viernes, 26 de junio de 2015

Validar aptitudes de LinkedIn sin conocer a la persona

Entrada dedicada a J.B., no por la temática sino porque le hace ilusión ^^



De un tiempo a esta parte he notado que se ha puesto de moda una práctica con la que, a mi parecer, habría que andarse con ojo. Y no he sido la única en darme cuenta; de hecho, hay quien lo califica ni más ni menos que de spam, como el autor de este blog, del que tomo prestadas varias imágenes para ilustrar esta entrada.

Seguro que a muchos de vosotros también os ha pasado: entráis a vuestro perfil de LinkedIn y os encontráis con que personas que no conocéis de nada (más allá de compartir profesión/estudios) han validado vuestras aptitudes: desde "inglés" hasta "traducción" pasando por tu dominio de Studio 2014. Las razones para hacerlo son muy variadas, si bien las más comunes son hacer un guiño a la persona, el desconocimiento de la función o esperar una validación de esa persona a cambio. Por supuesto, a quienes habéis validado mis aptitudes, os doy las gracias por la "confianza", pero me gustaría que reflexionarais sobre el tema, y lo digo con la mejor de las intenciones :-)

Por si acaso alguien no sabe de lo que hablo, dejo por aquí estas imágenes:


Fuente



Precisamente porque cada vez es más habitual, esta opción de LinkedIn ha perdido todo su significado y el hecho de que Pepe haya validado una aptitud tuya ya no significa (¿lo significó en algún momento?) que realmente sepa tu nivel de ______ (la aptitud que sea). Incluso hace poco vi que alguien pedía en un conocido foro de traductores que, por favor, "hiciéramos clic en las aptitudes X e Y para que aparecieran las primeras de la lista"...

Si quieres "validar" la profesionalidad de alguien, escribe una recomendación. Eso sí que es fiable y valioso, ya que tienes que indicar dónde has trabajado con esa persona. Si sabes de primera mano que domina una herramienta o tiene una determinada aptitud, es porque has trabajado con ella. Si no, no lo sabes y, por tanto, no debes recomendarla. Al igual que no nos arriesgaríamos a recomendar a alguien con quien no hemos tratado, no deberíamos validar una aptitud sin más.

Por si no lo sabíais, existe la siguiente opción:



De hecho, escribiendo estas líneas me he acordado de lo que algunos dijeron cuando propuse tuitear con el hashtag #traduCV: que aunque alguien dijera "Especializado en astronomía RU > CA" y fuera en teoría justo lo que necesitaban, no le confiarían un encargo sin haber trabajado antes con él/ella. Insisto: lo mismo se puede aplicar a las validaciones, si bien, como digo, creo que ya pocos lo toman en serio.

¿Qué opináis? ¿Os ha pasado? ¿Habéis validado aptitudes sin pensar más allá? (Si es así, ¡me interesa vuestra reflexión!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario