domingo, 18 de octubre de 2015

¿Qué hay en la oficina de Traducir&Co?

Uno de los temas más tratados en los blogs de traducción es el de la oficina del traductor. En estos casi cuatro años de existencia de Traducir&Co, no había sido pertinente escribirla porque mi "oficina" se componía de un portátil y... ya. Al principio, por ser estudiante y, después, por trabajar en plantilla. Me conformé con escribir sobre qué guarda un traductor en su cajón.

Ahora que estoy establecida como autónoma ya sí puedo publicar esta entrada y contaros de qué se compone mi oficina (¿o debería llamarlo coworking, ya que estamos dos? :-)) y también, como curiosidad, cuánto cuesta . He ido comprando los siguientes elementos y accesorios poco a poco, la mayoría a través de Amazon. Después de la prueba de Kindle Unlimited gratuita, ahora estoy probando los 30 días gratis de Amazon Premium que, sinceramente, merecen mucho la pena. Si os queréis pillar algo, ¡os he dejado los enlaces a cada cosa!

  • El ordenador (¡870 €!): el mío es un Sony VAIO de 13 pulgadas y 8 GB de RAM (no pongo enlace porque se dejó de fabricar) que me compré después de vender mi Mac. Es el más fino del mercado y pesa solo 1,06 kg. Costaba unos 1300 euros, pero se me quedó en 870 porque me lo compré "reacondicionado" (refurbished, es decir, que alguien lo ha comprado, lo ha devuelto y Sony lo ha dejado como nuevo, pero ya no se puede vender como tal). Es ideal para llevarlo y traerlo, que es para lo que inicialmente lo había pensado, pero ahora lo tengo conectado a un monitor externo y no tengo ninguna queja.


  • El monitor (289 €): me acabo de comprar este monitor Dell de 24,1 pulgadas y resolución de 1920 x 1200. Es ajustable (así que no hace falta tener debajo un trasto o libros para ponerlo a la altura de los ojos) y antirreflectante, lo cual es muy útil si tienes una ventana detrás como yo.


  • El teclado (40 €): tengo este teclado Microsoft que es inalámbrico y tiene botones tan útiles como el de la calculadora, el de volumen/stop/pause, ampliar y reducir, etc. Además no hace demasiado ruido al teclear (que era una de las cosas que más me importaban) e incluye el ratón.


  • El reposamuñecas (I) (17,5 €): como puse hace poco en Facebook, me he pillado este reposamuñecas de gel para ratón que me va a evitar tener que rozar la muñeca constantemente con el borde de la mesa (muy incómodo y seguro que a la larga, poco sano). Sé que un síndrome habitual entre quienes trabajamos mucho tiempo ante el ordenador es el del síndrome del metacarpiano, así que prefiero prevenir que curar.








  • El reposapiés (44 €): me he comprado este reposapiés, ya que la mesa me pilla alta y no hay nada peor que tener los pies colgando. Es bastante caro para lo que es, pero es antideslizante (aunque el suelo sea madera barnizada) y es regulable a varias alturas. Además, puedes elegir la posición de la plataforma.

  • La silla (179 €): Me compré la silla Markus después de que @pmstrad me hablara maravilla de ellas y comprobar que varios compañeros también habían optado por este modelo. Cuando la probé y vi lo cómoda que era (además de ajustable, transpirable, etc.), me decidí sin dudarlo. ¡NO juguéis con la espalda...!


  • El capricho (28,5 €): Ehhh... sí, me he pillado este calientapiés porque... bueno, pues porque tengo los pies fríos en invierno... xD.


En total, 1500 euros (sin contar la mesa, con la que ya contaba). ¡Una oficina útil, cómoda y acogedora! Bueno, pues ya "me conocéis" un poquito más. ¡Hasta otra!

10 comentarios:

  1. ¡Qué entretenida lectura de domingo! Una de mis primeras inversiones fue una computadora equipada con DOS 6.0 y Windows 3.0, WordPerfect 5.1 (creo), 380 MB en el disco duro y 8 MB de memoria RAM. ¿Cuánto me costó? Dos mil dólares (1993). Los dolores de cuello y espalda posteriores, por usar una cómoda de dormitorio por escritorio) me convencieron de dos cosas: 1) ir al quiropráctico y 2) comprarme un escritorio armable y una silla de oficina. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Madre mía, es que por aquel entonces (yo tenía 3 añitos en el 93...) los precios eran desorbitados. En lo que coincidimos es en ir al quiropráctico... jejeje

      Eliminar
  2. Hola Merche:

    Coincido casi en todo con tus útiles de trabajo, salvo en que yo me he comprado una pantalla panorámica que no sé usarla, la uso para ver televisión exclusivamente. Los prospectos dicen que en una pantalla panorámica se puede producir dos pantallas o cuatro pantallas, pero los pc y pórtatiles que tengo no llegan a la capacidad de la pantalla. Si sabes algo de cómo conectar con un pc que te dé todos los ángulos, avísame. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa:

      Siento no poder ayudarte, seguramente en algún foro especializado te puedan ayudar.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Aupa Mertxe: El reposapiés y la silla me gustan, me hacen falta. El reposamuñecas ya veré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El reposapies merece la pena porque no resbala y tiene el tamaño perfecto, te recomiendo este mismo. :)

      Eliminar
  4. Hola, Merche:

    Gracias por compartir tu oficina con nosotros. ¿Qué tal trabajas con la pantalla grande? Me he planteado varias veces comprar una, pero llevo años trabajando con dos pantallas y no sé si me adaptaría bien.

    Por cierto, me encanta el calentapiés. Parece una de esas cosas que suelen incluirse en las listas de "qué regalar a un traductor" :).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Irene:

      ¡De nada! La pantalla grande me está ENCANTANDO. Se ve de escándalo y creo que a pesar de haber trabajado con dos pronto te acostumbrarías bien. Puedes visitar alguna tienda donde lo tengan y abrir algún documento para "hacerte a la idea". Si te decantas por uno finalmente, te recomiendo este sí o sí (el del enlace).

      ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Hola, Merche:

      Creo que es la primera vez que te dejo un comentario en el blog. Ya me vale.
      Al hilo de las pantallas, yo trabajo con una de 22" y además con la del propio portátil montado un soporte de este tipo: http://tinyurl.com/na84d78
      Está guay porque colocas la pantalla del portátil en alto (también es ajustable) y ganas el espacio que deja debajo para colocar papeles, libretas, etc. ¿Por qué quedarse solo con la pantalla grande cuando podemos aprovechar la del portátil también?
      Ni que decir tengo que me has tocado la fibra con la silla. Me lo apunto ;). ¡Con la espalda NO se juega!

      ¡Un saludo y ánimo!

      Eliminar
    3. ¡Holaaa!

      La verdad es que hace poco hablaba con alguien sobre si tener o no dos pantallas (ya sean externas o externa + portátil) y, al no haberme organizado nunca así, no sé si me apañaría, jaja. ¡Y NO, con la espalda no se juega...!

      Besotes

      Eliminar