domingo, 1 de junio de 2014

Máster Universitario en Traducción y Mediación Intercultural de la Universidad de Salamanca

Fuente

La Universidad de Salamanca ofrece un Máster oficial en Traducción y Mediación Intercultural que, aunque a menudo pasa bastante desapercibido dentro de la amplia oferta de másteres en esta disciplina, se encuentra entre los que destaca el periódico El Mundo en el ámbito de la traducción y la edición.

En esta entrada, aprovechando que una antigua compañera lo está cursando, quiero ofreceros algo de información sobre estos estudios, sobre los que encontraréis más detalles en la página oficial. No obstante, siempre es agradable leer opiniones y datos de primera mano.

Irene Rodríguez Arcos es recién licenciada en Traducción e Interpretación por la USAL, con intereses laborales en la traducción y la docencia a nivel universitario, sin descartar otro tipo de salidas laborales para seguir traduciendo de forma activa. Ante la posibilidad de seguir en el mundo académico, para una posible tesis se plantea trabajar con traducción y publicidad.

 
  • ¿Por qué el Máster Universitario en Traducción y Mediación Intercultural? ¿Nos puedes dar algunos datos prácticos sobre él?

    "Después de pedir becas de auxiliar de conversación y no ser seleccionada, me planteo hacer un máster para poder acceder a un doctorado. ¿Pero qué máster? Decido que quiero quedarme en mi facultad para, en primer lugar, poder compaginarlo con una beca de colaboración docente (orientada a nuevas tecnologías y herramientas TAO); y en segundo lugar, para hacer un TFM que sirva de introducción o germen de una futura tesis orientada por unos profesores en concreto.

    Hablamos de un máster de unos 2600 euros para el que, si eres licenciado/graduado en Traducción e Interpretación (aunque no vengas necesariamente de la USAL), no tienes que hacer prueba de acceso. Si no es así, hay pruebas escritas y orales (ofrecen la posibilidad de realizarlas a distancia con medios como Skype) que deben superarse para entrar. Hay unas 40 plazas (este año hemos sido treinta y tantos). En la web del máster se puede encontrar información más detallada y actualizada sobre este asunto en concreto y otros igualmente útiles sobre plazos de inscripción, plan de estudios, becas, etc.".


  • ¿Qué tipo de estudiante aprovecharía más el máster? (licenciados en Traducción, en otras disciplinas…)
    "El estudiante ideal para este máster es licenciado o graduado en filologías o carreras orientadas a las lenguas, pero sin conocimientos específicos de traducción. Se les enseñan los fundamentos para desenvolverse en el mundo laboral, aunque la práctica y el rodaje que tienen los licenciados de la carrera de Traducción es superior debido al tiempo dedicado y a la experiencia.

    Yo diría que no está pensado para licenciados en Traducción e Interpretación (al menos de la USAL), pero no por eso es menos aprovechable. Si se seleccionan asignaturas que no se hayan hecho en la carrera (y me refiero a las especializadas de la lengua C, que en la USAL al menos no se potencian) y prácticas que interesen, se puede sacar partido a la experiencia. Sí insisto en que los graduados en Traducción (de cualquier facultad) no deben cursar la asignatura general de “Fundamentos de Traducción” porque ya contamos con esa base.

    Por otro lado, es cierto que hay que coger algunas asignaturas que se hayan hecho ya para llegar a los 60 ECTS obligatorios de matrícula. De todos modos, aunque algunos contenidos se repiten, el enfoque es diferente y la exigencia es mayor. Estamos hablando de enseñanzas de posgrado".


    
    Fuente

  • ¿Es un máster más teórico que práctico?
    "Este máster combina la vertiente teórica y práctica casi a partes iguales, diría yo. Hay asignaturas teóricas de teoría de la traducción, de fundamentos de traducción, partes teóricas de las especializadas, etc.; y, por otro lado, prácticas y el TFM (que cada uno decide la orientación que le quiere dar, desde crítica de traducciones hasta neologismos)".

  • ¿Qué puertas te abre estudiarlo? ¿A qué tipo de salida crees que está orientado?"Depende de cada uno y de lo que haya escogido. A mí me interesaba hacer un buen TFM e ir calentando para la tesis, y es perfecto en ese sentido. La gente que quiera salir a traducir en agencias o de autónomos, puede hacerlo también. Al ser tan general, no cierra puertas".

  • ¿Es exclusivamente presencial, se puede compaginar con el trabajo…?"Es presencial y difícil de compaginar con un trabajo (aunque sea a tiempo parcial), ya que la carga de tareas es considerable. Este año las clases han ido de lunes a jueves, en un horario variable semanalmente entre las 4 y las 9 de la tarde. Las asignaturas son pequeñas (entre 3-4 ECTS), excepto las prácticas (6 ECTS) y el TFM (12 ECTS), por lo que hay pocas sesiones de cada una y no suelen durar más de un mes. A veces hay conferencias por la mañana de asistencia obligatoria. Hay que tener en cuenta que las clases acaban a finales de marzo-principios de abril y después se trabaja con las prácticas y el TFM. Esta última etapa no es presencial, pero hay tutorías regulares con los profesores (tanto para prácticas como para el TFM). Esto último ya depende de cómo lo haga cada uno".

  • ¿Te especializas en algún área concreta durante estos estudios?
    "No hay una especialización muy clara. Se puede elegir entre traducción jurídica, económica, editorial (literaria-medios de comunicación) y científico-técnica en inglés, francés y alemán, pero son muy cortas y no hay itinerarios definidos. La gente suele cursar un batiburrillo de especializadas".

  • ¿Te gustaría destacar algo más?

    "Entre otras cosas, en la facultad hay una beca de colaboración docente remunerada para aquellos interesados en la docencia y las herramientas TAO. Hay dos plazas al año, una para graduados de la carrera de Traducción e Interpretación y otra para los egresados del máster.

    La beca incluye, entre otras cosas, elaboración de material didáctico y manuales de herramientas TAO, impartición de seminarios en la facultad, manejo de la plataforma virtual, tutorías personalizadas con alumnos y asistencia a docentes respecto a valoración de futuras prácticas. Se aprende mucho y es una posible opción para compaginar con el doctorado para los que hayan terminado el máster en la USAL y estén con la tesis en esta facultad".




¡Gracias, Irene!


Nos leemos en la próxima entrada :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario