un proyecto como autónoma que ya está empezado. Conviene documentarse primero un poco sobre la serie para conocer, por ejemplo, la trama y los personajes, y yo lo que hago es verme primero el capítulo que voy a traducir para "entrar en calor" y saber a qué me voy a enfrentar, porque si no, pues me pierdo y llega un punto en el que no sabes ni quién habla y puedes llegar incluso a poner géneros equivocados. Pero no necesitas ser fanática de las series japonesas para traducir como fansubber en un fansub de manga y anime ni muchísimo menos, al contrario de lo que se suele pensar. Piensa que el proceso de documentación es poco más menos como el que tendrías que hacer si te enfrentaras a un proyecto real que no tienes ni idea de lo que va (que suele ser lo habitual, por cierto :P).

      Eliminar
  6. Eva ha dado en el clavo: yo también he traducido series de anime y videojuegos "por al amor al arte" y nunca he pensado que estuviera regalando mi trabajo en el sentido de que podría haber cobrado. Lo hacía simplemente porque me gustaba lo que hacía y yo aprendía mucho. Eso al final lo puse en el CV y mira, mal no me fue. :) ¡Nada como la ilusión para trabajar aunque no sea cobrando! Otra cosa es que la empresa sí que se lucre con lo que haces, claro.

    Un saludo,

    Pablo

    ResponderEliminar
  7. Hace poco tiempo, leí - en el blog de alguien, pero no recuerdo de quién :S - que realmente las ONGs tampoco distan tanto de ser una empresa en ciertos asuntos. Aunque queramos colaborar con ellos (que yo, de hecho, colaboro con una) para ganar experiencia en traducción, mejorar el CV y por altruismo o porque nos preocupamos por las causas que defienden... también es verdad que la mayor parte del personal de una ONG lo forman trabajadores que cobran por ello. Los administrativos, contables, trabajadores sociales, etc. de las ONGs cobran por su trabajo en ellas; y las ONGs detallan en sus presupuestos cuánto porcentaje del dinero se destina a esto. Por lo visto, el 80% de los trabajadores de ONGs rondan los 800€ (en España). Así, cabría preguntarse: si ellos no "regalan" ni su tiempo ni su trabajo, ¿por qué habría de hacerlo un traductor? Si la ONG tiene dinero como para permitirse pagarle a ellos, ¿por qué no al traductor? Y no es que estos trabajadores sean unos desalmados sin piedad; son gente que dedica un número importante de horas a esto y que, hablando en plata, de algo tienen que comer.

    No es que yo esté de acuerdo con esto, ni que deje de estarlo; solo es por plantearlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante esto que planteas. Nunca he sido de obviar un tema por ser casi sagrado, y en el caso de las ONGs estas parecen tener un aura que impide cuestionar nada de lo que hagan (ojo, hablo sin saber, pero soy consciente de que no es oro todo lo que reluce). También hay que plantarse cuestiones como de las que hablas. Si alguien pudiera hablar de esto un poquito más sería muy interesante y yo le estaría muy agradecida :)

      Eliminar
  8. ¡Interesante artículo, Merche! No conocía este blog, así que vas directa al GReader ;).

    En cuanto a traducir gratis, creo que lo importante es que el trabajo que estás haciendo no tenga ningún beneficio económico, por eso ni se me pasa por la cabeza meterme en los apartados de revisión que hay en Dropbox o había en Twitter, pero no me importa localizar una aplicación de Android que sea gratuita. Hay que tener en cuenta la experiencia que se gana en esos proyectos y opino que sí se valora en un CV, aunque a la hora de la verdad lo que vale es la prueba de traducción.

    Y para terminar, ¡que me lío! He sincronizado, traducido y revisado "fansub" durante muchos años y lo que aprendí con esa experiencia no me lo quita nadie. Hay cosas que no se aprenden en la carrera o en ningún máster, desgraciadamente.

    Un saludo,
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, la experiencia "no escrita" (la que no puedes recoger en unas pocas palabras en un CV) es la que más cuenta al fin y al cabo. También es cierto que este tipo de traducciones te proporciona agilidad y un conocimiento "extraescolar" muy valioso. ¡Me estáis convenciendo!

      Eliminar
  9. Hola, Merche

    Ante todo, gracias por colocar un enlace a tu artículo en el facebook de Ecos, traductores e intérpretes por la solidaridad, asociación a la que pertenezco.



    Como primera respuesta te diré que no nos consideramos una ONG tal como éstas se suelen entender, sino como una asociación de traductores e intérpretes activistas que se mueve fuera del mercado, es decir que sólo aceptamos encargos de otras asociaciones o colectivos que no pueden pagar el servicio y sólo cuando compartimos la causa que los mueve. Hemos dedicado muchos debates y reflexiones al tema de la frontera entre el voluntariado y el trabajo gratis (para nosotros el activismo, el compromiso con el cambio social, es lo que marca la diferencia fundamental) e incluso hemos publicado algún artículo al respecto en la revista Puentes, especializada en traducción e interpretación, de la Universidad de Granada en 2004, (se puede descargar aquí: http://www.ugr.es/~greti/revista_puente_pdf.htm) y más recientemente en el libro dedicado al compromiso social en traducción e interpretación que editó nuestra asociación en 2010 a raíz de un foro sobre el tema celebrado en Granada en 2007 y que probablemente esté en la biblioteca de la USAL (de no ser así, dínoslo y procuraremos haceros llegar una copia).



    Todo eso lo digo para quien quiera profundizar en el tema, pero resumiendo te diré que nosotros estamos contra el trabajo gratis para empresas, pero también para instituciones públicas e incluso para asociaciones que cuentan con financiación pública que les permitiría remunerar a los profesionales de la T e I.



    Aun así, sabemos que la frontera es a menudo difícil de trazar y por eso estudiamos caso por caso antes de aceptar o no un encargo para asegurarnos de que el voluntariado es la única opción viable. Nuestro objetivo es ayudar a salvar las barreras lingüísticas a quienes no tienen recursos para ello y contribuir a hacer visibles las ideas y realidades excluidas por el pensamiento dominante y sus intereses haciendo especial hincapié en los valores solidarios y en la lucha por un mundo más justo, pacífico y en harmonía con la naturaleza, inspirándonos en la carta de principios del Foro Social Mundial de Porto Alegre (2001) como amplio marco de referencia en el que cabe una gran pluralidad de ideas.



    No damos certificados de colaboración porque creemos que eso desvirtuaría el sentido del compromiso social que nos motiva, pero tampoco nadie de nuestra asociación ha tenido nunca sueldo ni ha recibido jamás remuneración alguna por el tiempo dedicado a trabajar en ella. Tampoco aceptamos que el voluntariado se convierta en un parche para que las administraciones se desentiendan o presten de forma parcial y a veces chapucera servicios que deberían prestar con profesionales debidamente cualificados y remunerados y, por último, consideramos que el voluntariado debe responder a las mismas exigencias de calidad imperantes en cualquier servicio profesional, medie o no compensación económica. No descartamos que se aprenda o se adquiera experiencia a través de él, faltaría más, pero ni pretendemos sustituir a los centros de formación de profesionales de la T e I ni consideramos el aprendizaje el fin más importante, sino prestar en cada encargo el mejor servicio posible con las personas mejor preparadas de que dispongamos, de modo que también nos empeñamos en que quede clara la diferencia entre voluntariado y prácticas.



    Espero haber contribuido al debate y quedo a tu disposición para cualquier duda o aclaración.



    Jesús de Manuel

    ResponderEliminar
  10. ¡Buenas, Merche!

    Bien, me destapo también como fansubber y traductora de manga "por amor al arte", como comentaba Pablo más arriba.
    Durante cuatro años más o menos fui traduciendo religiosamente capítulos de series gratuítamente, aunque el hecho de tener una página web propia acerca de eso (y que, para mi sorpresa, funcionó de perlas) también podría entenderse como autopublicidad. Tenía a un equipo de traductores que, como yo, disfrutaban traduciendo y nos lo pasábamos genial comentando y leyendo las últimas novedades. Ni por un momento se me pasó por la cabeza que pudiera tratarse de un trabajo remunerado porque, por aquel entonces (en mi tierna adolescencia) tampoco me veía suficientemente "capacitada" como por cobrar una traducción "que podría haber hecho cualquier otra quinceañera", por muy bien (o no) que estuviese.

    Pero de todo se le puede sacar partido y, evidentemente, en mi CV figura una lista de proyectos en los que colaboré, que añaden experiencia al campo en cuestión. Nunca está de más comentarlo.


    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me encanta que tantos fansubbers hayáis contestado, es lo que necesitaba y me anima saber que tanta gente se dedica a estos temas por amor al arte y no sólo por dinero. ¡ahora tengo otra visión!
      Gracias mil :-)

      Eliminar
  11. Gracias por la entrada, muy interesante !
    Yo también he publicado una entrada sobre el tema de la traducción voluntaria en mi blog (en francés).
    Hay una entrada muy interesante en el blog "Business school for translators" que trata de las razones por las cuales uno acepta de traducir "gratis". Si te interesa : http://wantwords.co.uk/martastelmaszak/2177/lesson-23-translating-for-free/ (en inglés).
    Y para una visión más humoristica, te aconsejo la entrada de Mox's blog que acaba de publicar : http://mox.ingenierotraductor.com/2012/02/translating-pro-bono.html

    Un saludo,
    Jeanne

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Yo no lo podría haber explicado mejor: "voluntario" no es lo mismo que "gratis", aunque muchos pitufos gruñones de la traducción se te echen al cuello cuando hablas de colaborar con ciertos proyectos, Parece que según ellos la experiencia aparece por arte de magia en el CV.

    Sea como sea, que cada uno se labre su carrera como mejor le parezca, que para eso vivimos en un mundo "libre" (por llamarlo de alguna forma") ;)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar