domingo, 23 de agosto de 2015

Consejos para el CV del traductor sin experiencia

A raíz de un comentario que me dejó un usuario en la entrada El currículum del recién licenciado hace unos meses, he decidido escribir sobre algunas "estrategias" básicas pero útiles para diferenciarnos cuando tenemos poca experiencia laboral. ¿Quién no se ha planteado esto en algún momento? 


Adaptar el CV al destinatario:

No me refiero a personalizarlo y evitar empezar diciendo "A quien corresponda" o "Dear Sir or Madam" (recomiendo la entrada "7 errores al enviar tu CV por email" de Mejora tu CV), sino a adaptar la versión del currículum dependiendo de a dónde lo mandemos. Hay quien tiene un solo modelo y ese es el que envía a todos lados (empresa de traducción, una academia de inglés, supermercado...) argumentando que su experiencia no varía en función del destinatario. Sin embargo, siempre se pueden destacar unos aspectos sobre otros (de hecho, ya puestos, podemos hasta personalizar incluso nuestro CV de Infojobs), y en eso es en lo que me voy a centrar:

Aquí van algunas ideas:
  • Tener varias versiones del currículum y nombrarlas adecuadamente:"CV_NombreApellido_traductora", "CV_NombreApellido_profesora", etc. De esta forma, nosotros sabremos de un vistazo cuál es la versión del currículum que es y el destinatario sabrá rápidamente qué es, quién lo ha enviado y qué perfil tiene. Si queréis saber más sobre este tema os recomiendo leer la entrada El nombre del archivo de tu CV importa de Sabina Serrano.
  • Incluir datos pertinentes en cada versión:
    • Si enviamos el CV a una empresa de traducción (versión "CV_nombre_traductor"), incluiremos aspectos como:
      • Herramientas de TAO: las hay gratuitas y podemos alcanzar un nivel de destreza interesante por nuestra cuenta. Los manuales de usuario están al alcance de cualquiera. 
      • Eventos del sector a los que hayamos asistido: denotan interés y que estamos "al día".
      • Cursos que hayamos hecho: reflejan que nos interesa formarnos por nuestra cuenta y no dejar de aprender.
      • Nuestra experiencia: si tenemos poca, incluiremos lo que hayamos hecho por nuestra cuenta (fansubbing, por ejemplo). Aquí os dejo unas entradas interesantes sobre el tema: Algunas formas de conseguir experiencia como traductor (Algo más que traducir), Cómo conseguir experiencia como traductores (El taller del traductor), El traductor inexperto (Traxmun).
    • Si enviamos el CV a una academia de inglés (versión CV_nombre_profesor), no tendrá sentido incluir las herramientas TAO: "MemoQ", "DéjàVuX", "Xbench", "Wordfast", "SDL Trados Studio", etc. suenan a chino a los ajenos al sector. Si has dado clases, "decóralo" y aporta datos relevantes: cuánto tiempo duraron, qué método utilizaste, en qué se centraban (preparación de examen oficial, énfasis en expresión oral, etc.), a quién se las diste (intervalo de edades).
    • Si enviamos el CV a otro sitio (un supermercado, por ejemplo), debemos ponernos en la piel de quien lo reciba y pensar de qué forma les puedes llamar la atención (quizá puedas incluir una sección donde destaques tus puntos fuertes: proactividad, trabajo en equipo, puntualidad, etc.).
Director de academia leyendo las herramientas TAO que controlas

¿Y si no tengo experiencia en absoluto?

Primero debemos asegurarnos de que eso es efectivamente así y de que no hay absolutamente nada que podamos incluir. De ser así, nos plantearemos mencionar en el CV otros aspectos que también aportarán más información sobre nosotros (desde luego, más que una sección de experiencia en blanco): trabajos de fin de carrera o en grupo, estancias en el extranjero (Erasmus, cursos, becas), "publicaciones" o colaboraciones (revistas, radio, blogs), actividades relevantes con el puesto (congresos, eventos), voluntariados, etc. Todo, eso sí, concretando. De nada sirve poner que pasamos "un verano en Inglaterra" o que hacemos "traducciones voluntarias" si no especificamos (temática, herramientas utilizadas, cuándo, etc.). No hay que hinchar el CV, hay que definirlo.

Envío de CV "con cabeza"



Debemos pensar bien dónde enviamos el CV. Que haya mucho paro no quita que, si las circunstancias te lo permiten, puedas elegir a qué quieres optar. Si nos dieran el trabajo, ¿nos daríamos por satisfechos o pronto empezaríamos a buscar otro? Si la necesidad no apremia, quizá merece la pena esperar una "buena" oportunidad antes que lanzarnos a la piscina sin agua. Eso ya depende de las circunstancias de cada uno, por supuesto. Como curiosidad, os dejo la página de Facebook "Ofertas de mierda", donde se encuentran perlas como esta:




En definitiva, cuando se tiene poca experiencia hay que jugar con otros aspectos hasta conseguir un CV relativamente atractivo para "meter la cabeza" en el sector, pero no a toda costa. Una vez consigamos la primera experiencia, todo irá "rodado" en el sentido de poder ampliar esa sección e ir ganando "atractivo" para los clientes/empleadores.

¡Suerte!

3 comentarios:

  1. Hola, Merche.

    Muchas gracias por esta entrada. Para alguien recién graduado y que tiene que introducirse ya en el mundo laboral, me parece una entrada muy interesante y acertada. Creo que es imprescindible personalizar el CV, como tú bien dices, según el puesto de trabajo que estemos solicitando, e incluir únicamente información que sea relevante para ese puesto.

    Un saludo. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por responder, Kirbano.
      Me alegra que la encuentres útil.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar