miércoles, 19 de agosto de 2015

5 errores graves en el LinkedIn de un traductor

Entrada dedicada a S.L. y M.G. :-)
Eeeeeeerror
Fuente

Tras leer la entrada de Forbes de mayo "Así debe ser el LinkedIn de un autónomo", compartida hoy por Devadip Rivero, se me ha ocurrido escribir una sobre los que considero que son los errores más graves que cometen los traductores en sus perfiles de LinkedIn.

En primer lugar, debo decir que LinkedIn me ha demostrado ser una fuente inagotable de contactos y ofertas de trabajo, aunque curiosamente no me refiero a la sección "Empleo", donde solo figuran las ofertas que las empresas registran como tal, no las que publican los recruiters en sus perfiles o en los perfiles de sus empresas, que es donde está la clave. Otra opción muy útil es la de "Los usuarios también vieron" de la parte derecha al entrar en el perfil de una persona o en la página de una empresa. El motivo es simple: si estás en el perfil de un recruiter y buscas personas con un perfil parecido, te aparecerán recruiters de otras empresas y si estás en el perfil de una empresa de, pongamos, localización, te aparecerán otras empresas de localización.

Pese a que no le he sacado todo el jugo a esta red, ya que aún no participo de forma activa en foros y preguntas/debates, creo que se trata de una auténtica mina en la que merece la pena promocionarse bien. Y aquí es donde vienen mis "consejos", fruto de haber visto muchos perfiles y de haber mejorado el mío propio en función de lo que he ido viendo apropiado. Estos son los errores que yo considero más graves en el LinkedIn de un traductor:

  • No poner un titular profesional preciso: El titular profesional es lo que aparece justo debajo del nombre y lo que hará que un posible interesado acceda a tu página o pase directamente al siguiente "con mejor pinta". No pocas veces he visto perfiles que simplemente rezan un "Traductor autónomo" sin indicar las combinaciones de idiomas o las especialidadesUn error muy relacionado es no tener en cuenta que lo que aparecerá en este campo será la última de tus experiencias por orden cronológico, con lo que traductores autónomos que quieren promocionarse como tal aparecen como "Profesor de inglés" por haber sido la última experiencia añadida. Otro error importante que entraría en este apartado es el de no releer cómo queda tu perfil una vez lo modificas. Me explico: me he encontrado con bastantes casos de quienes han rellenado los campos "Nombre de la empresa" y "Título" poniendo "Traductor autónomo", con lo que el resultado es "Traductor autónomo en Traductor autónomo":
He modificado mi perfil momentáneamente con este error
  • No poner un titular profesional verídico: Hay que recordar que este no es un campo en el que se deba poner "lo que uno quiere ser de mayor", sino en lo que realmente trabaja. Si eres estudiante, no pongas que eres traductor autónomo; y si das clases particulares de inglés, tampoco. La razón es que, si te vendes como que eres freelance, significa que aspiras a recibir encargos y, si te contactan, te verás en el aprieto de tener que facturar con el nombre de otra persona por no estar dado de alta (no contemplo las opciones no legales).

  • No poner foto (adecuada): Pongo en tercera posición algo que muchos consideran lo más importante. Al margen de la prioridad que le demos a este aspecto, estamos de acuerdo en que un perfil sin foto es un perfil que da la impresión de estar incompleto o anticuado. Sobre la foto, cada uno debe juzgar cuál es la mejor opción (lo que no es sinónimo de en cuál sale mejor). Salir con gafas de sol, a los pies de una catedral o con unos pixelotes de escándalo denotan poca profesionalidad y no saber distinguir en qué red social te mueves.

  • Ser el CEO de tu vida y otro tipo de exageraciones: Hasta hace poco yo creía que solo se era director ejecutivo cuando se tenía una empresa, pero me ha sorprendido encontrarme con perfiles de quienes se autodenominan CEO de sí mismos (es decir, "CEO de Merche García Lledó", por ejemplo) cuando no tengo ninguna empresa que se llame así. Esto, junto con otras exageraciones inexplicables, denotan poca humildad/profesionalidad y un afán tremendo de hinchar el CV a toda costa. Algo que, como os podéis imaginar, disuadirá a los recruiters, expertos en reconocer este tipo de perfiles.

  • Validar aptitudes sin conocer a la persona: No me voy a extender mucho porque dediqué una entrada entera a esto, ¡pero es que me sigue sorprendiendo la cantidad de gente dispuesta a validar aptitudes de quien no conoce! Normalmente, todo sea dicho, a cambio de que así validen las suyas.

Y hasta aquí los cinco errores más importantes para mí, aunque podría ampliar la lista hasta diez o quince... De hecho, no descarto hacerlo en el futuro ;) Y vosotros, ¿qué consideráis sacrilegio?



4 comentarios:

  1. Hola, Merche.

    Me ha parecido muy interesante tu entrada. Comparto casi todos los consejos que nos has proporcionado en cuanto a mejorar nuestro perfil en LinkedIn. Sin embargo, siento no poder estar de acuerdo con tu comentario respecto a los traductores autónomos. Si bien es cierto que lo «legal» es no promocionarse como traductor autónomo hasta que uno se dé de alta como tal, la realidad suele ser bien distinta: nadie en su sano juicio empezaría a pagar la cuota de autónomo hasta que recibiera su primer encargo, puesto que de lo contrario perdería bastante dinero. Al menos, a mí me parece que es lo sensato. Supongo que, con tu experiencia, sabrás de lo que hablo.

    Por lo demás, te felicito por la entrada. Creo que deberíamos tomar nota de los consejos que nos das.

    Saludos.
    Rocío

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Rocío!

    Gracias por dejar tu opinión :)

    Estoy de acuerdo contigo y voy a matizar: yo me refiero a no promocionarse como autónomo si tu actividad actual es, por ejemplo, la de estudiante (y seguirá siendo así durante uno o dos cursos más) o profesor (y seguirá siendo así durante X tiempo) y no tienes pensado darte de alta pronto y ofrecer tus servicios de forma "constante".

    En muchas ocasiones se utiliza lo de "traductor autónomo" como cajón desastre en el que cae todo, incluidos períodos en los que uno está en paro o trabaja de otra cosa. Esta profesión tiene la peculiaridad de que nadie nos va a pedir "pruebas" de si efectivamente estamos o no trabajando y se aprovecha esa situación para abarcar períodos que, de otra forma, quedarían "en blanco" en nuestro CV.

    Espero haberme expresado mejor ahora y que haya quedado más claro lo que quería decir ;)

    ResponderEliminar
  3. Me ha servido mucho esta entrada para plantearme si mi perfil de LinkedIn está bien o si peca de alguno de estos errores básicos y que a veces no vemos.
    Me gustaría añadir que es muy importante dedicarle tiempo a describir el cargo que desempeñas o desempeñaste en las distintas empresas que añadas a tu perfil de LinkedIn. La verdad es que no nos deberíamos conformar con poner cargo / empresa / periodo de tiempo que duró tu empleo, sino hablar un poco de lo que hiciste, de lo que aprendiste y destacar en lo que sobresalías.

    Saludos y gracias por esta entrada

    Inma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Inma!

      Gracias por tu respuesta. Efectivamente, dedicarle tiempo al cargo es muy importante y cuanta más información aportes sobre él, mejor. Al fin y al cabo, si no lo especificas ahí, ¿dónde lo vas a hacer? Probablemente son datos interesantes para clientes o empleadores, pero que nunca te preguntarán si no los dices tú.

      ¡Saludos!

      Eliminar