lunes, 8 de julio de 2013

Pros y contras de tener un Mac siendo traductor



En marzo del año pasado di el paso que llevaba queriendo dar mucho tiempo: me compré un Mac. Concretamente un MacBook Pro de 13 pulgadas. Conocía a gente que tenía modelos anteriores y estaba contentísima por varias razones con las que yo estoy de acuerdo a día de hoy y que especificaré más adelante en esta entrada. Sin embargo, no me paré a pensar que ninguna de las personas que conocía era traductor, así que tras hacer alguna pregunta no muy exhaustiva en las redes y recibir como respuesta algo tipo "se puede, yo lo tengo", no me lo pensé más.

Ahora, un año y pico después, creo que puedo decir que... me arrepiento hasta cierto punto. Si bien es cierto que hay una serie de ventajas que no cumplían en su momento otros ordenadores (quizá ahora sí, los ultrabooks), existen bastantes desventajas como usuario y como traductor. Todo esto, por supuesto, es una opinión personal no especializada y quizá la mitad de las desventajas que yo veo se puedan solucionar con práctica o con algún método, pero mi experiencia es que llevo un año y pico y no he conseguido aún hacerme a ciertas características del ordenador incluso intentado por mis propios medios mejorar la experiencia. A continuación os presento 5 ventajas y 3 inconvenientes. Aunque en número ganen las ventajas, juzgad vosotros mismos cuáles pesan más en la balanza en el día a día de un traductor:


VENTAJAS

  • Batería: Fue una de los aspectos que más me atrajo desde el principio. El hecho de poder hacer viajes sin preocuparme de que no haya enchufes o ir a los exámenes sin cargador era una auténtica maravilla. Traducir sin preocuparse del tiempo, qué más se puede pedir. Ahora, tengo entendido, hay algún ultrabook que van a sacar que llega a las 12 horas (teóricas, supongo, porque mi ordenador supuestamente aguanta 8 horas y en realidad aguanta 5, pero no es lo mismo leer un word que ver vídeos, claro).
La maravilla de la retroiluminación
  • Sin virus ni errores: El ordenador que tenía antes que este, un Samsung, acabó desesperándome por los errores que daba constantemente. Simplemente abrir un Doc o un PDF daba varios errores hacia el final de sus días, por no hablar de cuando se petaba y directamente no respondía. Imposible traducir así, claro. Ni el técnico sabía qué hacer. Los virus y los troyanos también estaban presentes en mi vida por aquel entonces. Ahora, por suerte, no.
  • Peso: Este aspecto me maravilló en su momento. Me parecía que pesaba poco (más que el MacBook Air, claro, pero no escogí este porque no tenía lector de CD/DVD y solo tenía un puerto USB, si mal no recuerdo). Ahora ya me pesa bastante después de haber tenido en mis manos los ultrabooks que andan presentando últimamente.
  • Teclado retroiluminado: Parece una tontería pero el hecho de poder estar en la oscuridad tecleando viendo las letras es una pasada, y esta característica no la tenía ningún otro ordenador en ese momento, que yo supiera. Muy, muy útil.
  • Silencio: me quedé impresionada de lo silencioso que puede llegar a ser un ordenador, porque todos los que conocía hasta entonces parecían helicópteros a punto de emprender el vuelo. El Mac, salvo excepciones, no suena nada de nada, seguramente porque el ventilador es interno.

Peso: 2 kg

INCONVENIENTES

  • Emulador de Windows: Gastarse los cuartos en lo que costarían dos PC para luego tener que iniciar Windows en Mac no tiene nombre. Sabía que lo tendría que hacer antes de comprármelo, pero lo que no sabía era que el Parallels, que es el que yo uso, tardaría aproximadamente 45 minutos en iniciarse (teóricamente tarda muchísimo menos, pero en la práctica no me responden las acciones con total fluidez hasta que ha pasado ese tiempo). Quizá si aumentara la memoria RAM esto sería diferente; cierto es que compré el de menor capacidad porque, asesorada por "profesionales", me aseguraron que tendría "de sobra" con eso. Pues no, no me sobra. De hecho, me falta. 
  • Atajos de teclado: Después de estar años y años para controlar muchísimos atajos de Word extremadamente útiles, llegó Mac y acabó con la rapidez. Todos sabemos que traducir rápido está muy relacionado con el dominio de los atajos de teclado, así que os podéis imaginar el tiempo que pierdo, aún hoy, teniendo que ir con el trackpad incluso para poner la negrita (no creáis que no he intentado personalizar los atajos para ponerlos como en Windows: lo he intentado y nunca se guardan).
  • El teclado en sí: Muy relacionado con el tema atajos. El hecho de no tener las mismas teclas que en Windows podría parecer poco importante, pero en realidad poco a poco vas echando de menos teclas tan básicas como suprimir... Para que os hagáis una idea, para suprimir hay que pulsar dos teclas. Sí.

Estas son las ventajas y los inconvenientes de tener un Mac siendo traductor. Ah, y doy fe de que, ahora que trabajar mucho tiempo con portátil todo el día machaca espalda, muñecas y cuello. Al probar lo que es trabajar con ratón, teclado y pantalla externa, he notado un montón la diferencia. Lo que no sé es si ponerle todo eso externo a un Mac requiere que tenga que ser de Apple o puede ser para Windows. Bueno, ahora me gustaría que dejarais vuestras opiniones al respecto ¿qué experiencia tenéis vosotros? ¿Mac o Windows? ¿Habéis podido comparar? ¿Con cuál os quedaríais?

62 comentarios:

  1. Personalmente, no soy muy fan de los Mac, ni de los productos Apple en general.

    Me da la sensación de que se paga más por tener la manzanita que otra cosa. Hay cientos de comparativas entre un Mac y un PC con las mismas prestaciones, y no es raro que dupliquen el precio. Y si encima acabas usando Windows... pues para eso, un PC directamente, y unas perras que te ahorras desde el principio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya... jaja aunque para saber qué resultado da te tienes que gastar las perras primero xD

      Eliminar
  2. Yo personalmente prefiero Windows por el tema de los atajos: con el tiempo he aprendido unos cuantos y me costaría horrores cambiar el chip a estas alturas. Además, como llevo años con Windows ya me conozco todos los menús, submenús y toda la pesca. También creo que hay alguna que otra incompatibilidad de programas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me está costando muuuucho el cambio incluso un año y pico después :(

      Eliminar
  3. En su momento, pasó como con el iPod o el iPhone, no había competidor posible. De hecho lo más parecido a un iPhone, por ejemplo, era la Blackberry. Pero las cosas han cambiado. Ahora mismo yo tengo un ordenador bastante reciente (DELL) que ya cumple todas las características que te llamaron a ti la atención en el Mac y que como bien dices, entonces, no tenían otros ordenadores (es verdad, Mac siempre ha sido el primero en todo). Mi ordenador es ligero, tiene las teclas iluminadas, se enciende y apaga de forma rápida y silenciosa y tiene una autonomía real (comprobada traduciendo) de más de 6 horas con las características de ahorro de energía bien configuradas. Entiendo que en su momento se eligiera un Mac pero ahora mismo, desde mi punto de vista traductor... no tiene tantas ventajas (hasta que los formatos y programas se uniformicen ................) Eso sí... Apple es Apple y responde como ninguna otra empresa y yo de momento en telefonía me fio más... en ordenadores no puedo decir lo mismo pero por lo que tu dices... abrir windows en Mac DUELE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, ahora la competencia es feroz y prácticamente igualan en prestaciones a los Mac (casi casi).

      Eliminar
  4. Yo llevo 20 años trabajando como traductor, y de los cuales los últimos 10 lo he hecho siempre con portátiles Thinkpad, antes de IBM, y ahora de Lenovo. Estéticamente no son agradables, pero son robustos como ellos solos y apenas me han dado problemas. Mac o Windows? Está claro que para nosotros lo mejor es Windows. Hay un sinfín más de programas y encima son infinitamente más baratos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Lenovo no lo había visto muy a menudo hasta hace relativamente poco, pero reconozco que están ganando seguidores :)

      Eliminar
  5. Hola, Merche:

    En primer lugar, tal y ya te dije por Twitter, no estoy de acuerdo con el artículo. O mejor dicho, no son esos los puntos por los que yo diría sí o no a trabajar con un Mac o con un PC de toda la vida. En realidad, lo que comentas, ni siquiera es específico para traductores, sino que es un problema que puede tener cualquier usuario que decida pasar de Windows a Macintosh.

    En segundo lugar, el motivo por el que cambié del PC de toda la vida a Apple fue por cuestiones de estabilidad y rendimiento del equipo. De hecho, estuve reflexionando si debía o no debía cambiar del PC al iMac —el de sobremesa— durante muchísimo tiempo, pero me daba mucha pereza y cierto miedo tener que instalar Windows en el Mac, además de tener que reinstalar todos los programas para traducción, diccionarios, carpetas, etc. y luego probar qué tal funcionaban. Algunos compañeros me decían que no le diera tantas vueltas y que lo probara de una vez. Un día, me llamó mi mujer de su trabajo y le dije que no podía hablar con ella en ese momento, porque el PC —prácticamente nuevo— se me había vuelto a estropear, tenía que entregar una traducción y tenía que utilizar el portátil y volver a empezar a traducir. Esa tarde, al llegar a casa, mi mujer me trajo un regalo: el iMac. «Para que no te vuelva a pasar lo de esta mañana». De esto hace ya más de tres años. Debo decirte que, hasta ahora, no me he arrepentido en absoluto. Es más, también le he comprado uno a mi mujer, dado que en su trabajo su PC también se estropeaba cada dos por tres y los informáticos tardan en venir días a arreglarlo. Con respecto a los motivos por los que pensaba adquirirlo, debo decir que estoy más que satisfecho. En todo el tiempo que lo llevo utilizando, Windows no se me ha quedado colgado ni una sola vez. Eso, para mí, es una grandísima ventaja. Te podría hablar de muchas otras ventajas que tiene para mí pero no tengo tiempo ahora mismo y no tienen mucha relación con la entrada. Además, no soy comercial de esta marca, por lo que me abstendré de hacerlo.

    En tercer lugar, no compraría un MacBook Air para trabajar. Es muy bonito, muy ligero y puede resultar muy cómodo para viajar. Sin embargo, en cuanto a características técnicas, la pantalla me resulta pequeña y tampoco tiene unas prestaciones como para trabajar. Al menos esa es mi opinión. En relación con el emulador de Windows, utilizo VMware y me funciona de maravilla. No tenía conocimiento de que Parallels diera tantos problemas.

    En cuarto lugar, debo decir que lo de los virus y los errores no es una ventaja: sí existen virus y sí hay errores. Infalible, infalible no es. Ahora bien, te garantizo que no hay comparación con el PC. Al menos, esa es mi experiencia. Dicho esto, también quisiera decir que la cuestión del precio no me ha importado, dado que, hasta la fecha, me he ahorrado bastantes dolores de cabeza.

    En quinto y último lugar, de la misma manera que digo que estoy encantado con mi iMac, debo decir también que hay otros productos de esta misma marca que no me satisfacen tanto. Por ejemplo, un cliente me ha regalado recientemente un iPod y me gusta mucho, suena muy bien y es muy bonito. Sin embargo, si tuviera radio, ya sería la repera.

    Saludos.

    Tenesor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tenesor :)

      Me alegro de que estés tan a gusto con tu Mac. Yo estoy a gusto hasta cierto punto, como explico en la entrada. Sin embargo, soy consciente de las ventajas que tiene frente a un Windows, pero aun así me parecía oportuno hacer una comparativa a título personal. El precio es un impedimento si eres estudiante y el Imac, si planeas mudarte de ciudad y no llevar encima la pantalla del Imac. En cualquier caso, para gustos colores :) Por cierto, yo tengo ipod y estoy encantada, porque además tiene radio. :)

      Eliminar
  6. ¡Hola, Merche!

    Yo tengo un MacBook desde 2009 y la verdad es que no me arrepiento en absoluto del dinero invertido en la máquina. Creo que las ventajas ganan a los inconvenientes. La rapidez, la eficacia, la falta de virus, la ausencia de "pantallazos azules", el diseño... Bajo mi punto de vista, son ordenadores muy intuitivos que facilitan el trabajo.

    Acerca de lo que contabas de Paralells, yo estoy utilizando Virtualbox, pero me temo que tampoco soy una usuaria muy experimentada en este programa, y todavía no tengo muy claro si me quedaré con uno o me pasaré al otro.

    Sobre lo que comentabas de ponerle una pantalla externa y un teclado que no sea de Mac: sé que la pantalla sí. Puedes comprar una pantalla y un adaptador para conectarla al ordenador, eso sí, con casi todas las pantallas vas a perder la maravillosa definición que tienen las pantalla retina (digo con casi todas porque no sé si realmente es con todas). Y respecto al teclado sé que también puedes utilizar uno que no sea Mac, eso sí, tendrás que acostumbrarte a que las teclas del teclado no se corresponden con las del teclado del Mac (http://support.microsoft.com/kb/970299/es).

    Y sobre los atajos, yo utilizo bastantes atajos de teclado con mi ordenador. He encontrado este link que puede resultar de utilidad: http://www.hazloenmac.com/hazlo_asi/atajos_teclado_mac.html

    Una entrada muy interesante, ¡a ver qué comenta el resto de los usuarios Mac y Windows para poder aprender más!

    Leticia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo veo problemas a la hora de poner algo externo xD De todas formas, mi pantalla no es de retina, es el modelo anterior.
      Los atajos de teclado los he buscado, intentado memorizar, etc. Pero cuando trabajas todos los días con Windows y llegas a casa y tienes que reacostumbrarte, es horrible :(

      ¡Un saludito y gracias por pasarte!

      Eliminar
    2. Es verdad que lo de los atajos es un poco lío y que echas de menos la tecla Supr e Impr Pant, pero te acabas acostumbrando. Yo ahora paso de Windows a OS con bastante facilidad. En la oficina Windows y en casa, Windows u OS según se tercie. El mío también es un MacBook, de los Refurbished y no me arrepiento en absoluto.

      Eliminar
  7. ¿Has probado la estabilidad de las aplicaciones en un PC? Suelen ser más estables en un mac con Parallels o VMWare que en un Windows sobre un PC. En casa tuvimos 2 PC en 3 años con diversos cuelgues de esos de "reinstale güindos" y borre el disco. Eso no me ha ocurrido jamás con el windows en un mac. Hace 7 años que tenemos un mac para las traducciones y NUNCA ha dado un problema, ni en el lado mac, ni en el lado PC. Y los poco quebraderos de cabeza han surgido del lado PC por el nefasto diseño de muchas aplicaciones para güindos.

    Por supuesto, si corres un emulador en un ordenador, necesitas RAM para el ordenador original y el emulado. Lo mismo ocurre con los procesadores. Como el mac tiene al menos 2, no es una limitación, pero necesitas un mínimo de 4 Gb de RAM para que ambos anden con tranquilidad, a menos que uses el XP en el güindos emulado. Quien te haya aconsejado otra cosa es que en la vida ha usado un emulador.

    El silencio de cualquier mac comparado al motor turboalimentado a reacción sin silenciador de los PC, no tiene precio (como dice el anuncio)

    Respecto a los atajos de teclado, en un mac, TODOS LOS PROGRAMAS (excepto los de Moco$oft) usan los mismos atajos. Es no ocurre en güindos ni en ningún programa de la marca de descerebrados de Richmond. El no tener que aprenderse los atajos para cada programa tampoco tiene precio. Claro, que si usas solo Moco$ofismos, no notas esa ventaja. Pero es que hay que estar chalado si te compras un mac para usar el Office (úsalo en güindos, que es donde se diseñan).

    Sobre incompatibilidades, un dato: es cierto que un programa de Moco$oft Office abierto en mac y en PC se puede ver distinto, y es demasiado frecuente. Pero resulta que un documento de OpenOffice o LibreOffice se ve IGUAL en un mac, en un PC y en un linux. Y cuando tienes un documento Office que tiene problemas, resulta que se resuelven si los abres con el Open/LibreOffice o incluso con el iWork de Apple. Por tanto, ¿Dónde está al fuente de la incompatibilidad? De nuevo en los malos diseñadores de programs que tiene Moco$oft.

    Por último, no podemos pretender usar un mac como usábamos el güindos. Ni tampoco alrevés. ¿A que un Nokia 3300 no se hacía funcionar igual que una Blackberry?

    En resumen, que uno puede preferir más un sistema que otro porque está acostumbrado a uno de ellos (los humanos somos animales de costumbres). Pero acosumbrarse a entrar a la cocina a través de la puerta del garaje siempre que no abramos la terraza (filosofía güindos) nunca será mejor que estar en el salón y saber que puedes escoger dónde quieres entrar :-)

    Y me callo ya :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mal consejo de los pseudoprofesionales que me lo vendieron han dado pie a muchos problemas, por lo que leo. Pero es lo que hay xD

      A mí tampoco me ha dado problema para las traducciones en sí, sino que me resulta incómodo por todo lo que he explicado en la entrada, lo que no quiere decir que dé fallos.

      Desde luego, sé que yo prefiero el Windows por ser animal de costumbres. No niego que el Mac sea una maquinaza. Solo que yo no me hago :)

      Eliminar
  8. Los «profesionales» que te recomendaron ponerle el mínimo de memoria los puedes poner ya en tu lista negra. Ponle siempre el máximo de memoria que admitan, con el precio que tiene la memoria hoy es para no pensárselo. Si no me equivoco, tu modelo sí permite ampliarla por tu cuenta; suponiendo que lo haya elegido bien en el menú de Crucial, esto es lo que te costaría:
    http://www.crucial.com/eu/store/listparts.aspx?model=MacBook%20Pro%20(13-inch%20and%2015-inch%2C%20Mid%202012)&Cat=RAM

    La mayoría de las veces he comprado la memoria para mis Macs en Crucial, y ningún problema. Ten presente que es la ampliación más rentable que jamás podrás hacerle a tu ordenador, en términos de aumento del rendimiento/precio. Sin duda la poca memoria es la causa de que Parallels te vaya muy mal, aunque puede ser otra cosa. Hace años tuve un iMac en el que Parallels iba fatal pero Fusion iba a la perfección.

    Lo último, los atajos de teclado son un shock al principio, pero una buena regla general es que puedes cambiar CTRL por cmd (⌘); los principales atajos funcionarán así. Tardé muy poco en acostumbrarme y en que me resultara mucho más cómodo (y ergonómico) usar pulgar+índice en lugar de meñique+índice. Luego hay atajos que puedes configurar a tu gusto desde Preferencias del Sistema -> Teclado. En mi caso tengo ⌘+< para pasar a la ventana anterior de una aplicación, y ⌘+> para pasar a la siguiente. Me caen cerca de donde suelo dejar la mano y para mí es agilísimo. Pero es que puedes incluso crear atajos para acciones que no lo tengan. Para eso, pregunta, mujer. ¡Mira que en su momento te dije que nos preguntaras que estaríamos encantados de ayudarte como buenos maqueros! Ay, ay.

    Aparte de eso, es muy interesante conocer la experiencia de otro traductor que usa Mac, gracias por escribir el artículo. Yo por mi parte no quiero volver al PC. Usar un PC es como tener un taller y estar cada dos por tres arreglando cosas; con el Mac puedo trabajar sin que me estorbe.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Merche:

    Yo tengo un iMac y un Windows, aunque en general utilizo más el Mac porque es más silencioso, más rápido y no se cuelga aun teniendo veinte aplicaciones abiertas.

    Los dos sistemas operativos tienen sus cosas buenas y malas: Windows es un SO mucho más común, por lo que se desarrollan muchas más aplicaciones para él, incluyendo software de código abierto, TAOS, juegos, etc. Eso sí, también existen muchos virus, troyanos y demás fauna.

    MacOS es menos común y más cerrado, por eso tiene menos aplicaciones pero, en general, no fallan (excepto Office, por supuesto). Existen herramientas de traducción que funcionan en Mac como Wordfast u OmegaT, que son las que utilizo cuando no necesito Trados.

    Para la máquina virtual tengo instalado VMware, aunque apenas lo he utilizado ya que tengo el otro ordenador. Otra alternativa a la máquina virtual es instalar Windows utilizando BootCamp y elegir si quieres que el ordenador arranque en Mac o en WIndows.

    Con el teclado numérico también tengo la tecla suprimir, igual que un Windows. No he notado que me faltase ninguna otra tecla, aunque siempre se pueden reprogramar desde el terminal.

    Un saludo,

    Alicia





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Merche:

      yo tengo un Mac Book Pro de 13" desde diciembre de 2011 y es la mejor inversión que he hecho. Anteriormente tuve un Toshiba, muy buen portátil, pero el problema de PC es Windows. Windows hace la vida del usuario un absoluto infierno. Yo estaba harta de virus, pantallazos, cuelgues, y tener que llevarlo a reparar cada dos por tres.

      Tenía muchas dudas antes de cambiarme a Mac, puesto que lo que se sabía de Mac antes era bastante poco y aún había poca compatibilidad. Este tema ha mejorado mucho, y supongo que solo es cuestión de tiempo que los problemas de compatibilidad se reduzcan.

      Una ventaja de los últimos Mac Books es que han añadido un instalador de Windows, como comenta Alicia, y aunque aún no lo he podido usar (porque no tengo el software), se me abrió el cielo al verlo.

      Intenta instalarlo así, se hace una partición y puedes iniciar en Windows directamente. Según dicen, Windows instalado en un Mac es una pedazo de máquina.

      Eliminar
    2. Gracias, Alicia, por tu bitestimonio Mac-Windows jejej :)

      Eliminar
    3. Hola, Verónica.
      La partición la barajé pero me dijeron que ralentizaría Mac y, sobre todo, que no podría tener ambos sistemas abiertos a la vez, algo que he tenido que hacer durante bastantes meses por X razones.
      Yo sé que este ordenador me durará la leche de tiempo y más me vale hacerme a él, pero por ahora sobre todo noto la cantidad de tiempo que pierdo con actos instintivos relativos al teclado y que hacen que ejecute acciones que no quiero, con lo que no hago lo que quería en un principio y encima tengo que deshacer la acción que sea. Quizá sea una tontería, pero para mí no :)

      Eliminar
  10. ¡Hola Merche!
    Yo también uso Mac, de hecho tengo el mismo portátil que tu, solo que tiene un añito más.

    Mi experiencia con el Mac es un poco de amor-odio. Odio más bien al principio porque me costó adaptarme, sobretodo porque estaba acostumbrada al explorador de Windows, donde ves todas las carpetas de una sola vez. Hace poco descubrí que con Spotlight (la lupa a en la esquina derecha superior) es facilísimo encontrar documentos, solo con poner el nombre te encuentra TODO, además con el atajo cmd+barra espaciadora se abre Spotlight y solo tienes que escribir el nombre de la carpeta/documento/programa que quieras buscar. Pero todavía a día de hoy si quiero pasar algo de una carpeta a otra tengo que abrir dos carpetas de Finder, lo que encuentro bastante engorroso.

    Yo en vez de instalar el emulador de Windows, tengo una máquina virtual, Virtualbox, con este programa puedo instalar Windows y tener abierto el sistema de Mac a la misma vez. La verdad es que ralentiza un poco la máquina, pero nada que me impida trabajar.

    Por otro lado sí que he notado que últimamente me va más lento, probablemente porque suelo tener bastantes programas abiertos, o porque necesita una limpieza, la verdad es que el portátil ya tiene dos años y pico.

    Creo que la ventaja mayor que tiene es que no le entran virus, el DELL que tenía antes lo tenía que formatear al menos dos veces al año y con mi MacBook nunca he tenido ese problema, lo cual me parece una maravilla.

    Por otro lado, no entiendo por qué no te funcionan los atajos de Word, yo tengo Word para Mac y aunque no me sé todos los atajos los básicos sí que me funcionan: cmd+b para negrita, cmd+u para subrayar, cmd+s para guardar...

    Por último, también estoy pensando en comprar un monitor ya que la espalda la tengo fatal de trabajar con el portátil, si tuviera el dinero me compraría un iMac para trabajar y dejaría el MacBook para el resto del tiempo.

    En fin, que en general estoy contenta con mi MacBook, además de que funciona bien es muy bonito, que aunque no sea determinante para mí es una ventaja ya que me paso la mayoría de las horas del día mirándolo ;). Supongo que al fin y al cabo todo depende del software que utilices, si es algo que no existe para Mac y lo vas a necesitar a diario mejor comprarse un PC. Sino, pues ya es cuestión de gustos.

    Saludos,

    Tere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Spotlight es una maravilla :)
      Yo tengo Parallels y también puedo ejecutar los dos SO a la vez :)

      Un saludito y gracias por el testimonio :)

      Eliminar
  11. Hola Merche:

    Empecé a trabajar con un Macbook en 2008, cuando eran blanquitos, de plástico, no se retroiluminaban y costaban, en comparación, mucho menos que ahora. De hecho, ya publiqué una entrada en su día. Al leerla ahora con la experiencia, me ha hecho reconsiderar algunas cosas. Te comento por puntos:

    -1 Batería: si un portátil de 1500 pavos no te aguanta 12 horas, mal. Es decir, creo que estamos comparando peras y manzanas. Si te vas a la gama alta de portátiles para Windows, encontrarás modelos similares que te ofrecen autonomías parecidas. Superiores no, porque el rendimiento que Apple saca a su hardware es excelente, pero de ahí a usarlo como criterio definitivo, creo que no es tan importante.
    -2 Virus: en efecto, la experiencia OS X es excelente en ese sentido. Pero no nos engañemos: la mayor parte del trabajo la vas a realizar en Windows. A menos que trabajes para clientes que utilicen plataformas de trabajo web o que te permitan usar herramientas tipo Wordfast (disponibles para Mac de forma nativa), vas a tener que tirar de virtualización o de una instalación nativa. Por lo tanto, la única ventaja que tienes en ese sentido, desde el punto de vista estrictamente profesional, es que si tienes que reinstalar la imagen virtualizada completa, lo vas a hacer mucho más rápido y seguirás teniendo un sistema operativo disponible, pero tu Windows estará igualmente infectado. En ese sentido, un buen antivirus, software anti-malware y pautas de usuario con cabeza son más efectivas.
    - 3 Peso: igual que en 1. Por esa gama de precios, puedes encontrar portátiles de peso similar.
    - 4 Teclado retroiluminado: muy bonito, pero como tú misma has dicho, no es un factor de decisión de compra. Me parecería más importante la carcasa Unibody (se fabrica de una sola pieza de aluminio, lo que permite que el equipo tenga una resistencia superior a otros de gama similar en Windows frente a caídas e impactos).
    - 5 Silencio: no puedo opinar. Los equipos de sobremesa sí son bastante silenciosos. En mi caso, mi Macbook blanco resoplaba como un animal, aunque es verdad que con la carcasa Unibody se disipa el calor mejor que con la de plástico.
    - 6 Emulación de Windows: tanto Parallels como cualquier software de virtualización consume una cantidad BRUTAL de recursos. Si quieres utilizar Windows y conservar el acceso a OS X al mismo tiempo, es recomendable ampliar la memoria RAM hasta el máximo. Aún así, yo no recomendaría ejecutar algo superior a Windows 7 en la máquina virtual y, siempre que fuera posible por temas de compatibilidad, utilizaría el viejo, aunque fiable, Windows XP SP3. Probablemente, el mejor sistema operativo de Windows en términos calidad/precio/rendimiento.
    Si quieres utilizar Windows y software relativamente pesado (como programas de localización), casi mejor que tires con una partición dedicada mediante Boot Camp.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. - 7 y 8) Teclado y atajos de teclado: forma parte de la experiencia de usuario. Fíjate que, por experiencia personal, te diría que casi encuentro más usable el entorno de teclado de Mac que el de Windows, aunque esto son preferencias

      - 9) Tema portátil: si un traductor quiere conservar la salud de su espalda, lo peor que puede hacer es trabajar con un equipo portátil. Al menos, métele una pantalla y un teclado externos o te preveo un futuro de túnel carpiano y dolor cervical :).

      En definitiva, puede parecer que no estoy de acuerdo con el uso de Mac como plataforma de trabajo. Todo lo contrario. He sido usuario durante 5 años, ahora no tengo ningún dispositivo Apple y me quema las entrañas :D. Sin embargo, es cierto que, tras la experiencia, afirmo esto con matices. Para empezar, todos los productos de Apple tienen un sobrecoste por marca que tienes que pagar, aunque también es cierto que ofrecen una mayor estabilidad y rendimiento a largo plazo. Esto es cierto, sobre todo, en los equipos sobremesa. En los portátiles no estoy tan seguro (mi MacBook costó mil euros y murió a los cinco años, lo que no me parece un gran rendimiento en términos de uso). Por lo tanto: ¿Mac sí o no? Sí, pero el iMac y chutado de RAM hasta los topes.

      Por último, se te ha olvidado comentar una ventaja interesante de los productos Apple. Con un Macbook o iMac, puedes simular la interfaz del iPhone y iPad, lo que es un entorno interesante para hacer localización y testeo de aplicaciones para estas plataformas. (El comentario va en dos partes porque no me dejaba meter todo el texto de una vez).

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Gracias por tu opinión, Olli.
      Las cuestiones 1 y 3 ahora sí que ya están disponibles en portátiles de esos precios que mencionas, pero hace un año y medio yo no encontré nada como los ultrabooks que ahora empiezan a salir y compiten directamente con peso-batería de los Mac.

      Sobre el punto 9, soy totalmente consciente, pero me fui a comprar un Mac a un año de acabar la carrera, con lo que hacerme con pantalla y teclado externos supondría un obstáculo importante a la hora de mudarme-moverme (no tengo coche xD). Por suerte, a día de hoy ya no estoy con portátil para traducir, y noto mucho la diferencia (aunque aún me queda quitarme la maldita manía de cruzarme de piernas, ¡qué dolor de espalda!)

      Saludos

      Eliminar
  12. ¡Hola, Merche!

    Interesante entrada. Yo siempre he sido bastante tradicional y me cuesta un poco adaptarme a cacharros nuevos :D En casa, todo lo que tenemos son PC, pero, desde hace poquito más de un mes, estoy trabajando en una empresa donde lo que me han puesto es un Mac, así que me ha tocado irme adaptando. Encuentro engorrosas algunas de las cosas que se comentan por aquí, como lo de las carpetas del Finder, o el hecho de que los programas abiertos no lleguen hasta abajo de la pantalla, donde están los iconos de los programas de más uso (no recuerdo el nombre). Cuando traduzco, siempre trabajo con la pantalla dividida en dos, como mínimo con el Word a un lado y el explorador de Internet al otro, y me molesta no poder aprovechar mejor el espacio.

    Por otro lado, hay cosas muy buenas, como la tremenda facilidad para hacer capturas de pantalla. No es especialmente útil para un traductor, pero en mi trabajo tengo que hacer otras cosas también y me ha venido de maravilla.

    Dentro de no mucho me tocará comprar ordenador nuevo, que ya el mío está aguantando mucho, el pobre y creo que, de momento, me seguiré inclinando por Windows. Sin embargo, sí es posible que un Mac solucionara algunas de las cosas que menos me gustan de mi portátil actual: el nivel de ruido (es tanto que no puedo trabajar más de un par de horas con él, porque me empieza a doler la cabeza), las veces que se cuelga, lo lento que es a veces al arrancar o al coger la WiFi o que se me reinicie la mitad de las veces que le doy a apagar.

    En cualquier caso, lo que me parece más importante aún para un traductor, si eres autónomo y de verdad te dedicas a esto muchas horas al día, es que sea un ordenador de sobremesa. Los portátiles ligeros (que ni siquiera es el caso del mío) están muy bien para viajar y para ir a clases, reuniones, conferencias, etc., pero para trabajar en casa, donde haya un buen ordenador de sobremesa con una gran pantalla apaisada, que se quite lo demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las capturas es un invento, sí. De hecho, lo descubrí hace poco gracias a Darío (el tema de hacer capturas de una parte de la pantalla, digo).
      Si yo me dedicara al diseño, no tendría tanto inconveniente para hacerme al Mac, pero para traducir la verdad es que enla balanza gana más el Windows, para mí.

      Saludos :)

      Eliminar
  13. Hola, Merche:
    Muchas gracias por la entrada y por tu punto de vista sobre Mac/Windows. En mi caso, llevo desde que nací “informáticamente” trabajando con Mac y el ordenador desde el que te escribo en este momento es el mismito que el tuyo. También yo estoy encantada con él. Me gusta su autonomía, su silencio, su pantalla increíblemente nítida, sus colores, el buen audio, la simpleza de sus programas y el teclado iluminado es una pasada. Mi primer Mac, del que sigo enamorada, fue un MacBook Negro de Policarbonato y de primera generación (2006). Un día se me cayó al suelo y se rompió la pantalla. Como la pantalla costaba un ojo de la cara (casi como comprar uno nuevo), lo aparqué y me compré el MacBook White, de nueva generación (2009) para trabajar. Un día mi hijo menor se ofreció a arreglarme el MB negro a cambio del MB White, comprando y ensamblando él mismo la pantalla. Lo arregló y seguí trabajando con el negro, le amplié memoria, bueno, en definitiva lo tuneé todo lo que pude hasta que un día el pobre no quiso seguir trabajando al 100% y me regalaron el que tengo ahora. Antes de comenzar a estudiar en la universidad no había trabajado con un PC y la verdad que me costó bastante, aparte de que los ordenadores en nuestra universidad funcionan un día sí y cuatro no. Fallos, apagones, errores estaban a la orden del día.

    De lo que sí me di cuenta es que hay muchos programas de traducción incompatibles con Mac, cosa que resulta bastante incómodo a la hora de tener que buscar un programa con las características más parecidas para poder hacer el trabajo que te manda el profesor. Nuestro profesor de informática es un crack en Windows, pero apenas sabía de Mac y no pudo ayudarnos gran cosa. Supongo que con el tiempo tendrá que ponerse al día porque, por lo menos en mi clase, cada vez hay mas maqueros.

    Para mí, en un principio, el Mac era para tontos porque para cada cosa que hiciera tenía un icono. Todo estaba a la vista. Más tarde, al trabajar con él, me di cuenta de lo específico y profesional que puede ser esta herramienta. Se le puede sacar muchísimo provecho, pero claro, hay que ir descubriendo y practicando con él. Como todo en la vida, la práctica hace al maestro.

    El parallels tampoco me funciona muy bien, aparte que me pone nerviosa tener la pantalla “partida” porque suelo tener dos ventanas abiertas, una con Mac y otra con Windows. Supongo que tendré que acostumbrarme. De los comentarios de otros compañeros deduzco que debe ser por la memoria RAM, o sea que ésta que está aquí se dará un paseíllo por el establecimiento adecuado para el tuneo. Me alegra que otros compañeros nombraran otros emuladores. Tomaré nota e indagaré a ver si me conviene VMware, Fusion o Virtualbox ☺

    Referente a los atajos de teclado me acordé que nuestro compañero Darío Giménez Imirizaldu escribió una entrada en su blog con los atajos de teclado en Mac para traductores y no traductores que está muy muy completa y que recomiendo muy mucho: http://dgimirizaldu.blogspot.com.es/2013/04/atajos-de-teclado-en-mac-para.html
    También puedes encontrar atajos en softonic http://articulos.softonic.com/atajos-mac-os-x y Dan Rodney también comparte su archivo de atajos en este enlace: http://www.danrodney.com/mac/index.html

    ¡Gracias a todos por los comentarios tan interesantes y útiles que estáis dejando!
    Marie-Claire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marie-Claire!
      Vaya historia la tuya con los Mac blanco y negro, jeje
      Cuando estaba en clase daba localización y todo lo que nos enseñaban era aplicado a Windows, así que me sentía bastante impotente por tener un Mac y que no dieran opción a desarrollar los conocimientos en ese ámbito. Por eso quizá le he ido cogiendo "tirria" al Mac, porque ningún profesor lo ha contemplado en sus clases y por tanto no he podido darle apenas uso en lo que respecta al SO nativo.

      La entrada de Darío creo que la llegué a comentar, pero cuando una tiene que usar día y noche Windows para traducir, llega un punto en el que lo que menos quiere es aprovechar su tiempo libre en memorizar atajos nuevos, la verdad xD

      Gracias por tu comentario!!

      Eliminar
  14. Yo siempre he trabajado con Windows, así que no puedo decir mucho sobre los Mac. Sin embargo, nunca he sido gran fan de Apple, me parece demasiado caro y no creo que solo sea debido a la calidad... Y, después de ver tu lista de ventajas e inconvenientes, creo que me seguiré quedando con Windows, sobre todo por el tema de los atajos, ¡con lo prácticos que son en traducción!

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola, Merche!

    Siempre he trabajado con Windows, y al parecer soy el único aquí que no ha tenido problemas de virus, troyanos o lentitud del sistema, claro que lo cuido harto le hago mantenimientos bien seguido. No obstante, quiero comprar un Mac (ojalá un iMac) principalmente para trabajo, si bien seguiría traduciendo principalmente en Windows (ya que usualmente utilizo herramientas TAO), lo necesitaría ya que ya he recibido encargos de localización de apps para IOS. Además, trabajaría en el Mac imágenes con Photoshop y otras cosas :P, lo que me detiene, por ahora, es el valor.

    Saludos,
    Erick.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, lo ideal es tener dos ordenadores, uno para cada cosa. ¡Eso sí que mola! jejeje

      Eliminar
  16. Lola Campaña Portero9 de julio de 2013, 8:45

    ¡Hola, Merche!

    En primer lugar, enhorabuena por tu entrada, y me gustaría aprovechar para felicitarte por haberte graduado.

    Segundo, desde finales del 2008 principios del 2009 en mi casa sólo utilizo Mac. Para trabajar tengo un iMac de sobremesa y para tontear tengo un MacBook –de los blanquitos. Eso sí, para trabajar sólo utilizo el de sobremesa, y como tú, también utilizo Parallels. Puedo asegurarte que va bastante bien, es rápido y estable. Eso sí, también lo tengo instalado en el portátil y ahí sí va lentito.

    Yo estoy muy contenta y te aseguro que no me volvería a Windows «ja me maten», los atajos de Mac son diferentes a los de Windows, pero los tiene y son muy útiles.


    Un saludo,

    Lola Campaña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Lola! :-D

      Pues tu caso es el más claro de que va a ser lo de la RAM lo que provoca la lentitud.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  17. Yo no digo ná, que ya se sabe lo que pienso... Pero comprarse un Mac para trabajar en Windows, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Ja, ja, ja. Yo adoro mi Mac, pero cuento con un ordenador fijo grande; primero por esa «estabilidad» de la que hablas, que no es tal en ningún portátil; segundo, porque lógicamente para trabajar profesionalmente hay que estar en un despacho con un ordenador grande y disponer de varios discos duros y otros aparatos externos. Esa es mi opinión.

      Así, un poco a vuela pluma, porque no tengo tiempo, pero quería que constara mi opinión: algo no marcha bien en tu Mac, porque yo, para viajar, cuando me llevo mi macbook (y no es pro), mi Parallels inicia sesión en 10 segundos. Y mi Mac tiene 4 GB de memoria...

      En resumen: me encanta Mac, pero no tiene sentido hablar de él en cuanto a pros o contras para trabajar de manera habitual en él. No es justo ni para Mac ni para Windows, si me apuras, realizar esta comparación. ;)

      Por cierto, si te gusta mucho trabajar en un Macbook Pro y quieres seguir con él (hazte con una buena mesa y una silla ergonómica al menos, aunque tu vista y tu espalda nunca estarán del mismo modo con que con un fijo ocho horas al día), deberías plantearte disponer también de OmegaT...

      Un saludo, Merche.


      Eliminar
    2. Hola, Darío y Patricia :-P

      No me compré un Mac para trabajar en Windows. Me compré un Mac para prescindir de Windows hasta que, justo en el curso en el que me lo compré, me empezaron a exigir todos los programas relacionados con Windows. Para localización y para prácticas (tenía que usar Trados, no era una opción).

      Por otra parte, creo que queda claro que no hablo desde la perspectiva de una traductora profesional que intenta exprimir un portátil Mac para sacar todas las prestaciones de un Windows de sobremesa. Estoy hablando, como podréis imaginar por mi trayectoria, de una recién licenciada traductora que se compró un Mac portátil porque, por razones obvias, no entraba en mis planes comprar algo de sobremesa. Las consecuencias, en esta entrada.

      Por cierto, yo creo que sí tiene sentido hablar de pros y contras, ¿por qué no iba a tenerlo?

      Saludos

      Eliminar
  18. Hola Merche:

    Estoy de acuerdo con todo excepto con lo de teclado retroiluminado. Normalmente, no trabajo en la oscuridad pero mi HP Pavilion dm4 también tiene esta características y es de hace más de un año.

    Te quería comentar una cosa más: en un curso de seguridad en el trabajo, nos dijeron que los portátiles tampoco son para trabajar diariamente con ellos, que lo mejor es tener una pantalla a la altura del rostro y un teclado como dios manda así que me compré un teclado, un ratón y un monitor y, desde entonces, no me puedo quejar; es como tener uno de mesa.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)

      Sí, soy consciente del tema de la ergonomía. Como he explicado más arriba, no pude comprarme uno de sobremesa y ahora ya no me hace falta.

      Saludos

      Eliminar
  19. Hola, Merche:

    Muy interesante tu artículo. Sin embargo, creo que es un error juzgar la plataforma Mac por cómo ejecuta Windows. Si la finalidad principal es usar Windows, creo que lo mejor es comprarse un Windows directamente, o comprarse un Mac que sea un pepino porque la máquina virtual consume un montón de memoria. Lo de los atajos es cuestión de acostumbrarse, por lo menos en Mac son los mismos para todas las aplicaciones. Ah, y un consejo: si puedes evitar Trados, te recomiendo usar Omega-T. Tiene algunas limitaciones, pero es de código abierto y en general va muy bien; así no tienes que iniciar Windows.

    Saludos,
    Lidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lidia :)
      La finalidad inicial era comprarse un nuevo ordenador para "cosas normales", solo que justo coincidió, como ya he explicado en otros comentarios, que en ese momento me empezaron a exigir programas que solo funcionan con Windows. De haberlo sabido antes, me lo habría pensado 2 o 3 veces :) En su momento, no pude evitar Trados (afortunadamente, porque me encanta).

      Saludos

      Eliminar
  20. Yo no soy traductor, soy arquitecto y también uso muchísimos comandos. No hecho nada en falta de Windows, es más, no se porqué instalas Windows. Normalmente los comandos en Mac son los mismo que en Windows pero en lugar de pulsar Control se pulsa la tecla COMANDO (qué raro usar la tecla comando para introducir comandos).

    Si aun así quieres virtualizar... Hazlo bien, a mi no me tarda más de 1 minutos y tengo un MacBook Pro del 2008 con 2 gb de Ram. También existe BootCamp, incluido dentro del sistema. Una maravilla.

    El botón suprimir... si, hay que pulsar dos teclas. Qué putada.

    ResponderEliminar
  21. Hola Merche, ¡me encanta tu blog!

    Ni Windows ni Mac. UBUNTU es el futuro. Soy traductora (casi), utilizo Ubuntu y estoy encantada.

    Por cierto, eso de que no hay virus para Mac...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí nunca me ha entrado un virus ni conozco a nadie al que le haya pasado, jeje.
      ¡Ubuntu no lo conozco casi nada!

      Saludos

      Eliminar
  22. Yo también trabajo con un MacBook Pro. Aunque el mío tiene 8 GB de memoria RAM.
    Tengo instalado Windows, pero en lugar de usar paralells (lo usé con mi iMac y era un infierno), utilizo Boot Camp. La instalación fue muy sencilla, creando dos particiones en el disco duro (puedes distribuir el espacio como quieras cuando crees la partición) y seleccionando una como predeterminada.
    Llevo así ya 2 años y medio. Cada vez uso menos la partición con OS X (de hecho, no recuerdo la última vez que la utilicé) porque no le dedico tiempo a la fotografía ni a la edición de vídeo y prefiero traducir en Windows, sobre todo por Trados y demás. Aunque tengo office para OS X, soy de los que no toca el ratón casi nunca y los atajos de windows los conozco desde hace años. Los de Mac, como lo uso poco, no siempre los recuerdo.

    Además, tengo un teclado numérico acoplado al ordenador [con tecla suprimir :)], porque para cifras me resulta comodísimo y ganas esa tecla. Mi gran problema es que el ordenador me lo compré en EE. UU. y con Windows en Español he perdido las teclas "mayor que" y "menor que". Hay una tecla física menos. Además, los símbolos "pintados" en las teclas no se corresponden con los reales. Pero total, no miro el teclado al escribir.

    A estas alturas de la película, si tuviera que cambiar de ordenador, sería a un PC. Mucho más barato y hay máquinas muy potentes, ligeras y bonitas.

    PD: Como paso mínimo 8 horas delante del ordenador, elegí uno de 17". La pantalla bien grande con letras bien grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La partición la descarté porque en su momento necesitaba tanto Mac como Windows simultáneamente :(
      Respecto a lo del teclado, vaya lío te tienes que hacer, jaja.
      Un saludo

      Eliminar
  23. Por fin todas las respuestas al dilema en una sola entrada. Así da gusto... Yo no tengo Mac, pero puedo añadirle banda sonora a la entrada: http://www.youtube.com/watch?v=u89b-M7MgTo

    :)

    @agtrad

    ResponderEliminar
  24. Hola Merche,

    Muchas gracias por tu entrada, era muy informativa como los comentarios!

    También soy traductora y no pudiera vivir sin mi Mac Book Air 13''. Trabajo en diferente lugares y el aspecto "muy" portátil del ordenador era algo importante para mí. Otras ventajas para mi son los atajos de teclado que me parecen muy lógicos, no tener que "pelear" con virus y la instalación de programas rápida y fácil.

    Lo negativo en particular si uno es traductor es que la mayoría de los programas son para PC aunque se encuentra también programas para Mac pero en general más caros.

    Saludos y gracias :)
    Sophie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sophie :)
      Efectivamente, esos son algunos de los pros y los contras que yo también le veo :)

      Eliminar
  25. Ay Diosito de mi alma, que me he tirado 15 minutos escribiendo un comentariote y no estaba logeado en Wordpress >_>

    En resumen:

    Las ventajas que has nombrado para mac (teclado retroiluminado, silencioso y batería duradera) se pueden encontrar hoy en día en portátiles de gama media que cuestan menos de la mitad. Para evitar los virus es tan fácil como tener un antivirus (Avast, por ejemplo, que además es gratuito) y tener en cuenta con lo que se descarga (Si teóricamente es un libro y viene en formato .exe, ojito... esa clase de cosas, vamos). En cuanto a lo de los errores y problemas, es arena de otro costal:

    Si en Mac no hay tantos problemas con el software, es porque el distribuidor y vendedor de software o es Apple directamente, o el programario ha sido diseñado teniendo en mente para qué hardware muy concreto iba a ser.

    Por otro lado, en Windows hay infinidad de distribuidores de software (tantos como programadores) que programan para todo un universo de combinaciones de hardware posibles. Esto hace que haya muchísimo más software para Windows, con lo que sube la estadística para que haya problemas, sobre todo si el usuario es descuidado (va por todos esos a los que os hayan colado una barrita en el Internet Explorer).

    Probad a tener un Pc con Windows y sólo, SÓLO instalarte las herramientas que os hagan falta para trabajar. Creedme que difícilmente os dará problemas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Hola Merche.

    Ya veo que más respuestas no puedes pedir. Igual, te comento que soy una chica MAC, alguna vez (por circunstancias de la vida) tuve una PC y no gracias.
    Con respecto a los atajos maravillosos, puedes crear los que quieras y funcionan perfectamente, y además, puedes cambiar los predeterminado a tu gusto. Eso sí, anótalos en alguna parte hasta que queden grabados en tu memoria (tanto en tu cerebro como en tus manos).
    Y para lo de la parte ergonómica, pues dependerá de ti. Es importante que trabajes en un área que te ayude a mantener una posición correcta (claro que la primera que tiene que recordarlo, eres tú). Si te sientes más cómoda con ratón y toda la parafernalia, la puedes comprar de la marca que sea y funcionarán, a menos que te digan expresamente que no es compatible con MAC (hasta ahora, a pesar de que me lo han dicho en alguna tiende, todo ha funcionado con la máquina).
    Trabajo con Word de Office para MAC por cosas de compatbilidad de los documentos para los clientes y eso, y funciona todo bien (es acá donde he personalizado los atajos).

    Como todo en la vida, hasta el matrimonio, es cuestión de acostumbrarse y empeñarse. Si ya hiciste la inversión, sácale el mejor provecho. Ponte a trabajar, investigar, métele la mano a esa máquina por todos lados, abusa de ella a más no poder, conócela de adentro hacia afuera. No creo que, si lo haces, te arrepientas.

    Un abrazo.

    daphne

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión. Desde luego, después de desembolsar el dinero que desembolsé, intentaré hacerme a él...

      Eliminar
  27. ¡Hola Merche!

    Yo soy maquero desde hace muchos más años. El primer paso lo di con un iMac en el 2007 y después con un Macbook Pro en 2009 para la uni. La verdad es que en los cuatro años de carrera no he tenido ningún problema. Cuando empieces a utilizar el Pages, te darás cuenta de que es mil veces más cómodo que el Word y mucho más ligero. Trabajar en Mac para mi es una experiencia mucho más satisfactoria, hasta el punto en que solo ver el escritorio de Windows ya me provoca una sensación de "uhm... mejor no" xDD. Lo más cómodo es tener instalado Windows con Bootcamp, así puedes reiniciar en Windows cuando te apetezca y tienes el sistema operativo completo como si tuvieras un PC normal (lo que hará también que te funcione mucho más rápido, porque estás ejecutando el sistema operativo sin virtualización). Cuando termines, reinicias y vuelves a Mac :). Yo de hecho tengo instalado Windows solo para los programas de traducción y para los juegos. Eso sí, nunca volveré a optar por un PC. ¡A ver si los de Apple se animan a crear un iTranslate! Una herramienta TAO de Apple estaría genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ismael :)

      En clase nos exigían herramientas de Word e incluso teniendo Word para Mac, las opciones cambiaban de sitio y algunas diría que no existían, así que incluso así lo pasaba "mal". El pages no lo conozco, pero en clase exigían Word, por decirlo así.

      Respecto a la partición, como he ido comentando en otras respuestas, yo necesitaba utilizar ambos SO a la vez por X razones, así que no lo barajé como una opción cuando me di cuenta de que sería inviable.

      Y te doy la razón, un iTranslate sería la leche <3

      Saludos

      Eliminar
  28. Llego un poco tarde para comentar esta entrada, pero hace un mes que me he pasado a MAC, después de dos HP, y debo decir que estoy encantada. Los HP me han dado siempre problemas, especialmente de batería: muy poca autonomía y se estropeaban rápidamente. El portátil tardaba la vida en encenderse, se calentaba en exceso, me daba problemas con Trados y otros programas, antivirus... Hasta que decidí dar el salto. Eso sí, me he comprado pantalla de retina. Es más caro, pero si hay que trabajar 8 horas al día delante del ordenador, merece la pena.

    En cuanto a Windows, yo tengo VMware y funciona perfectamente. En realidad, solo lo utilizo para Trados y cuando lo hago, no hace falta abrir Windows y todo el rollo, sino que abro Trados desde el escritorio y el ordenador ya lo abre directamente con Windows. Utilizo Office para Mac y ningún problema, de hecho, no tengo ninguna queja. Tuve que trastear un poco para los atajos, pero nada grave.
    Trabajo con monitor, teclado y ratón externos, para mí, es el equipo ideal, no necesito ni más ni menos. Hasta la fecha, la mejor inversión que he hecho. Los traductores tenemos pocas herramientas de trabajo físicas y el ordenador es la más importante, así que nunca está de más plantearse hace una buena inversión que luego se traducirá en más productividad, mejores condiciones para la vista y, sobre todo, menos quebraderos de cabeza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Bueno, igual llego un poco tarde, pero definitivamente, siempre Mac o, en su defecto, un PC CON LINUX. Utilizar Windows cuando dependes del ordenador para ganarte la vida es desesperante. En mi modesta opinión, por supuesto;)
    Fran

    ResponderEliminar
  30. Un artículo muy interesante. Es exactamente lo que estaba buscando. Tengo 2 portátiles funcionando ahora mismo, los 2 con Windows, a los 2 les estoy pasando el anti spyware y a los 2 les están saliendo muchos archivos infectados; lo mismo que ayer y lo mismo que mañana. Windows cansa.

    ResponderEliminar