lunes, 4 de marzo de 2013

Vivir de la traducción "con la que está cayendo"


(-) Unos dicen que solo traduciendo no se llega a fin de mes. 

(+) Otros, que hay trabajo para todos y que la crisis apenas afecta al sector. 

No seré yo la que, a día de hoy, dé argumentos a favor o en contra de una de las dos posturas. No estoy en posición para hacerlo, pero tengo claro que para poder forjar mi propia opinión al respecto necesito comprobarlo por mí misma.

Toca poner nuestras cartas sobre la mesa, analizar nuestras posibilidades, nuestras preferencias, tomarnos el tiempo necesario para descubrir qué se nos da mejor y a qué estamos dispuestos, recordar que nadie empieza desde arriba. Toca alejar de nosotros la sombra de la negatividad y el aluvión de comentarios desalentadores con los que nos bombardean los medios.

Cuidado con dejarse arrastrar por aquello de "con la que está cayendo", "tal y como están las cosas" o "con los tiempos que corren". A nivel general, las cosas no van bien, está claro. A nivel individual, las cosas pueden irnos mejor o peor y (casi) todo está en nuestras manos. No podemos autocompadecernos por estar inmersos en una crisis y refugiarnos detrás de esa cruda realidad para justificar que no cumplimos nuestros sueños porque hay algo (la crisis) que nos lo impide.

Propongo poner el mismo empeño en currárnoslo y en juzgar la situación por nosotros mismos desde la experiencia propia y no desde la ajena. Una cosa es aprender de los errores de otros y otra descartar caminos porque a otros no les haya ido bien. No sabemos sus circunstancias y, si las supiéramos, tampoco serían aplicables a nuestro caso. Propongo que dejemos de imaginarnos cómo sería y comprobemos de primera mano cómo es. El exceso de (des)información al que estamos expuestos parece animar a muchos a tirar la toalla antes siquiera de haber empezado a intentarlo (sí, ¡empezar a intentarlo!).

Dejémonos de papelitos y vamos al tajo
Cuando conocemos algún caso de alguien al que le va bien (disfruta con su trabajo, cobra bien, tienen nuevos proyectos), automáticamente uno tiende a pensar que eso es inalcanzable ya que seguramente la persona en cuestión haya acabado alcanzando el éxito por "una serie de circunstancias" que asumimos que nunca se darán en nuestro caso. Por el contrario, cuando se conoce a alguien al que le va mal, como cada día nos presentan los medios (no encuentran trabajo "de lo suyo", les toca trabajar "de lo que sea", no son felices, etc.) muchos no dudan en ponerse en su lugar y dar por hecho que les pasará lo mismo. Quien no arriesga no gana (lo que no quita que el que arriesga pueda perder).


Nos falta perspectiva, nos falta un punto medio. Ahora está de moda lo de etiquetar de "emprendedores" a aquellos que nuestras abuelas dirían que son "espabilados que saben buscarse la vida". Dejemos de necesitar imágenes con filtros "vintage" en las que figuran frases pseudoprofundas para pararnos a reflexionar sobre nosotros y sobre nuestro futuro. Dejémonos de comparaciones, de previsiones y de suposiciones, y comprobemos lo que tengamos que comprobar nosotros mismos.

Intentémoslo y luego hablamos.



Nota: muy relacionada con esta entrada está la de Tenesor Rodríguez.

50 comentarios:

  1. ¡Hola, Merche!

    Tus entradas siempre son muy motivadores y eso me encanta, ya que yo siempre tiro más para o negativo y prefiero no esperarme mucho por si luego las cosas no salen como quieres y te desilusionas. Eso sí, aspiro a mucho y creo que es verdad o que dices, pues sabemos que en general las cosas no van tan bien, pero el mundo de cada uno es completamente diferente. Me uno a tu idea: intentémoslo y luego hablamos.

    Saludos y que tengas una buena semana,

    Olatz Rodríguez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Olatz!

      Estamos acostumbrados a no aspirar a mucho "por si acaso nos estamos pasando con nuestras expectativas", pero lo cierto es que si no te lo propones y lo intentas... entonces sí será imposible optar a alcanzar tu objetivo :D

      Eliminar
  2. Yo hace tiempo que dejé de ver el telediario. Cada vez que voy a casa de mis padres y lo ponen, el mundo parece un lugar terrible. Pero luego salgo a la calle y tampoco me parece tan malo, la verdad.

    Parece que el Estado tiene la obligación de darnos trabajo, como si se pudiera crear empleo de la nada (otra cosa es facilitar las cosas para generarlo). Menos quejarnos de que los demás sean unos sinvergüenzas (aunque así sea por desgracia) y más hacer nosotros por buscar nuestro sitio. Y no pasa nada si hay que salir de nuestra ciudad para trabajar (no hablo de España, solo de nuestra ciudad habitual).

    Hablar es fácil y parece que yo lo puedo tener todo hecho. Pero lo cierto es que, si me pongo a pensarlo, he tenido que sufrir mucho a lo largo de mi vida (en el sentido de renunciar a cosas que me gustaban, como estar en Almería) para conseguir lo que quería. Con el tiempo me di cuenta de que no renunciaba tanto como pensaba: simplemente abría mi mente para dejar entrar algunas cosas deben de salir.

    Y sí, tengo clientes que me pagan después de siglos, que me ofrecen tarifas bajas, que cancelan presupuestos para la traducción de su producto al español sin que eso afecte a otros idiomas, etc., así que tampoco vivo en los mundos de Yupi.

    ¡Ánimo en la búsqueda! :)

    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en mi mano estuviera, yo tampoco vería el telediario.
      Me parece que se está llegando a un límite insospechado de manipulación de masas y, como consecuencia, se está agravando la crisis social que ya habría de por sí por el tema económica. Están haciendo que cunda el pánico como si les conviniera que así fuera.

      Desde siempre nuestro padres y abuelos han tenido que buscarse la vida y, aunque está claro que la situación no es buena, nunca nos ha gustado tanto recrearnos en nuestras lágrimas como ahora. A currar se ha dicho.

      :-)

      Eliminar
  3. ¡Hola Merche!

    No podría estar más de acuerdo con este artículo, parece que el futuro esté negro para todos los jóvenes y que estemos condenados a cobrar poco y a trabajar poco o de más. Yo creo que los traductores tenemos suerte con nuestro oficio porque nos permite trabajar en casi cualquier país o, si lo preferimos, para casi cualquier país pero desde casita :) Así que, al menos en teoría, la crisis no debería afectarnos tanto aunque luego parezca que sí...

    Por otro lado, desde la comodidad de mi sillón y recién desayunada, creo que la crisis también tiene su lado positivo. Pienso sinceramente que nos está ayudando a espabilarnos, a buscar donde no hay, a inventar maneras de conseguir clientes, a leer blogs cada día para ver si nos dan ideas, a plantearnos cooperar con otros porque la unión hace la fuerza y a darnos cuenta de que no hay nada seguro en esta vida.

    Espero no haber dado la impresión de que estoy contenta con la crisis, pero esta vez me ha apetecido verla como algo "medio bueno" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece un tema tabú, parece que está prohibido o muy mal visto decir que la crisis puede tener un lado """"""positivo"""""" como el que mencionas de espabilarnos. Estoy segura de que muchos conocemos a personas que se han acostumbrado a ir a clase, sentarse en la silla y que se lo den todo mascadito, y luego no saben empezar a moverse porque nunca lo han hecho.

      Un saludo :-D

      Eliminar
  4. Muchas gracias, Merche.

    Totalmente de acuerdo. Si no te metes en el fango, descubrirás si es cierto o no. No son tiempos fáciles para nadie pero hay que intentarlo. Es mejor así: vivir sin mieddo.

    ¡Un saludo!

    Javi

    ResponderEliminar
  5. Hola Merche!
    Desde mi punto de vista, a pesar de estar tan mal la cosa en el mundo laboral, no se debería tirar la toalla aunque a la primera, ni a lo mejor a la segunda nos salga como queríamos;
    Quizás tenga esa actitud tan positiva porque acabo de empezar la carrera y espero mucho de ella, pero al igual que yo,mis (casi) 90 compañeros.
    Un saludo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo esa actitud (ya lo ves, jeje) y llevo ya 6 años en la universidad. Y cuanto más negativo es todo, más positiva soy yo.
      ¡Un saludote!

      Eliminar
  6. Hola:
    Pues la verdad es que cuando yo empecé pasaba exactamente lo mismo y esto fue hace más de veinte años. Había que emigrar para formarse y conseguir el primer empleo y todo era bastante complicado. Por momentos pensé que nunca trabajaría como traductora y no fue nada fácil. Es bueno saber cómo está el mercado pero lo cierto es que luego cada uno tiene su historia como bien dices.
    Saludos y gracias por las reflexiones,
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Ana, por tu comentario desde la experiencia!
      Como decía alguien en twitter, "nadie dijo que sería fácil". Una cosa es conocer a fondo la situación para saber cómo enfocar tu carrera y otra informarse tanto que te dé miedo dar el paso de intentar tu objetivo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Aunque mi mensaje se base en una de esas frases pseudoprofundas con filtro vintage a las que haces referencia al final de tu entrada, creo firmemente en ella y me ha ido bien hasta el momento con ella:

    "Don't try it, just do it"

    Es muy Adidas, sí, pero creo que, si la aplicamos a nivel individual y de la manera adecuada, seremos capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos. Y de eso se trata. De hacer nuestros propios sacrificios, nuestras propias inversiones, para andar nuestro propio camino sin dejarnos influir demasiado por los demás.

    Ojo, que muchas veces viene bien un consejo o una perspectiva de alguien que haya podido andar un camino parecido al nuestro pero, como dices, no debemos pensar que a nosotros vaya a pasarnos igual que a esa persona. La vida da muchas vueltas, y donde hace 5 minutos una puerta estaba cerrada, dentro de 20 min a lo mejor ya se ha abierto y tú has sido el afortunado (o el mejor preparado para el puesto, los motivos y circunstancias pueden ser miles). Y sí, creo que la suerte es otro elemento importante. Por eso hay que estar también un poco locos a veces para atreverse a dar ese paso y poder ser valientes.

    Genial tus reflexiones, me han venido de maravilla para empezar con energía el lunes.

    Un saludo.

    Rafa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Don't try it, just do it" +1!!!!

      Eliminar
    2. Rafa, tú eres un buen ejemplo (estuve a punto de mencionarte) de cómo currándoselo uno puede conseguir grandes cosas. Estoy siguiendo tu evolución de cerca y me emociona mucho que alguien tan cercano en edad y en formación esté avanzando tanto en tan poco tiempo. Estoy muy orgullosa de ti, jeje :-)

      Eliminar
    3. El maestro Yoda decía algo parecido: "No lo intentes, hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes"

      Eliminar
  8. ¡Claro que sí! Lo primero es intentarlo.

    Un saludote.

    ResponderEliminar
  9. Muy buena entrada, Merche. ¡Gracias!

    Estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista. De hecho, hace poco hablé de esto con un traductor de larga trayectoria, su comentario: hay muchísimo trabajo, solo hace falta buscarlo bien (y crear oportunidades para que te encuentren, obviamente).

    ¡Que tengas una buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y no es una frase hecha, lo estoy viendo de cerca!

      ¡Un abrazo! :)

      Eliminar
  10. Genial, menos mal que unos cuantos pensamos así :) Muy de acuerdo con el comentario de Pablo. Estoy convencida igualmente de que los jóvenes podemos hacer mucho para cambiar el país; aunque tarde en llegar nuestro turno. Muchos de nosotros hemos viajado, hemos estudiado en el extranjero y con un poco de suerte (aunque para muchos sea un castigo) hemos podido trabajar fuera. Y eso te permite ver la vida desde muchas perspectivas. Creo que muchos adultos y mayores no conocen otras realidades y eso unido a cierta tendencia a no actuar, a pensar que no es posible cambiar ciertas cosas, les lleva a acomodarse en el lamento. Pero los que hemos tenido la suerte de pasar temporadas en el extranjero nos hemos hecho fuertes y sabemos que las cosas se pueden hacer de forma distinta y pueden funcionar.
    Por otro lado, que me voy del tema, hay que quitarse el negativismo y alejarse de quien sin tener ni idea arremete contra nosotros y nuestra labor o le resta importancia. Como no nos lo creamos nosotros, nadie lo va a hacer. Sobre esto hay mucho escrito en la red. Volviendo a lo personal, he trabajado en una empresa alemana como PM y sé que si fallan los traductores, se llevan al resto del equipo consigo. Así que un poquito de por favor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Olé, Paloma!
      Me ha encantado lo de "les lleva a acomodarse en el lamento", es la definición perfecta para definir a lo que me refiero. Y también es cierto que viajar nos da una perspectiva muy a tener en cuenta y nos ayuda a entender otras realidades... ¡o la misma realidad vista desde varios puntos de vista!

      Un saludo y gracias por tu comentario :-)

      Eliminar
  11. Muy de acuerdo con la entrada. Hace tiempo me puse a reflexionar y vi que, cuando la tele (y mucha gente) dice que se vivía de maravilla (hace 5-10 años), mi familia y yo lo pasamos fatal. Fatal de no tener para dar de comer a tus hijos. Ahora que dicen que todos estamos hundidos en la miseria, aunque no me sobre dinero tampoco me falta comida. Vamos, que mi vida ha ido contracorriente.

    Por eso me ha encantado cuando has dicho "a nivel individual, las cosas pueden irnos mejor o peor y (casi) todo está en nuestras manos". Lo que le pase a nuestro vecino no tiene por qué pasarnos a nosotros. Pero si nuestra actitud es resignarse y no intentar mover ni un dedo, por supuesto que nos va a pasar lo mismo.

    "Two little mice fell in a bucket of cream. The first mouse quickly gave up and drowned. The second mouse, wouldn't quit. He struggled so hard that eventually he churned that cream into butter and crawled out."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Como decía alguien por ahí arriba, es en estos tiempos difíciles cuando se comprueba quién está dispuesto a tirar la toalla antes de intentar nada y quién acaba convirtiendo los problemas en mantequilla jeje :)

      Gracias por tu opinión :)

      Eliminar
  12. Esta entrada viene como anillo al dedo para los que, como yo, empiezan a intentarlo ;)

    Últimamente lo único que oigo a mi alrededor son frases negativas, derrotistas, que te quitan (casi) las ganas de vivir. Cuando dices que vas a buscar trabajo lo más positivo que puedes oír es un simple "suerte", pero con esa desgana del que no confía en lo que dice. Sin embargo, cuando comentas que lo que quieres es hacerte autónomo (como muchos en nuestra profesión) entonces no esperes nada, si acaso una carcajada. En mi caso, prefiero ni decirlo, porque sé con lo que voy a encontrarme: ¿Y qué vas a hacer? ¿Y tú tienes dinero para eso? ¿Y te crees que vas a salir adelante? ¿Y cómo piensas hacerlo si no tienes clientes? Y, lo peor: ¿y qué vas a vender? (verídico).

    Como tú dices: hay que intentarlo. Hay que tropezar, hay que levantarse, y puede que volvamos a caer (eso es la vida, ¿no?) pero siempre siguiendo nuestras propias decisiones, nuestros sueños, y sin excusas.

    Y ya termino: un problema grave de esto que dices es que hay muchas personas que lo que tienen es envidia de los que sí se atreven, y sus comentarios negativos y de desaliento no son otra cosa que esa envidia oculta tras lo que ellos llaman "realismo", cuando en realidad lo que intentan es que tú te eches para atrás y seas tan mediocre como ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a ese tipo de gente mejor no decirle cuáles son tus planes porque lo único que te dirán es eso que mencionas. Hay mucha ignorancia y, como muy bien dices, mucha envidia.

      Un abrazo y gracias por tu reflexión :)

      Eliminar
  13. "Un problema grave de esto que dices es que hay muchas personas que lo que tienen es envidia de los que sí se atreven, y sus comentarios negativos y de desaliento no son otra cosa que esa envidia oculta tras lo que ellos llaman "realismo", cuando en realidad lo que intentan es que tú te eches para atrás y seas tan mediocre como ellos."

    Bravo, Elena. Plas, plas, plas. :)

    ResponderEliminar
  14. Hola, Merche.

    Me ha encantado esta entrada. Hace poco me puse a contar las personas de mi promoción que se han propuesto siquiera intentar meter sus cabecitas en el mundo de la traducción, y me sobraban dedos. Demasiados dedos.

    Es verdad que las cosas están muy mal, gente muy cercana a mí está pasando por situaciones impensables hace unos pocos años en un país "desarrollado". Pero una cosa es ser realista y barajar las posibilidades, entender los riesgos y lanzarse a la piscina con manguitos... y otra muy distinta es utilizar las desgracias del prójimo como excusa porque nos da miedo aprender a nadar.

    Lo siento, soy una optimista nata, y me da mucha, muchísima pena ver a traductores potencialmente buenos rendirse antes de empezar. A traductores y a cualquiera. Habrá casos para todos los (dis)gustos, pero no creo que la gente en general intente que otros sean mediocres, simplemente creo (con todos los respetos) que son cobardes. Y tienen derecho a serlo, y probablemente hasta motivos, pero es muy triste.

    Como decía hace poco por Twitter (todavía no domino los filtros vintage, pero estoy en ello): no son tiempos difíciles para los soñadores, son tiempos horribles para los que no lo son, ya que a nosotros al menos nos quedan nuestros sueños.

    Y después de este comentario tan desorganizado, me voy a dormir que mañana toca seguir intentándolo. Un abrazo y gracias por esta dosis de motivación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Dentro de unos meses echaré un vistazo a ver cuántos de mi promoción hemos intentado meter la cabeza :-P

      Me alegro de que también seas positiva, y tu frase prefiltro vintage tiene toda la razón: son tiempos horribles para los no soñadores (o a los que se lo han dado todo hecho, de llegar y poner el culo en el asiento y punto).

      Un abrazo :)

      Eliminar
  15. ¡Uy! Vi la entrada el otro día y no me dio tiempo a comentar. Merche, me ha encantado.
    Yo también hace mucho que decidí no ver el telediario. No estoy desinformada, leo periódicos, sé que las cosas no le van nada bien a mucha gente y que los hay que lo están pasando realmente mal. Pero también sé que hay gente que se las apaña bien a pesar de ese clima de negativismo, miedo y hecatombe que nos quieren meter en el cerebro sí o sí, gente que lucha por salir adelante y que intenta vivir la vida con una sonrisa. Yo, sin duda, me cuento en el segundo grupo.

    No dejemos que nadie nos diga que no podemos. La primera derrota es no intentarlo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Yo cada vez estoy más convencida de que posibilidades hay. Que no conseguiremos un trabajo en España con las condiciones con las que lo conseguiríamos en el extranjero, pues vale. Tampoco en el extranjero tenemos el clima y el ritmo de vida de España; no se puede pedir todo.
    Además, creo que una de las cosas positivas de una carrera como Traducción e Interpretación es que las salidas, en principio, son muy variadas, si uno no se cierra muchas puertas: turismo, enseñanza, trabajo en plantilla, freelance, etc.
    Ánimo, que todos nosotros podemos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Si por alguna razón descubres que traducir no es lo tuyo, has estado 4 añazos estudiando inglés y español a tope, con lo que te abres muchísimas puertas :)

      Eliminar
  17. Hola, Merche (y resto de "comentaristas"):

    ¡Bien, bien y muy bien! No voy a ser tan ingenua ni inconsciente como para decir que la situación es fácil pero, desde la perspectiva que me dan las cinco décadas largas que llevo ya por aquí, nunca he conocido que la situación fuera "fácil" en ningún campo; o igual es que soy un desastre y siempre he eligido los sectores equivocados... ;-). Ya hace 35 años te recomendaban que si "querías asegurarte la vida" hicieras oposiciones para conseguir un puesto de funcionaria; lo que pasa es que generalmente la memoria es misericordiosa y sólo recuerda las cosas buenas, pero ha habido momentos tan malos como este muchas veces.

    Quizá la diferencia ahora sea que las expectativas eran más altas, o que se ha hecho creer a la gente joven que por tener un título (y ya con varios másters, ni te digo) ya estaba todo hecho. Pues no, hay que peleárselo, sacudirse todos los "es imposible", "con la que está cayendo (¡cómo odio ese latiguillo!) me tengo que conformar con esto", "para qué intentarlo, si ya sabemos cómo está todo", y demás letanías catastrofistas. Como dice Paloma, es más fácil "acomodarse en el lamento" o, siguiendo la línea de midnightintranslation (¿Elena?) dedicarse a echar cubos de agua fría a los que intentan hacer algo porque, aunque tropiecen, terminan demostrando que es posible vivir de esta actividad o de casi cualquier otra, siempre y cuando no estés esperando a que se te aparezca el genio de la lámpara a concederte los tres deseos.

    En fin, esto lo dice alguien que empezó como Ingeniero Técnico Agrícola (hace 35 años, una "ridiculez" de carrera para una mujer sin intenciones de opositar), a los cuarenta y pico (otra "locura": "¡a estas alturas de la vida, y con la que está cayendo"!) se recicló para ser traductora y lleva 35 años viviendo ricamente -con sus altibajos, lógicamente- de estas dos "inútiles" profesiones.

    Un abrazo a todos y, recordemos que el mayor inconveniente es siempre el miedo. ¡Ánimo! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miedo es el peor enemigo en cualquier situación, desde luego.
      Gracias por aportar tu perspectiva. Aún hoy sigue escuchándose a menudo eso de que es mejor opositar (si salen plazas, ya), y conozco casos cercanos en los que los padres no conciben otra salida para sus hijos que esa. Es muy triste tener la mente tan cerrada, pero ocurre. ¡Pero aquí estamos nosotros para evitar que siga siendo así! :-D

      Eliminar
  18. Hola Merche!

    Enhorabuena por tu blog!! Acabo de descubrirlo y no sabes lo que me está ayudando en este momento, desprendes energía positiva y tienes toda la razón, hay que intentarlo! Como diría Yoda "Try not. Do or do not, there is no try." Nunca es tarde para perseguir un sueño, a mis 39 años, licenciada en Filología Inglesa hace 17 años y con trabajo estable pero nada relacionado he decidido dar un giro total a mi vida y espero poder dedicarme a traducir a tiempo completo en un plazo máximo de dos años. Mientras tanto seguiré tu blog :)

    Mucho ánimo y trabajo para todos!!! Y salud, que es lo más importante!

    AT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito mensaje!
      Lo lei desde la cama nada más despertarme y se me puso una sonrisa de oreja a oreja.
      Enhorabuena por la decisión de dar un giro a tu vida, es genial escuchar historias de estas.
      Ojalá consigas lo que te propones

      Un abrazo enorme desde Salamanca :)

      Eliminar
  19. Hola.

    Yo soy otras de las que ya no ven apenas el Telediario, lo pintan todo muy catastrofista. Es más, cuando no veo noticias de ningún tipo ni leo nada en periódicos, estoy más contenta. La situación pinta muy fea, y siento decir que yo lo veo negrísimo para los jóvenes que no pueden emigrar. Es un error el que está cometiendo el gobierno dejando ir a los talentos, eso que llaman "Fuga de Cerebros". Muchos, por no decir todos, no volverán y España será un país de pensionistas.

    Laboralmente también aspiro a la traducción, pero necesito money para formarme (Soy licenciada en Filología Inglesa y con la carrera a palo seco es muy porbre), y sumado a la escasez de becas lo veo chungo. Soy realista en eso.

    A veces me da por pensar cómo sobrevivieron nuestros abuelos en la posguerra...

    Besos y buen blog. Empezaré a seguirte y leerte //

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Silvia, y bienvenida! :))

      Yo veo futuro para los jóvenes que nos quedemos aquí... siempre y cuando espabilemos. Si seguimos con la misma actitud de siempre de enviar el CV de Europass en masa, entonces no habrá resultados. Es hora de ponerse las pilas...
      ¡Ánimo con tu formación!

      Eliminar
    2. Hola. No he podido resistirme a preguntar: y si no enviamos CV de Europass en masa ¿cómo buscamos trabajo? Hay que cambiar el chip, claro está, pero ¿cómo hacerlo? Curiosamente me acaban de enseñar en el INEM mediante talleres cómo redactar el CV Europass para luego empezar a mandarlo.

      Merche, según tú, ¿qué futuro nos queda a los que no emigran? ¿cómo espabilar? ¿es el CV efectivo para buscar empleo? Te lo dice una chica de casi 30 tacos con un currículum tristemente en blanco.

      Gracias.

      Eliminar
    3. ¡Hola, Melocotona!

      Pues yo optaría por empaparme de redes sociales: crearte un perfil en LinkedIn, investigar qué empresas te pueden interesar, buscar quién puede necesitar tus servicios de traducción, aprender a venderte (crearte una web o un about.me para que al poner tu nombre en Google salga "algo" profesional), etc.

      Respecto al CV, existen multitud de plantillas por la red que son mucho más visuales y creativas que un Europass, totalmente impersonal. A no ser que te lo pidan específicamente, yo mandaría siempre algo "único" que tú misma diseñes a partir, como digo, de una plantilla (por ejemplo).

      Mandar CV en masa no funciona porque simplemente no son personalizados. Mandar un Europass en Infojobs no es la única opción. Una vez tienes tu CV "visual" creado y sabes qué ofreces, qué tienes que aportar, etc, yo redactaría cartas de motivación personalizadas para cada empresa o cliente en potencia. No se trata de hacer la pelota sino de recurrir a una frialdad profesional que a la otra persona le transmite que puedes ser la solución a un problema que (quizá) aún no tiene.

      A los que no emigraMOS nos queda aplicar el coco, la imaginación. ¿Cómo espabilar? Dejándose de teorías y poniéndose a la práctica. Yo he aprendido muchísimo leyendo blogs y entradas sobre qué no hacer, cómo no actuar, la importancia de las redes sociales, etc.

      No es que el CV sea o no efectivo. El CV es un "papel" donde plasmas lo que sabes, no es una llave. La llave eres tú, el CV es un anuncio de la llave. Tienes que convencer a quien quieras de
      - POR QUÉ TÚ Y NO OTRA PERSONA
      - QUÉ TIENES DE ESPECIAL
      - TIENES PRESENCIA EN LAS REDES, "ESTÁS AL DÍA"
      - TIENES IMAGINACIÓN Y NO SIGUES LA CORRIENTE EUROPASS

      Estas son algunas de las cosas que se me ocurren. El otro día hablando con una amiga que tampoco sabía por dónde empezar, le hice una prueba muy sencilla. Puse su nombre en google.
      ...
      ...
      ...

      Nada. No aparecía absolutamente nada. Era invisible para cualquiera que tecleara su nombre. Eso, a día de hoy, no da confianza.
      Puse mi nombre en Google y apareció mi Linkedin, mi About.me, mi facebook, mi twitter... MIL vías por las que una persona podría dar conmigo.

      Adiós perfiles falsos, fotos de objetos, faltas de ortografía y falta de motivación.
      Hola auténtica identidad, foto profesional, buena escritura y actitud positiva.

      Eliminar
  20. Hola Merche:

    ¡Me ha encantado tu entrada! Yo soy de la opinión de que en esta vida la suerte también juega un papel decisivo. Muchas veces hay que estar en el lugar adecuado y en el momento oportuno para que las cosas te salgan bien. Algunas de mis amigas que acabaron la carrera en el 2011 o 2012 me decían que había tenido suerte de encontrar trabajo antes de la crisis. Sinceramente, empecé a trabajar en 2008 y en 2010 nos despidieron a toda la plantilla de España (4 oficinas y casi 100 trabajadores), así que lo he sufrido en mis carnes (todavía estoy esperando la indemnización...). Pero no me asusté por eso, me di de alta como autónoma y, a día de hoy, fue lo mejor que pude hacer.

    Sinceramente, en el último año he visto a mucha gente que no encontraba un puesto en plantilla montar su propia empresa (arquitectos, informáticos, fotógrafos, etc.) Si no se arriesga no se gana.

    Yo también soy de las que cuento con los dedos de una mano las personas de mi promoción que nos dedicamos a la traducción. Pero bueno eso ya depende de cada uno.

    Un saludo,
    Aitzi

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola, Merche!
    Pues yo sí me voy a mojar: se puede vivir de la traducción, además muy bien :) Ahora, eso sí, renunciando a mucho, siendo flexible, movible y todo lo que termina en "ible" que conlleve no quedarte esperando a que vengan a buscarte.
    Completamente de acuerdo con Pablo.
    Me da pena que haya que salir de España a buscar trabajo blablabla, ah, no, que yo también lo hice... y gracias a eso me puedo permitir el lujo de decir ahora que no a tarifas abusivas o a proyectos que no me vengan bien. Y ahora he vuelto a España :)
    Un abrazo a todos y mucho ánimo, que hay trabajo para dar y regalar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Alicia! ¡Qué alegría de respuesta! Gracias por este comentario :)

      Eliminar
  22. "Para poder forjar mi propia opinión al respecto necesito comprobarlo por mí misma."

    Estoy de acuerdo con eso, Merche. Sin entrar a evaluar el contenido del post o de los comentarios y respuestas (porque te conozco y me imagino más o menos la idea que tienes) alguna vez me has llegado a exasperar un poquillo porque la verdad es que no nos podemos adelantar a algo que no haya pasado y hasta que no lo haces, no lo sabes.
    Diría que he pasado tanto por el (+) como por el (-) que mencionas, pero han sido muchas etapas y experimentos. Como siempre he sido muy impulsivo, no he esperado ni me he pasado años llenos de dudas, preocupaciones, cuestiones, quedándome despierto toda la noche angustiado con miles de preguntas y futuribles... Y lo he hecho y ya está (y a veces me ha salido bien y otras mal).
    La mejor forma de saber es liarse la manta a la cabeza y ya...
    En todo caso, si tanto problema tienes con el riesgo, haz un plan de empresa y plan de marketing haciendo un buen análisis DAFO y así tienes una forma de evaluar, asesorar y plantear un remedio para todos los riesgos que puedan surgir.
    En el ciberespacio te podemos decir de todo, pero ya conoces el dicho: "100 españoles, 100 opiniones".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué no entras a evaluar el contenido del post ni los comentarios ni las respuestas? Si de eso se trata, ¿no? xD

      Soy una persona que tiene dudas diría que desde antes de nacer, y creé este blog con muchas intenciones, entre otras, desahogarme y saber qué opinan los profesionales. Siento que te hayas exasperado, pero soy impulsiva y me come la confusión a veces. Por supuesto, hasta que no pasan las cosas, no las sé, lo cual no quita que, por mi forma de ser, intente adelantarme a los acontecimientos y prever qué pasaría si tal o cuál.

      Saludos salmantinos :)

      Eliminar
  23. ¡Hola Merche! Qué lindo escribís, me siento tan identificada con lo que decís y estoy tan de acuerdo con los comentarios de todos, que no podría aportar mucho más que un gracias por el optimismo que me llevo de esta entrada. En Argentina pasa exactamente lo mismo... Solo es cuestión de definir para qué lado queremos ir, ¿no?

    Saludos desde Argentina ;)

    ResponderEliminar
  24. No me han gustado nada esas dudas sobre poder vivir o no de la traducción. Yo empiezo la carrera el año que viene (o eso espero) y si las cosas están así, casi estoy por irme a ingeniería (que era mi segunda opción). ¿Y en la interpretación que tal están las cosas? Porque si estudiera traducción tengo claro que iría por la especialidad de interpretación, que es lo que más me gusta

    ResponderEliminar