miércoles, 23 de octubre de 2013

La imperiosa necesidad de tener un blog y ser visible

No es obligatorio ser visible
Dicen que este es uno de los temas más trillados, pero, como siempre, yo opino que no importa cuánto lo hayan hablado otros si uno no ha expresado su opinión. De la necesidad o no necesidad de estar presente en Internet y en las redes sociales se lleva hablando mucho tiempo y la única verdad es que no existe una verdad.

Comentaba en mi última entrada lo que yo considero que es la "guinda" de un buen CV: que, si te "googlean", te encuentren. A raíz de esa entrada algunos comentarios dejaban caer lo que ya tanto se ha discutido: ¿es realmente necesario estar ahí para quien te busque? ¿Acaso no somos minoría los que estamos presentes en Internet y el resto sigue recibiendo trabajo igualmente? De nuevo, es una cuestión de gustos: hay quien está dispuesto a "sacrificar" su anonimato a cambio de que aparezca su web o blog cuando alguien teclee tu nombre en Internet y, otros, ni siquiera consideramos que hacerlo sea "sacrificar" nada, porque lo hacemos, literalmente, porque queremos.

Con el tema de tener un blog ocurre lo mismo: hace poco leí a quien opinaba que a los estudiantes les estaban haciendo obsesionarse con la necesidad de ser visibles y tener blogs. La verdad es que no estoy para nada de acuerdo porque, el menos en mi facultad, no se daba mayor importancia a ser o no visible y, de hecho, la "rara" era yo por tener un blog. 

Sin embargo, hará cosa de una semana una chica me pidió consejo sobre cómo crearse uno porque en clase se lo habían mandado como tarea. Me hizo pensar si el profesor que impone algo así tiene idea de lo que se necesita para mantener un blog con contenido actualizado, medianamente interesante, original, etc. ¿Se puede evaluar que un alumno se cree un blog? ¿En función de qué? ¿Qué busca el docente? Contenidos no, desde luego, que es la base de cualquier blog. Para mí esta es una manera poco afortunada de animar a los alumnos a adentrarse en el mundo 2.0. De hecho, pueden llegarle a coger manía si se les impone de esta manera, como si fuese una necesidad. Es como obligar a un matemático a escribir un diario escrito en verso como parte de la asignatura de Literatura. Hay a quien le gusta la idea y hay a quien no. Hay quien quiere y hay quien no. Hay quien sabe y hay quien no. Y eso no significa nada.
Este es Pepe: ha decidido ser invisible
y es feliz

A veces me han preguntado qué razones me llevaron a abrir un blog y escribir tanto. Para responder a esa pregunta, primero hice una criba para no prestar atención a quien ocultaba tras su pregunta una mezcla de crítica y envidia. A continuación, respondí con sinceridad a aquellos pocos que quedaron: si no escribía en un blog, iba a escribir en documentos sueltos cuantas reflexiones o dudas se me iban pasando por la cabeza. Siempre he sido de preguntármelo todo y de no callármelo y, si a eso le sumas el amor por la escritura y muchos años presente en foros de Internet donde cogí el gustillo a la vena "debate", el resultado es que qué mejor que un blog para esta pobrecita habladora. Sin embargo, estas son circunstancias personales que no se cumplen (ni se tienen que cumplir) en otros casos. Cada uno es dueño de sus decisiones y no las hay mejores ni peores. Solo diferentes.

En resumen, mi opinión sobre el tema es:

  • NO es necesario tener un blog (si no quieres)
  • NO es necesario estar en las redes (si no quieres)
  • NO es necesario ser visible (si no quieres)
Ser visible significa, literalmente, que te ven, no que seas mejor profesional. Si decides ser visible, que sea porque lo hayas valorado y te apetezca, no porque te digan que "conviene"; en ese caso, no lo harás "de corazón" y quizá te salga el tiro por la culata (escribir con desgana, solo compartir contenidos de otros, dejar LinkedIn a medias, etc.).


41 comentarios:

  1. Estoy básicamente de acuerdo en que la decisión de tener un blog (o no) es una decisión personal. De hecho, la fiebre de los blogs surgió a raíz de cierto congreso traductoril en el que uno de los gurús de la traducción afirmó que eso era necesario para tener visibilidad (y todos nos lanzamos como borregos a publicarlos…).

    No voy a entrar en el debate de si esto otorga o no visibilidad, pero lo que es de cajón es que, si todo el mundo hace lo mismo, "la diferenciación es nula y las posibilidades de éxito mínimas". Cualquier vídeo viral en Youtube te proporciona mucha más visibilidad que cualquier artículo que puedas publicar en un blog.

    Por otra parte, la mayoría de los blogs sobre TeI están enfocados hacia otros profesionales del sector, con lo cual se desaprovecha la ocasión para adquirir clientes potenciales, lo cual es incongruente. ¿Para qué queremos visibilidad, si luego no la monetizamos y al cliente le importa un carajo lo que escribimos? Es absurdo.

    Por último, debo decir que en estos congresos no sólo se les falsea habitual y reiteradamente las perspectivas reales de esta profesión a los traductores noveles, sino que entre muchas de las cosas sensatas que dicen los ponentes, también se dicen muchas tonterías que los traductores noveles creen a pies juntillas por proceder de quien proceden. Es como creerse algo por el mero hecho de que está escrito o porque lo han escuchado en la caja tonta. Creo que un poco más de "realismo y espíritu crítico" y un poco menos de "buenrollismo" no nos vendría mal a nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¿Para qué queremos visibilidad, si luego no la monetizamos y al cliente le importa un carajo lo que escribimos? Es absurdo"

      Completamente de acuerdo Pablo. De hecho, yo por eso tengo el blog tan abandonado, porque todavía me cuesta averiguar "qué carajo" puede interesarle al cliente.

      Eliminar
    2. Gracias por opinar, Pablo.
      Desde mi punto de vista, el hecho de que alguien anime a hacer algo no debe traer como consecuencia lógica e inmediata que la gente lo haga. Si alguien anima a que nos tiremos de un puente, lo harán los que crean que es conveniente (espero que nadie), o sea que creo que el "boom" de los blogs tuvo más que ver con lo atractivo que resulta desde fuera expresar tu opinión en algo tuyo que con lo que nadie pueda animarnos a hacer.

      En tu comentario, como en el de Lourdes, se habla de "visibilidad" como un concepto único, y yo creo que se pueden distinguir matices. Una cosa es querer ser visible para potenciales clientes y otra querer plasmar reflexiones y pensamientos y que eso te aporte visibilidad (sin tu quererlo necesariamente y sin pretender nada). Al cliente no le importará QUÉ escribimos, pero quizá sí le importe que escribamos. Que tengamos iniciativa, constancia, nuestra forma de expresarnos, etc. Desde luego, no serán muchos los clientes que estén atentos a nuestras publicaciones y se deleiten con nuestras palabras, pero creo que es un rasgo positivo ver que una persona conoce el sector, es inquieto, etc. Depende para qué tipo de cliente, claro. Quién sabe si quizá te hagas visible para un compañero traductor que, visto tu interés en X tema, cuente contigo la siguiente vez que le surja una traducción excesivamente larga ;)

      Sobre los congresos, no creo que se falsee nada. Nadie va a contar mentiras, generalmente se habla de la experiencia propia y cada uno es responsable de pasar por el filtro de lo subjetivo lo que se escucha y sacar sus propias conclusiones. Los traductores noveles no son sino futuros traductores profesionales, y "filtrar" lo que uno oye es una de las tareas básicas de cualquier profesional de la comunicación. Quien se crea algo simplemente porque alguien lo dice, es que aún le queda mucho por madurar.

      Saludos

      Eliminar
  2. Por cierto, soy Pablo Bouvier (el que ha escrito el comentario), pero cuando intento porner mi nombre y URL, se me superpone el cuadro de diálogo sobre el artículo y se queda todo bloqueado.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razón. A mi mis compañeros de Máster me dijeron que me hiciera un Facebook. Yo me negaba. ¿Qué me dijeron para que lo hiciera? "Es que todo el mundo tiene uno". Con LinkedIn, igual: dáte de alta porque es imprescindible. Tanto uno como otro tira de contactos, y ¿sabes qué? Apenas tengo en ambos. Resultado: no sirve de nada.

    El tema blog (o web) es más de lo mismo. Para buscar trabajo se hace imprescindible tener blog/web. Y digo yo: ¿para qué? ¿Qué vas a escribir en ella? ¿Tu vida? ¿Acaso importa lo que haga en mi tiempo libre a un empresario? De verdad, que alguien me explique esto porque no alcanzo a entender, y pongo todos mis sentidos en ello: ¿para qué tener una web de cara a la búsqueda de un trabajo? He visto blogs de jóvenes en paro que se hacen campaña o algo similar, parecen que den pena o que imploren trabajo, cuando un trabajo no se ruega ni se pide por favor, se busca y se lo gana uno.

    Así que tener Facebook, Twitter, un blog, estar en LinkedIn, en Flickr..., lo que sea, porque es lo que todo el mundo hace o es asonsejable para tal o cual cosa, no lo veo. Más bien es una forma de cotillear al prójimo (voy a meterme al LinkedIn de fulanito para ver en qué trabaja, o en el Facebook de menganito para chismorrear en sus fotos de cuando estuvo en tal sitio...¡¡Qué pasada!! o leer las chorradas que publica en el muro). Tendré lo que quiera tener porque será que lo quiera tener, nunca por imposición o ¿moda? A fin de cuentas si es por esto último ya se sabe, las modas son pasajeras. Luego los datos personales son difíciles de borrar de Internet. Y que cada cual luego se lamente como quiera o pueda.

    Siento la ironía, pero este tema me tiene muy candente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy "el anónimo" que, por cierto, ha desvelado quién es y por qué no ha podido poner su nombre en el segundo comentario, ya que no me gusta plantear un pensamiento crítico de foma anónima. Yo no digo que tener un blog o estar en las redes sociales, etc. no otorgue visibilidad o que sea contraproducente. Lo que digo es que el tratamiento que se les da es frecuentemente erróneo. Si se quiere ser visible para los amiguetes y colegas, pues perfecto. ¿Por qué no? Y si eso te proporciona trabajos adicionales, pues tanto mejor. Pero si lo que se quiere es ser visible para los clientes potenciales ajenos al sector, creo que hay que pensarse mejor los planteamientos iniciales sobre todos estos temas antes de tomar una decisión.

      Eliminar
    2. Hola, Estefi :)
      Gracias por tu comentario.
      Yo sí le veo utilidad a las redes desde el punto de vista profesional, pero siempre que se sepan utilizar. No veo muy lógico crearse un web anunciando a bombo y platillo el tiempo que llevas en paro y lo mucho que necesitas trabajar. Si veo útil, sin embargo, darse a conocer por ejemplo, en el sector de la traducción, hablando sobre la profesión, herramientas, problemas, etc. Quién sabe si tu nombre le vendrá a la cabeza a alguien que busque un traductor de X especialidad, gracias a que tú te has encargado de que se te conozca como profesional de dicha especialidad.

      Creo que cuando se recomienda tener LinkedIn o una web no se hace porque "todo el mundo lo tiene". Si eso es lo que te han dicho, creo que es una perspectiva equivocada. Si me preguntas a mí, recomendaría tener un LinkedIn porque, al igual que yo busco el nombre de una empresa o persona cuando pienso en contratar sus servicios, alguien que quiera que traduzcas para él hará lo mismo y, si lo hace, a mí me gustaría que encontraran algo profesional con mi nombre. Los blogs, twitter, facebook, etc. son contenido pero también son SEO, es decir, si cuando alguien te busque en Google le aparecen cinco redes y en todas se te conoce por hablar de traducción, eso transmite la sensación de profesional (que luego puedes traducir mal, pero de primeras ya se ve un interés en el tema y, si se quiere, se pueden hasta leer tus reflexiones), o al menos a mí me la transmitiría.

      Un saludo

      Eliminar
    3. ¿Puedes decirme Merche si sería útil tener un blog con muestras traductológicas?

      Y otra cosa: si tengo unos cuantos y considerables blogs, foreo en unos cuantos sitios...etc, y todo eso sale reflejado en Google, ¿qué puede pensar el empresario? ¿Cosas del tipo "está chica estando en tantos sitios tiene más vida virtual que real, no creo que sea capaz de cumplir con un trabajo"?

      Eliminar
    4. Hmmm no sé si sería útil, probablemente no. Hay muchos tipos de blogs, yo hablo desde la experiencia del mío, como comprenderás. Lo que pueda pensar el empresario dependerá del empresario. No es lo mismo ser estudiante (como era mi caso cuando empecé el blog) y "empezar a abrirse camino" que otro tipo de situaciones. Como comprenderás, no puedo meterme en la cabeza de quien lea. Hay quien lo verá positivo y hay quien no, como siempre.

      Eliminar
  4. Esta idea de los blogs y redes sociales la lanzaron algunos supuestos "gurús" de la traducción (como bien ha comentado el Anónimo de arriba) que se contonean como estrellas salidas de Hollywood, pero que nadie sabe qué han hecho en realidad por el sector; aparte, evidentemente, de lucrarse de los muchos borregos que salen en la actualidad de las facultades de TeI. Por desgracia para muchos, en última instancia, lo que de verdad importa es saber traducir y eso, amigos, no se consigue con saber hacer un CV de colores ni contar tu mudanza. Lástima, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la primera parte del comentario no te puedo contestar porque no conozco a nadie que se contonee como tú dices y tampoco creo que nadie tenga que hacer nada por el sector, más allá de trabajar en él, respetarlo y actuar de forma ética.

      A la segunda parte, siempre han existido borregos y no siempre son estudiantes. Una cosa es tener menos experiencia y menos perspectiva profesional, y otra que, por ser estudiante, desde "arriba" se piense que automáticamente te crees todo lo que te dicen y actuarás como te dicten.

      Estoy de acuerdo contigo en que, al fin y al cabo, lo que importa es traducir bien, y eso se demuestra con el tiempo. Un CV "de colores", como tú dices, puede ayudarte a conseguir que alguien te brinde la oportunidad de conseguir la experiencia necesaria para traducir mejor y contar una mudanza (y su comparación con la realidad traductoril) puede interesar a unos más que a otros. Siempre y cuando exista el respeto, todo tiene cabida en este y otros blogs.

      Eliminar
  5. Hola a todos:

    La cuestión de la visibilidad tiene que ver con los objetivos comerciales que uno se haya marcado (si tal es el caso). Si no tienes objetivos comerciales no tiene mucho sentido que uno se coma el coco con la duda de si abrirse o no un blog (si quieres lo haces y si no, no). No entro a debatir sobre blogs personales porque creo que no vienen a cuento. Si no he entendido mal aquí se está hablando de visibilidad en pos de una reputación profesional y es en eso en lo que basaré mi comentario.

    Partimos de la base de que ser visible NO ES OBLIGATORIO, pero desde luego, va a ser muy necesario (de hecho ya lo es) y abre muchas más puertas que si no lo eres, sobre todo teniendo en cuenta que hoy en día casi todo se mueve por Internet, y esto va a ir a más, y el que no quiera aceptarlo, peor para él. Si no te conocen, no existes, y si no existes, no vendes. Puedes darte a conocer por otros medios, claro que sí, pero ¿por qué no aprovechar los recursos que la tecnología pone a nuestro alcance? Para mí el blog es una cuestión de elección de recursos, ni más ni menos.

    Para mí el blog no es más que una herramienta de marketing online que sirve para ejecutar la estrategia de marketing de contenidos. PUNTO. Por eso, el hecho de que tengas o no un blog, no quiere decir que seas ni mejor ni peor profesional, sólo significa que eres más visible, y ser más visible te da más posibilidades de llegar a más clientes o potenciales clientes.

    Si quieres ejecutar una estrategia de marketing de contenidos, DEBES abrirte un blog profesional. Si no quieres ejercitar una estrategia de marketing de contenidos, no te comas la cabeza y no te abras un blog. El problema que yo veo con los blogs de traductores es el error de concepto. Los blogs de traducción (o al menos los que yo conozco) no están bien enfocados a la estrategia de marketing de contenidos ¿por qué digo esto? porque la estrategia de marketing de contenidos consiste en generar contenido que interese a un potencial cliente, porque la finalidad es conseguir que este se enganche al blog, acuda a él de forma recurrente en busca de información que le sea útil y para resolver SU problema para que, en última instancia, acabe adquiriendo nuestro producto o servicio. PARA ESO SIRVEN LOS BLOGS PROFESIONALES DE HOY EN DÍA, señoras y señores. No para otra cosa.

    Los blogs de traducción no hacen esto (insisto, al menos los que yo conozco), porque los blogs de traducción escriben PARA TRADUCTORES, no para clientes. Así que, si te vas a abrir un blog de traducción con el fin de vender más, lo primero que tienes que hacer es escribirle a tu cliente, no a tu compañero. Insisto, digo esto si lo que quieres es abrir un blog para vender más. Cada uno es muy libre de abrir el blog que quiera y contar en él lo que se le antoje, pero un blog profesional es para conseguir más clientes.

    Así que, a mi modo de verlo, la pregunta básica que uno debe hacerse antes de abrir un blog es ¿qué pretendo conseguir con este blog? ¿visibilidad... pero para qué? ¿quiero ser visible ante mis compañeros o ante mis clientes? en definitiva, ¿a qué audiencia quiero llegar? ¿qué quiero conseguir de ellos?

    Si quieres sentirte más arropado por compañeros, la idea de abrirse un blog y compartir experiencias (como veo que se está haciendo hasta ahora) me parece magnífica, de hecho este tipo de blogs está contribuyendo a que como gremio estemos más unidos, o al menos es la impresión que me da. Pero si el objetivo es distinto, si lo que pretendes es abrirte un blog para optar a más trabajos, entonces la audiencia a la que pretendes dirigirte es diferente y por tanto debes aplicar una estrategia diferente.

    Resumiendo, "blog o no blog" es una cuestión de objetivos y estrategias.

    Buen día a todos.

    Lourdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por este comentario, Lourdes. Es de lo más profesional.
      En mi opinión, hay tres tipos de blogs:
      1) El que se crea con la intención de captar clientes y está muy pensado
      2) El que se crea con la intención de expresar opiniones y reflexiones sin otro fin (como el mío)
      3) El que se crea sin intención y no funciona porque le falta coherencia y "gancho".

      Sin embargo, como ocurre en algunos casos, se puede dar el caso de empezar abriendo un blog 3 y con empeño conseguir reconvertirlo, o tener un 2 y que tienda hacia ser un 1, etc. A veces es solo escribiendo cuando te das cuenta de tu objetivo, nunca es tarde :)

      Un saludito

      Eliminar
    2. Gracias Merche :)
      Por supuesto, no hay que perder de vista la propia evolución. Uno puede iniciar proyectos con una idea y, conforme se van desarrollando los acontecimientos, ir perfilando esa idea e incluso cambiarla. Lo mismo podría decirse de un blog. Hay quien lo ha empezado con la simple idea de contar ahí sus pensamientos y acabar enfocándolo a otros propósitos.

      Espero que hayas pasado buen fin de semana. Un beso.

      Lourdes

      Eliminar
  6. Hola:

    Mi opinión va en la misma línea que la de Lourdes.
    La mayoría de los blogs que encontramos actualmente son más personales que profesionales, en el sentido de que van más dirigidos a los colegas que a los potenciales clientes.

    Para mí, si se quiere ganar visibilidad con fines comerciales, de cara al cliente, es mejor crear una página web. Y para hacer marketing, primero me formaría en ello o bien encargaría la tarea a alguien especializado.
    Después, trataría de crear campañas dirigidas a cada tipo de cliente. Por ejemplo, diseñar un tipo de folleto informativo para cada tipo de cliente directo al que quiero llegar.
    Y, por supuesto, están los blogs de los que habla Lourdes, dirigidos al cliente. En este caso, optaría por enlazarlo a la página web profesional.

    Creo que sí es importante ser visible, quizás uno de los «problemas» radique en la la propia idea de «visibilidad», a menudo identificada con visibilidad 2.0.
    Es importante ser visible para el cliente potencial, pero por los canales en el que este cliente se mueve. Si el cliente no usa internet, quizá una buena manera de ser visible para él sea mandar un sobre con un folleto en el que ofreces y describes tus servicios o poner un anuncio en la revista especializada de su sector.

    En definitiva, visibilidad sí, pero adaptada y enfocada a cada tipo de cliente (si el propósito de ser visibles es llegar al cliente).

    Un saludo y enhorabuena por la entrada.
    Inés

    ResponderEliminar
  7. El comentario de Lourdes me ha encantado, ya que básicamente estoy al 101 % de acuerdo con ella a través de mi propia experiencia y de mis intereses actuales. No hay que olvidar que ha habido una evolución desde los primeros blogs de traducción en 2006 y 2007 (me acuerdo del gran Tradublog) hasta hoy, ya que creo que el uso de dispositivos móviles y sobre todo las redes sociales han ayudado a que los contenidos sean más importantes que nunca.

    Yo empecé mi blog por simple curiosidad y jamás pensé que me diera tantos frutos (tanto en lo profesional como en lo personal). Hoy un día un blog te ayuda a ser visible entre compañeros de profesión, lo cual no me parece mal porque muchos de los proyectos que salen suelen surgir a raíz de otros compañeros. Como forma de networking me parece fantástica.

    Es cierto que muchos de los blogs de traducción actuales están escritos para otros traductores (el mío el primero). Esta reflexión ya me la planteé yo hace un tiempo, porque empecé a leer libros y blogs de marketing y vi que, como bien comenta Lourdes, la clave está en el público objetivo de tanto esfuerzo. Yo empecé a ver que me llamaban para cursos y conferencias, pero no tanto para encargos. ¿Por qué? Muy sencillo: porque al menos en mi sector (localización de software y videojuegos), los clientes son extranjeros. Así pues, si quisiera llegar a mis clientes, tendría que escribir en inglés, pero eso me llevaría más tiempo y además tendría que invertir en un revisor para mis artículos. Por tanto, decidí seguir escribiendo para traductores porque realmente me gusta (lo que creo que es fundamental para que un blog tenga éxito) y porque me daba visibilidad de cara a organizar cursos, que es una buena fuente de ingresos y que además te permite diversificar un poco tu trabajo, por no hablar de que te ayuda a hacer cosas diferentes. Precisamente por eso ahora me he lanzado con un curso propio y veo que el esfuerzo ha merecido la pena.

    ¿Qué le recomendaría a un estudiante? Que haga lo que quiera. Reconozco que yo he animado desde mis principios a otra gente a hacerse un blog, pero con el paso del tiempo y la experiencia, ya no pienso así. Siempre será mejor tener un blog que no tener nada porque así quien te busque en Internet (un empleador al que le envías tu CV, por ejemplo) puede ver cómo escribes y si dominas un poco el tema. Pero de nuevo, como bien dice Lourdes, tienes que tener unos objetivos muy claros hoy en día. Ya digo que abrí mi blog en 2007 por pura casualidad y ocio, pero eran otros tiempos y Twitter o Facebook no eran tan conocidos como ahora. Si abriera mi blog ahora, no lo habría hecho igual. Es por eso por lo que antes he podido animar a la gente a hacerse un blog, pero ahora pienso como Lourdes. Supongo que también es normal que el pensamiento de uno cambie de cuando tienes 22 años (cuando cabrí mi blog) a cuando tienes 28 como ahora.

    Resumiendo: créate un blog si de verdad tienes un objetivo. También puedes probar a ver qué pasa por curiosidad. Al fin y al cabo, es tu tiempo. Y sea como sea, desde luego tienes más posibilidades de que te conozcan teniendo un blog que no teniéndolo. Pero eso no te va a dar más trabajo de forma automática. Ahora bien, sí creo que tendrás más posibilidades de causar una buena impresión.

    Y otra cosa: que nadie crea que está todo dicho. Me gusta el caso de Rafael López Sánchez y su blog Jugando a traducir (http://jugandoatraducir.wordpress.com/), porque desde que lo abrió, creo que se ha hecho cierto nombre en el campo de la traducción audiovisual y las herramientas de traducción, y no en vano empresas como AulaSIC han contado con él para un curso de InDesign.

    Un saludo,

    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejem, quería decir "abrí", no "cabrí". :P

      Eliminar
    2. Gracias Pablo. La verdad es que el tuyo es también un muy buen ejemplo y, de hecho, en mi comentario olvidé mencionar este tipo de casos. Casos acertados de blogs de traducción orientados a traductores....porque los clientes son los propios traductores. Evidentemente, si eres traductor y quieres impartir cursos para traductores, con tu blog lo estás haciendo muy requetebien. Otro ejemplo que olvidé poner es el de Elena Fernández con su blog Marketing para traductores, y la razón es evidente, ¿quienes son los clientes de Trágora Formación? pues eso.... jeje.

      Eliminar
  8. Lourdes ha dado en la clave de todo esto. No tiene más ciencia. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena, en mi respuesta a Pablo también te he citado porque creo que tú también sabes por dónde van los tiros ;)

      Eliminar
    2. :) ¡Gracias!

      A ver, hay una fiebre de la visibilidad mal planteada y hasta que no nos demos cuenta de que hay que seguir una estrategia no servirán de nada los esfuerzos de muchos traductores.

      Eliminar
    3. Exacto, Elena. No se trata de tener o no un blog, sino de estrategia.

      Eliminar
  9. ¡Hola!

    Perdonad que comente sin haber leído en profundidad los comentarios pero son muy largos y no tengo mucho tiempo.

    A mí, como a Merche, jamás me dijeron en clase que tenía que ser visible ni cosas por el estilo, puede que esté empezando a pasar ahora que realmente es cuando los blogs están teniendo más importancia.

    Yo también creo que abrir un blog debe ser una decisión personal y, añado, no tiene que hacerse para agradar a nadie excepto a uno mismo. Lo único que creo que puede interesarle al cliente es que escriba bien, no solo sin faltas de ortografía sino con coherencia y cohesión, y que demuestre que me interesa mi trabajo. En cuanto a los temas que aborde, pues sinceramente creo que le da igual mientras no comente mi última noche de fiesta o los bailes de Miley Cyrus (y, aún así, nunca se sabe). Es imposible agradar a todo el mundo así que mi filosofía es que, aunque hay que tener en cuenta al "público", hay que escribir para uno mismo.

    Por último, solo me gustaría decir que a mí, gracias al blog (que es más personal que profesional, sí), me ha encontrado una traductora que me ha recomendado a una agencia para un proyecto "largo". Entiendo la postura de Lourdes y de Inés pero no hay que olvidar que en traducción muchos de los trabajos se consiguen gracias a recomendaciones de compañeros así que creo que un blog de traducción dirigido a traductores puede ser interesante. Y no hay que olvidar a los PM de las agencias. Imaginad que uno pone tu nombre en Google, sale tu blog y has escrito un artículo hablando de Trados (que un cliente no tendrá ni idea de lo que es pero un PM sí). Resulta que está buscando a alguien que domine Trados muy bien y tú ya te has ganado un trocito de su corazón.

    Un saludo,
    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elena:

      En ese último punto estamos totalmente de acuerdo. Uno de tus clientes meta pueden ser un compañero y si escribes un blog para colegas de profesión, entonces has dado en el clavo.

      Un abrazo,
      Inés

      Eliminar
  10. Completamente de acuerdo con Pablo (Muñoz).

    Muchas veces, a nivel de marketing nos centramos en que el objetivo de un blog tiene que ser buscar clientes y que sea rentable. Estoy de acuerdo en parte con esta afirmación, pues es cierto que hay que buscar la forma de sacarle un rendimiento económico al tiempo que uno invierte. Pero no podemos olvidarnos de que no todo es dinero, y no todo son clientes.

    A lo mejor os parece una burrada, pero creo que si te obsesionas demasiado con el tema de rentabilizar y de conseguir clientes al final es muy posible que te salga el tiro por la culata o que te acabes quemando. Recuerdo una cita de Guy Kawasaki:

    "If you make meaning, you probably make money but if you set out to make money you will probably not make meaning and you won’t make money"

    La clave de un blog son sus contenidos y su significado. Escribir un blog debe ser, ante todo, algo vocacional y algo que uno haga con gusto. Tiene que ser algo que nazca dentro de ti y que tenga valor. De esa forma conseguirás transmitir algo a tus lectores y el objetivo llegará por sí solo. Si no, rápidamente se va a notar que lo que quieres es hacer captación y eso es precisamente lo que todo el mundo rechaza. Es algo parecido a lo que ocurre cuando llaman a tu casa para vender seguros o te llaman al móvil los de otra compañía telefónica. Automáticamente te pones en modo "No gracias" y pasas a otra cosa.

    Por mi experiencia puedo deciros que he conseguido muchas cosas gracias al blog cuando, en realidad, muchas ni tan siquiera las he buscado. Y son esas cosas las que al final han hecho que el blog sea rentable y merezca la pena a nivel "económico". Pero, en realidad, todo lo que me ha dado a nivel de visibilidad, contactos, aprendizaje, etc. ya hacía que el blog mereciera mucho la pena. Es por eso por lo que sigo escribiendo, de lo contrario seguramente me habría quemado hace mucho tiempo.

    Un saludo,

    Rafael López

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y añado:

      Los blogs están vivos y el objetivo, enfoque y orientación de los mismos también evoluciona a lo largo del tiempo. No sabes lo que es tener un blog hasta que tienes uno y, aunque al principio te marques un objetivo, es muy posible que con el tiempo este cambie y eso haga que tú también evoluciones.

      Muchas veces, tener un objetivo o un plan desde el principio ayuda mucho a tener una hoja de ruta, pero también hay casos (como el mío o el de Pablo) en los que empiezas sin un objetivo claro y al final el mismo blog te va marcando el camino (análisis de visitas, búsquedas, comentarios, estadísticas, etc.). En mi caso todo empezó de forma muy natural y nunca he tenido que preocuparme demasiado por los objetivos porque lo que escribía tenía sentido para mí y también para los lectores.

      Un saludo,

      Rafael López

      Eliminar
    2. Rafael, yo no creo que el blog de Pablo (Muñoz) no tuviese una hoja de ruta bien definida, aunque no estuviese escrita. En este mismo hilo ha definido sus planteamientos sobre el blog desde el inicio (ecribir para traductores o clientes, en español o en inglés, etc.).

      Para mí, y repito que es mí opinión personal (soy sí de egocéntrico...), los principales méritos del blog de Pablo son:

      a) ser el primero en haber "democratizado" el conocimiento sobre traducción haciéndolo accesible a todo el mundo y abandonando, de una vez por todas, el secretismo imperante;

      b) haber sabido cohesionar una profesión muy atomizada en la que cada cual tiraba por su lado.

      Saludos,
      Pablo B.

      Eliminar
    3. Hola, Pablo:

      Tampoco quiero poner en boca de Pablo cosas que no haya dicho él mismo, pero he leído la mayoría de las primeras entradas de su blog y creo que no me equivoco si afirmo que lo empezó por curiosidad (además, el mismo lo dice en su comentario anterior) y por probar. Luego, claro está, fue redefiniendo y puliendo el concepto y los objetivos con el paso del tiempo. Su blog tiene 6 años ya (si no me equivoco) y la evolución que ha experimentado es evidente.

      Y, bueno, en realidad, personalmente creo que los méritos de su blog son tantos que no podría enumerarlos ni resumirlos en pocas palabras, pero coincido con los que tú mencionas.

      Un saludo,

      Rafael López

      Eliminar
    4. ¡Hola, chicos!

      Tocayo, gracias por tu opinión. :D

      Si os soy sincero, empecé el blog por curiosidad desde la primera entrada en 2007. No sé si se notará o no, pero yo diría que no fue hasta 2011-2012 que empecé a tener más claros los objetivos del blog viendo los resultados que obtuve (y que nunca imaginé). De hecho, cometí el "grave" error de tener blog separado de la página profesional, ya que así he perdido mucho posicionamiento que podría aprovechar para mi web profesional. Pero bueno, es lo que tiene empezar en esto sin tener ni idea de estrategias ni nada. :P

      De hecho, yo no tenía tanta idea de marketing y redes sociales hasta hace un año o dos y por eso mi opinión personal ha cambiado muchísimo en cuestión de un par de años en cuanto a los blogs y las redes sociales. Las cosas cambian y uno también cambia, y al igual que en su momento traducía videojuegos con 14 años y lo hacía porque era una pasión total, también empecé el blog con pasión. La diferencia es que lo que hice desde los 14-18 años tuvo su final porque cambiaron las prioridades de mi vida, aunque por suerte pude transformar esa pasión en una de mis especializaciones actuales.

      Con el blog quizás ha pasado lo mismo: lo empecé por pura pasión y así sigue siendo, pero sí que es cierto que ahora intento sacarle algo de rentabilidad a mis esfuerzos con por ejemplo el curso propio que he lanzado, aunque hay una razón: cuando traducía videojuegos "gratis", no podía vivir de ello para siempre aunque me encantara; cuando escribo en el blog, tarde o temprano consigo algún fruto, pero lo importante es que esta vez sí puedo continuar mi pasión de escribir para traductores porque también me ayuda como marketing personal. Soy así de transparente porque tampoco quiero que se piense que tengo todo superestudiado con métricas y demás y que escribo para que la gente me conozca. Desde hace 1-2 años puede que tenga una estrategia mejor definida, pero antes sinceramente no la tenía se note o no.

      Aunque Merche me diría que no me tengo que justificar, creo que no hay problema en manifestar qué se pasa por mi mente cuando escribo. Las pasiones a veces se van porque cambian las prioridades: si conseguir algo a cambio de escribir (como imagen de marca) me permite seguir escribiendo en mi blog y compartir experiencias con los demás, a mí me parece una verdadera oportunidad caída del cielo. Precisamente le he comentado antes a Merche (en persona) que me parece maravilloso que gracias al apoyo que recibe el blog no lo haya abandonado por falta de tiempo. Desde hace unas semanas tengo pensada una entrada sobre la traducción de un juego antiguo que me marcó (el Ultima VII) con el que a ver si puedo ponerme cuando tenga un rato. Si eso ayuda a que a alguien le interese mi curso de localización de videojuegos, genial, pero si os soy sincero, yo por lo que me muero es por disfrutar mientras escribo esa entrada. A principios de 2013 reordené mis prioridades, y gracias a eso he vuelto a mis orígenes, pero con una estrategia.

      Me consta que hay gente que me odia y demás por las cosas que cuento, otros piensan que me creo alguien, pero yo sigo pensando que escribir un blog y haber conocido a gente tan genial como a Merche o recientemente a Rafa es de lo más bonito que me ha podido pasar en la vida. Que los demás opinen lo que les dé la gana: yo mejor que nadie sé lo que hago con mi vida y con mi tiempo, por no hablar de tener los pies en la tierra en toda esta tormenta de blogs, redes sociales y demás, donde a veces parece que todo es maravilloso y todos nos queremos cuando creo que existe mucha falsedad.

      Y Pablo Bouvier, aunque no nos hayamos podido conocer en persona, me alegra ver cuando comentas alguna entrada mía o me escribes un correo con alguna cosa interesante (todavía recuerdo los programas en Visual Basic) o cuando me avisas de una errata. :)

      En fin, menudo rollo acabo de soltar. Perdón por hablar de mi libro aquí. Es que me habéis inspirado, chicos, ja, ja, ja.

      Un saludo,

      Pablo

      Eliminar
    5. Buenas, tocayo. Alles klar! Y no te excuses por hablar de tu libro que los hay mucho peores, como el pretencioso "nuncapremionobeldeliteratura"... :D : http://youtu.be/9yzQXkHHR_s

      Eliminar
  11. Merche, gracias por tu entrada. Me parece un debate interesante como docente y como traductora.
    No sé en qué contexto se le pediría al estudiante que creara un blog: si la idea es que fuera un blog activo, estoy de acuerdo contigo; pero si la idea es que los alumnos supieran crear un blog y se familiarizaran con el concepto, me parece que el objetivo del docente está claro. Yo soy profesora de informática aplicada y casi siempre hacemos algún ejercicio de este tipo: es simplemente una forma (de las muchas que hay) de abrir la Web 2.0 a los alumnos, y os sorprendería la cantidad de alumnos que tienen escasos conocimientos de la informática y de Internet.

    En cuanto a si es necesario o no tener un blog, creo que el enfoque de Lourdes es muy acertado y no quiero repetirme. Pero sí me gustaría decir que este fenómeno "blogs de traducción" puede (repito, puede) llevar a los estudiantes a pensar que es la única forma de abrirse camino, y que así van a triunfar. Aunque opino que es importante tener un perfil actualizado en la red, de la manera que sea, creo que todos estaremos de acuerdo en que es una herramienta más, una ayuda a un profesional formado, que tiene los recursos y competencias para dedicarse a la traducción. Lo que me preocupa, como docente, es que a los estudiantes se los olvide que para dedicarse a la traducción, hay que ser un buen traductor. A muchos os parecerá una obviedad, pero la observación de mis alumnos me dice que no lo es. Creo que los estudiantes (sobretodo en sus comienzos) tienen una idea confusa de la profesión, son jóvenes, influenciables y, a veces, me da miedo que se hagan una idea equivocada de qué se necesita para ser traductor. No me enrollo más:)
    Felicidades por el blog, Merche, y suerte en tu carrera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión, Elena :)
      Por las preguntas que me hizo la chica, no tenía pinta de que el profesor buscara que supieran manejar Blogger o Wordpress, sino de que se hicieran un hueco así, algo imposible de evaluar en el curso de una asignatura. De todas formas, no dispongo de más información así que tampoco me voy a cebar con el profe xD

      En cuanto a la idea confusa de los estudiantes, la verdad es que no dejo de escuchar hablar de los estudiantes como "esos pobres", prácticamente, y me molesta bastante porque yo hasta hace nada lo he sido y no considero que ni yo ni mis compañeros hayamos sido más influenciables que cualquier otra persona. Insisto en mi premisa: tener menos edad o menos experiencia no significa nada. Cada uno es responsable de contrastar la información que llega a sus oídos y, si uno se la quiere creer sin mirar más allá, es su problema (y no necesiariamente les ocurre a estudiantes solo).

      Tengo la sensación de que se nos imagina a los estudiantes solo como eso, como estudiantes, como alguien que acude a clase a recibir información y, al llegar a casa, ya no hace nada más "interesante" en relación con sus estudios. Hay quien se informa, se preocupa, contrasta, etc. y creo que esa parte se olvida. Una cosa es decirle a un niño pequeño X y saber que se lo creerá (es un niño) y otra es pensar que el estudiante al que se le informe de una cosa se quedará exclusivamente con lo que se le diga. Estamos hablando de la universidad, es otro nivel y la gente tiene otro tipo de madurez. Algunos no, pero otros muchos sí, y yo cuento con ellos.

      Que conste que todo esto va "en general", no por ti, que además eres profe y sabes perfectamente de lo que hablas, jeje :)

      Eliminar
  12. Y en todos los comentarios que se han expuesto en este hilo ¿qué diferencia hay con lo que he comentado en mi respuesta a Estefi? Creo que ninguna.

    Cuando dije "nos lanzamos como borregos" utilcé el plural con toda intencionalidad: no me refiería solo a los estudiantes, sino que también me incluyo junto con otros profesionales dentro del "borreguismo", porque también nos creímos lo de la "imperiosa necesidad de tener un blog". En cuanto a qué congreso traductoril me refiero y que fue el punto de inicio del crecimiento exponencial de la publicación de blogs de traductores para traductores, creo que es de dominio público.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué tendría que haber diferencia?
      Sobre el congreso, sigo sin saber cuál es, ¿puedes especificar para los que estamos espesitos? xD

      Eliminar
    2. Hola, Meche: para mí, el crecimiento exponencial de los blogs sobre traducción tuvo como punto de partida las «Jornadas de transición al oficio de traductor e intérprete» de la Universidad de Alicante.

      Eliminar
    3. Fe de e-rratas: Merche

      Eliminar
    4. Gracias por comentarlo. No identificaba yo un punto de partida de este "fenómeno".

      Eliminar
  13. ¡Qué maravilla, Merche, leer estas frases salidas de tu "pluma":
    NO es necesario tener un blog (si no quieres)
    NO es necesario estar en las redes (si no quieres)
    NO es necesario ser visible (si no quieres)!
    Hoy lo que se estila, por calco del inglés, es "No necesitas tener un blog", "No necesitas estar en las redes", etc.
    Esto de (to) need + infinitivo es un tema que me interesa especialmente (he publicado sobre el asunto una pequeña nota con F. Navarro en la revista de traducción Panace@). Se trata de una estructura del inglés con una capacidad colonizadora impresionante.
    Un abrazo
    Juan Manuel Martín

    ResponderEliminar
  14. Felicitaciones Merche. Has puesto un tema interesante sobre el tapete de discusión. Comparto lo que dices en el mensaje original. Solo quiero agregar, como mencionó alguno, que sí que hay traductores que se contonean y van por allí como estrellas de la tele o del cine, y en general recomendando que los colegas promuevan una imagen y se olviden de la calidad como elemento fundamental de su trabajo. Algunos los llaman traductores bling-bling y todos podríamos citar ejemplos con nombre y apellido. Si no lo hacemos es por ser muy diplomáticos (como lo has sido tú) o por no pelearse con nadie sin necesidad (lo que yo prefiero). Como dijo alguno: por sus obras los conoceréis. COmo dicen por aquí, en perfecto francés bon weekend!

    ResponderEliminar
  15. Un artículo muy interesante. Me ha gustdo.

    Tomasz
    www.thewebresources.com

    ResponderEliminar