miércoles, 23 de diciembre de 2015

Balance de 2015 en Traducir&Co


¡Bueno...! Parece que fue ayer cuando escribía este repaso de 2014 o este de 2013, pero ya ha pasado ooootro año más. 2015 toca a su fin en cuestión de una semana y para seguir la tradición me gustaría hacer balance de este año tan movidito

En este año el blog ha recibido más de 210 000 visitas, lo que suma un total de casi 635 000 desde que lo creara allá por enero de 2012 (¡casi cuatro años ya!). Por ello, me gustaría daros las gracias a todos los que lo hacéis posible. Como agradecimiento, os espera un añito más de Traducir&Co.

En este año me he dado de alta como traductora autónoma, una meta que en algún momento llegué a descartar por el miedo que tenía a que las cosas me fueran mal, pero ha sido la mejor decisión que he podido tomar y estoy muy contenta con el resultado. A continuación os hablo brevemente de lo mejor y peor de ser traductora autónoma, desde mi punto de vista (ya que no le dediqué una entrada al tema en su momento).

  • Pros:
    • No tener que gastar tiempo ni dinero en transporte.
    • Ponerte tus propios horarios.
    • Decir "no" a los clientes que no consideras que se ajusten a lo que buscas (temática, precios, condiciones...).
    • Ganar más que con una nómina.
    • Decidir cómo buscar clientes, cómo tratar con ellos, darte a conocer... (es decir, hacer automarketing como quieras).
  • Contras:
    • Falta de disciplina (aka: estar todo el día en pijama).
    • Ponerte tus propios horarios.
    • El retraso en los pagos.
    • Que te tomen por el pito del sereno en las pruebas de traducción/que tomen por el pito del sereno tu profesión.
Gracias a haber dado este paso, este año me he dado cuenta de que estaba más preparada para el mundo laboral de lo que creía: sé resolver problemas, proponer soluciones, actuar de forma profesional pase lo que pase.

 

En este año he descubierto lo importante que es cuidar y escuchar al cuerpo. De nada sirve arañarle horas al reloj para traducir y traducir si llega un día en el que el cuerpo dice basta. A lo largo de 2015 he dedicado varias entradas y publicaciones en Facebook a la higiene postural y la necesidad de estar activo. Más vale prevenir que (intentar) curar y gastarse los cuartos en fisioterapia, quiropráctica, pilates, etc.

En este año he querido profundizar más en temas que no son de traducción (ni marketing, productividad, etc.), concretamente en el Mindfulness (os recomiendo este libro), una disciplina que solo conocía de pasada de ver portadas en La Casa del Libro y el Vips. Básicamente consiste en ser consciente de nuestra realidad en todo momento y despojarse de automatismos... entre muchas otras cosas.

En este año, en resumen, he vivido un montón de cosas de las que he aprendido mucho, y me he dado cuenta también de lo mucho que me queda por aprender. Cómo no, mi mente inquieta tiene curiosidad por saber qué balance haré de 2016 el año que viene por estas fechas, por eso un año más voy a utilizar (y os lo vuelvo a recomendar) el servicio de FutureMe.org, una página que te permite escribirte un email para recibirlo cuando tú quieras. A mí me gusta mandármelo para recibirlo en Nochebuena o Nochevieja del año siguiente :-)

¡Feliz Navidad!


2 comentarios:

  1. ¡Hola Merche!

    Me ha hecho mucha gracia leer esta entrada porque yo llevo dos meses siendo traductora autónoma y ya he pasado por todos esos pros y contras que has descrito. Prácticamente me has leído la mente y siempre está bien ver que no soy la única a la que le pasan estas cosas.
    No había oído hablar de la web de FutureMe pero me parece una idea muy buena. ¡Me la apunto!


    ¡Un saludo y feliz navidad!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Yo llevo desde julio, no te creas, jeje :-) Y ya me he dado cuenta de estas cosas (habrá que ver qué más he descubierto para el año que viene).

    Y sí, lo de futureme es una sensación indescriptible :-D

    ¡Feliz Año!

    ResponderEliminar