miércoles, 13 de febrero de 2013

¡Mis primeras tarjetas de visita!



Las tarjetas profesionales son imprescindibles para unos y poco útiles para otrosSin embargo, hay otros elementos más allá de la utilidad, como el diseño, la disposición o la elección de los datos, que pueden decir mucho de la persona e incluso hacer mucho por ella (justo ayer salió esta noticia). Dicho lo cual, os cuento:
  • En esta entrada presentaré... ¡mis primeras tarjetas!
  • Y mañana, ¡una recopilación de tarjetas de traductores!
He de admitir que, al ser estudiante, veía innecesario y precipitado encargar tarjetas profesionales. No obstante, me he dado cuenta de que cuando se asiste a saraos, siempre acaba habiendo lo que yo llamo un "momento tarjeta"aunque solo sea por curiosear cómo son las de los demás traductores. Por ello, decidí no darle más vueltas y dar el paso... ¡y... este es el resultado!










¿Cómo surgió la idea y el diseño?



Cena informal en Madrid (1/2/13)
@IdoiaEchenique y su marido, @jmtraductor, @galanbarrera, @nataliapbermejo, @traducinando, @STraductores, @yedratrad, (@pmstrad, @jmmanteca) @traducirco y @elenlille (¡Rubia!)

Surgió hace apenas unos días, en la reunión informal que organicé en Madrid el pasado 1 de febrero. Una cena genial y muy divertida, por cierto :-) El caso es que, después de unos cuantos patés, quesos, pizzas y copas (¿o las copas fueron después?), llegó el "momento tarjeta" y todos los presentes se echaron la mano al bolsillo. Como en otras ocasiones, yo no tenía nada que ofrecer, así que, por hacer la gracia, rebusqué en mi cartera para ver qué podía hacer y encontré un metrobus gastado (el abono de transporte de 10 viajes de Madrid). Eché mi firma, puse mi Twitter y lo fui pasando por la mesa. Todo en plan broma, claro. 

De donde surgió la idea
Ahí se habría quedado todo si no fuera porque hace unos días María Galán (@galanbarrera), una chica encantadora y emprendedora donde las haya, me mandó por Facebook una foto de un álbum en el que había incluido mi metrobus y me dijo que le había encantado y se negaba a tirarlo. Y así, de repente, pensé... ¡oye, pues la verdad es que es original! ... ¡Voy a hacerlo! Así que entré en Moo para ver qué podía idear. "Minicards" > diseño> > datos y... ¡tachán! Me tiré a la piscina y encargué el pedido mínimo (100 tarjetas), que con gastos de envío, IVA y un descuento que encontré en Google, me salió por poco más de 16 euros. Ah, ¡y encima me llegó 9 días antes de lo estimado en el pedido inicial!

En resumen, este es el origen, proceso y resultado de la creación de mis primeras tarjetas de visita. Espero poder enseñároslas en persona en algún sarao cercano (que, si no se improvisa nada antes, será el Eneti 2013). 

¡Mañana la siguiente entrega de esta entrada, con una recopilación de tarjetas de traductores!

23 comentarios:

  1. ¡Muy originales, Merche!
    Y sí, a mí también me sorprende, pero la realidad es que las tarjetas sí que se siguen utilizando. Sobre todo cuando eres intérprete, y cada salida al ruedo te pone delante muchísimos clientes potenciales que podrían pedirte una (y, de hecho, lo hacen).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué rauda y veloz, Esther! :))
      Me imagino que al ser intérprete y conocer a mucha gente en persona tienen que ser cruciales. Si quieres enviarme la tuya antes de que publique mañana, puedes hacerlo :) garcialledom(at)gmail.com

      Eliminar
  2. Je, je, ya sabes que me encantaron cuando las vi. :) No sé, creo que es una forma de llamar la atención; desde luego, si alguien busca en la cartera, saca el metrobus, intenta pasarlo y ve que no funciona porque era tu tarjeta en realidad... Habría que ver la cara. xD

    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, llamar la atención lo consiguen (sobre todo a los de Madrid). Si se atascan en la máquina no puedo escapar, están todos mis datos! xDDD

      Eliminar
  3. Felicitaciones, las tarjetas son un instrumento vital en nuestra labor social....si son elegantes, bonitas y originales como las tuyas, mejor...pero me deja siempre pensando que tu nombre comercial sea "TRADUCIRCO" lo que se puede asociar a circo.....No sería bueno evaluar un guión entre Traducir & c o algo así? Consejo de colega vieja ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana! Me alegro de que te gusten :-)
      En realidad el nombre del blog es eso, el nombre del blog (y mi nombre de usuario en twitter), una vez me tire a la piscina del mundo profesional mi web no tendrá que ver con ese juego de palabras precisamente por lo que comentas, jeje. De todas formas, lo hice conscientemente y también me pareció una buena manera de que la gente se quedara con el nombre. Me acabas de dar la idea de hacer una entrada sobre cómo surgió el nombre del blog, jejeje.

      ¡Gracias!

      Eliminar
  4. Me encantan, Merche. Son muy originales y me gusta mucho la manera en la que surgió la idea :) Llaman la atención y son diferentes. Lo dicho, me encantan.
    arla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carla. Al final es cierto eso de que, por más que planees, lo que mejor funciona es lo que surge de repente y sin esperarlo :)

      Eliminar
  5. ¡Qué originales, Merche! ¡Me encantan! ¿Verdad que te sientes como una niña con zapatos nuevos? A mí también me hizo mucha ilusión recibir las mías por primera vez ^^ De hecho, igual que tú, les dediqué una entrada en mi blog :) Ya haremos intercambio de tarjetillas la próxima vez que coincidamos :)

    ¡Un beso!

    Nadia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! Menciono tu entrada en la entrada de mañana, jejeje :D

      Eliminar
  6. ¡Genial! ¡Muy originales! Me encantan. :-)

    ResponderEliminar
  7. Lara Rodríguez Escalada13 de febrero de 2013, 11:32

    ¡Qué originales! Yo encargué las mías (también en Moo) hace un par de meses y ya casi no me quedan, además a la gente le encanta el formato Minicard. ¡Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  8. ¡Han quedado estupendas, Merche! :-D Además, podré presumir de que tengo una original manuscrita. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Idoia! Además de eso, presenciaste el prealumbramiento! jejeje

      Eliminar
  9. ¡Han quedado fantásticas, Merche!

    ¡Son muy originales! Me encantan. Lo que pasa es que con lo despistado que soy seguro que la próxima vez que vaya a Madrid acabaré intentando pasarlas por los tornos del metro sin querer, ¡ja, ja, ja!

    Por cierto, ¿sabes si son recargables? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Rafa! Tú también viste cómo se gestó todo, jaja.
      Un beso!

      Eliminar
  10. Me encantan. ¡Me han dado ganas de pedir las mías también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te hayan gustado, Ana! ¡Gracias por comentar y difundir!

      Eliminar
  11. ¡Me encantaron las tarjetas! A ver si mandás algunas para Argentina. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro, Juan Ignacio! jeje Pues no te creas que no tengo ganas de cruzar el charco... ¡nunca he salido de Europa!

      Eliminar
  12. Muy originales, Merche.
    Yo tengo las mías desde hace un par de meses pero no las conoce aún la blogosfera jajajaja
    A ver cuando te veo y me das una en persona :)

    ResponderEliminar