lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Incluir experiencia no relacionada con la traducción en el perfil de LinkedIn?

¡Hola a todos! Me gustaría compartir con vosotros el pequeño debate que tuvo lugar hace unos días en Facebook cuando planteé dos preguntas que llevaban tiempo rondándome la mente. Como son dos temas bastante extensos, lo dividiré en dos entradas diferentes:

  • PRIMERA PARTE: ¿Es "conveniente" añadir experiencia laboral en LinkedIn que no esté relacionada con el mundo de la traducción?
  • SEGUNDA PARTE: ¿Por qué una empresa contrataría a un recién licenciado, pudiendo elegir a alguien con experiencia a sus espaldas? (Leer aquí)

¿Es "conveniente" añadir experiencia laboral en LinkedIn que no esté relacionada con el mundo de la traducción?

PRIMERA PARTE
La pregunta me surgió cuando me propuse hacer esas "cosas que un traductor puede hacer en agosto", así que decidí actualizar mi perfil de Proz, (intentar) maquetar un CV atractivo... y actualizar mi perfil en LinkedIn. Llegado este punto, me di cuenta de que no sabía si era conveniente añadir mi experiencia laboral como profesora, tanto para niños como para adultos, tanto de inglés como de español.


Me plantée si, como empleador de un servicio de traducción, me daría confianza alguien que se presenta (y se vende) como traductor, pero que a su vez no refleja ninguna experiencia, más allá de la que se infiere que obtiene durante la carrera, relacionada con el campo de la traducción. Este pensamiento me hizo plantearme seriamente la opción de borrar toda experiencia no vinculada con la traducción, y llegué a borrar y a reescribir mis datos hasta dos veces, sin saber muy bien cuál era "la mejor opción".

Fue entonces cuando decidí recurrir a Facebook, y publicar en mi muro la pregunta en cuestión: Si tenemos experiencia laboral NO relacionada con la traducción, ¿conviene añadirla? ¿Se puede interpretar como que intentamos "cubrir" la falta de experiencia en el sector? 

A continuación, algunas de las respuestas:

  • Creo que cualquier empresa decente valora la iniciativa y la actividad, sea del tipo que sea, sobre todo si tiene que ver con la traducción porque, al fin y al cabo, la enseñanza de una lengua no se aleja demasiado de tu ámbito. En general (no solo pensando en un perfil de LinkedIn), nunca se sabe lo que a otras personas les puede parecer positivo o negativo, si construyes tu perfil profesional teniendo eso demasiado en cuenta creo que puedes acabar perdiendo tú. Hay que encontrar el equilibrio entre el tipo de profesional que quieres ser y el que buscan las empresas. (NIEVES GAMONAL)
  • Yo lo pondría porque nunca sabes qué perfil de traductor van a buscar, que hay proyectos de todo tipo... Yo al principio ponía todos los trabajos que he había tenido y a medida que fui ganando experiencia en lo relacionado con la traducción, quitaba lo que no tenía nada que ver. (JUDIT SAMBLÁS)
  • Yo desde luego lo dejaría. (...) Cualquier empresa valorará siempre el que cuentes con actividad profesional a tus espaldas aunque no esté relacionada directamente con la traducción, porque no poner nada siempre jugará más en tu contra que a tu favor (...) Luego siempre vas a ir amoldando el CV en función de tu experiencia, pero no creo que te perjudique en absoluto el hecho de que incluyas esa experiencia :). (EVA MARÍA MARTINEZ) 
  • Ya se irá quitando eso con el tiempo cuando haya cosas aún más relevantes, pero por ahora lo veo mucho mejor que nada. (PABLO MUÑOZ SÁNCHEZ)
  • Cuando estudiaba, mi padre siempre nos animó a trabajar, aunque fueran trabajos pequeños, porque decía que eso demostraba madurez y ser emprendedor y saberte buscar la vida. Y eso frente al que no ha salido de la facultad es un punto muy importante. (CARLA PARRA)
  • Es mejor tener experiencia fregando platos en un restaurante que no tenerla, porque si has trabajado para alguien, quiere decir que ya sabes qué es eso de llegar a tiempo, hacer horas extra, hacer tu trabajo, etc. En definitiva: ser un profesional y cumplir. Si no pone nada, no te diferencias de los 5 000 otros licenciados en cualquier carrera que se han pasado toda la vida estudiando sin dar palo al agua, laboralmente hablando. (CURRI BARCELÓ)

Seguramente, después de leer estas respuestas, habréis llegado a la misma conclusión que yo: SÍ, merece la pena :) 


Más adelante, la conversación derivó en otro tema interesante ¿Por qué una empresa contrataría a un recién licenciado, pudiendo elegir a alguien con experiencia a sus espaldas? (LÉELA AQUÍ)

15 comentarios:

  1. ¡Hola, Merche!
    Estoy de acuerdo contigo: sí que merece la pena. Creo que siempre puedes encontrarle el lado bueno a trabajos que hayas hecho anteriormente, aunque no estén para nada relacionados. Por ejemplo, yo trabajo de vez en cuando de teleoperadora y gracias a ello puedo decir que tengo un buen trato a los demás, que me ha hecho ser más abierta y a ayudar a solucionar problemas. Además, lo que te da cualquier trabajo, la disciplina de la que habla Curri, por ejemplo. Todo tiene un lado positivo. Luego ya se irá quitando con el tiempo lo menos relevante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cualquier trabajo tiene una parte positiva, aunque solo sea la constancia. De hecho, cuanto "peor" es el trabajo, posiblemente peor lo hayas pasado, y eso demuestra valentía y c****s. :)))

      Eliminar
  2. Yo también estoy de acuerdo, pero me gustaría saber vuestra opinión sobre cómo expresarlo: yo no pondría en el apartado experiencia profesional del CV dependienta, teleoperadora, etc. y ninguna experiencia relacionada con los idiomas (si no la tengo), más bien al hablar de mis habilidades explicaría que las he adquirido porque he realizado este o aquel trabajo y quizá lo pondría en la carta de presentación mejor que en el CV. ¿Qué pensáis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una muy buena opción, Aurora. Es una manera de adaptar al CV de un traductor las habilidades que se han adquirido en otros trabajos ;)

      Eliminar
    2. Aurora, yo lo que tengo es «Experiencia» (donde tengo todo lo relacionado con la traducción y el testeo) y luego «Otra experiencia relevante» (donde tengo otras cosas, como trabajos como administrativa o profesora, etc.). Evidentemente, tras ya bastantes años con experiencia no solo en traducción sino también en testeo, la parte «Otra experiencia relevante» la tengo solo en el «currículo completo», como lo llamo yo, que es el que utilizaría para solicitar trabajos del tipo de gestor de proyectos donde haber trabajado como administrativo me ayuda. Para el resto (proyectos de traducción o testeo), tengo otro currículo en el que esta parte no aparece. Pero, evidentemtente, cuando empecé a buscar trabajo en el mundo de la traducción, en la parte de «otra experiencia relevante» tenía hasta que había currado de camarera y haciendo fotos para Polaroid en un supermercado. :)

      Eliminar
    3. Me parece una opción muy interesante esa de dividirlo en dos apartados diferentes, Curri, ¡tomo nota! Yo pienso que hay que ponerlo prácticamente todo porque, como se suele decir, de todo se aprende y todo es útil. También es verdad que dependerá del empleador (pero esto no lo podemos controlar), si a él o ella le parece que realmente esa experiencia es relevante o no, pero como dice alguien más abajo, más es más.

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con vuestras opiniones. Llevo muchos años trabajando en una empresa norteamericana y sé que en EEUU no pueden entender que no hayas tenido ninguna experiencia laboral (de cualquier tipo) durante la carrera, o antes de buscar un trabajo de tu campo de especialidad. Como sabéis, la mayor parte de los jóvenes norteamericanos tienen que trabajar para sacarse un dinerillo durante la universidad. Así que, estoy de acuerdo con todos y me gusta mucho la opinión de Curri aunque, como dice Aurora, hay que aprender a expresarlo o saber sacarle partido a todo lo que hayamos hecho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. En cualquier parte yo creo que un empleador valorará mucho el hecho de haber trabajado en algo. Ya no solo por la labor que hayas desempeñado sino porque indica que te has esforzado en buscar algo, has sido constante y te has "movido" antes de terminar la carrera. Esperar a terminar para buscar "algo, cualquier cosa" es un error muy gordo :(

      Eliminar
  4. Un gran amigo mio se mueve en el ámbito de recursos humanos y de vez en cuando me suelta pequeñas joyas claves en un CV, que pueden parecer triviales o estúpidas a los ojos del común de los mortales pero que para un entrevistador tienen otro significado (no para todos igual, es obvio).
    Sobre la experiencia laboral siempre dice que, a no ser que uno ya esté metido dentro de su ámbito, más es más. Aunque no tenga nada que ver. Una persona que te contrata quiere ver que quieres trabajar y que no eres un bloque inamovible dentro de su campo, sino que eres versátil (obviamente muchos ven en ello una posibilidad de explotación laboral, pero ahí está cada uno para aceptar o rechazar contratos, lo importante de un CV es llegar a la entrevista/selección).
    Además me recomendó incluir aficiones/actividades extracurriculares dentro de ciertos límites, algo muy común en otros países que a mi me parecía ridículo. Tiene su lógica: si alguien lleva 10 años tocando el piano tiene constancia y autodisciplina, cualidades que siempre son bienvenidas.
    Mi parte favorita siempre es cuando le dice a los chicos que de alguna manera incluyan que quieren prole o que ya la tienen. Para una mujer decir que quiere ser madre significa baja maternal en el idioma del empresario. Si un hombre quiere ser padre significa responsabilidad y trabajo duro para mantener a su familia. ¿Machista? Sí, pero así es la realidad en la quw vivimos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante, Anónimo :-) La versatilidad es muy importante de cara al empleador, sin duda. Lo de las aficiones, es algo que a mí siempre me ha gustado incluir, pero llegó un momento en el que decir "fotografía" y "viajar" o cosas por el estilo, me sonaba más a adolescente que otra cosa. Aun así, no dudo en mencionarlo si se me da la oportunidad en el cara a cara.
      En cuanto a lo de la prole... en fin, sí, es muy machista.

      ¡Gracias por tu opinión!

      Eliminar
    2. Mira por donde The Guardian dispone de un «asesor de currículos»: http://www.guardian.co.uk/money/work-blog/2012/sep/03/how-sell-myself-job-application

      Eliminar
  5. "¿Es "conveniente" añadir experiencia laboral en LinkedIn que no esté relacionada con el mundo de la traducción?"

    Como siempre, depende del puesto al que vayas a optar. Como norma general, diría que es mejor algo de experiencia que ninguna pero, ¿de verdad es relevante que has dado clases particulares?

    "¿Por qué una empresa contrataría a un recién licenciado, pudiendo elegir a alguien con experiencia a sus espaldas?"

    Normalmente, porque se les puede explotar mejor, pagarles menos, hacerles trabajar durante más horas y despedir con más facilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tus opiniones, Olli! ¡Ya veo que no has podido esperar a que publique la segunda parte para dar una opinión, jeje!
      Aunque seguramente sea una pregunta retórica, yo sí que creo que dar clases particulares es importante (claro, depende, si se las das a tu primo días sueltos, igual no), porque requiere constancia, preparación de clases, rutina y paciencia. Al menos así es como yo lo veo :-)

      Eliminar
  6. ¡Buenas!
    Es la primera vez que dejo una opinión ya que me he hecho mi blog hace poco, pero bueno, lo dejo aquí que no me quiero desviar del tema.

    Este dilema que planteas es uno de los que me han venido a la cabeza desde que comencé la carrera, y que ha ido más profundo: ¿conviene trabajar haciendo cualquier cosa cuando se es estudiante? Yo tengo cuatro meses de experiencia pero trabajando en un call-center. Hoy, me atemoriza volver a trabajar en otro porque siento que eventualmente sería contraproducente, dado que me quiero dedicar por completo a la traducción pero no tendría experiencia alguna en ello (y más en un país como México, en el que la traducción no tiene un lugar relevante, por desgracia).

    De todas formas, tu entrada y las opiniones vertidas del debate que mencionas aclararon un poco mis dudas, lo cual se agradece bastante.

    Hasta la próxima entrada. ¡Saludos! (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te hayas animado a dejar una primer opinión aquí! :-)
      La verdad es que, como han dicho, soy de la opinión de que mejor experiencia en "algo" (sea lo que sea) que en nada en absoluto. Además, si no encuentras trabajo en lo de traducción al principio, ¡más vale ganarse la vida de alguna manera mientras tanto!

      Eliminar