lunes, 4 de enero de 2016

Sugerencias de regalos de Reyes (2016)



Como quedan apenas unas horas para los Reyes, qué mejor que empezar el año con una recopilación de todo lo que he sugerido en los últimos tiempos en el blog, ya sea como regalos para otros o para vosotros mismos. Algunos os sonarán más porque son más recientes, otros quizá ni los recordéis y, para añadir algo nuevo, los dos primeros son mis últimas compras/regalos, así que allá vamos:
  • Móvil Xiaomi mi4c: esta es mi última adquisición en smartphones y es una auténtica pasada. Las fotos que hace son absolutamente brutales (las dos imágenes que ilustran esta entrada están hechas con él, para que veáis la calidad, aunque he tenido que reducir el tamaño para que no tarde mucho en cargar), el rendimiento es genial y es la marca por excelencia en China.
  • Barra de sonido Pioneer: este año he hecho este regalo y me aseguran que es una auténtica pasada, ya que las teles que se venden actualmente precisamente carecen en general de un buen sistema de sonido.
  • Reposapiés para no forzar la espalda (misma entrada).
  • Teclado Windows oficial (misma entrada).
  • Pulsómetro Polar A360 para saber más sobre tus hábitos de ejercicio, entre otras muchas cosas (aquí la entrada original). También tenéis la versión anterior, 100 euros más barata.
  • Robot de cocina para ahorrar tiempo y cocinar más variado y sano (misma entrada).
  • Kindle Paperwite para llevar cuantos libros quieras y poder leerlos sin luz también (aquí la entrada original). También tenéis la versión anterior, que cuesta 80 en vez de 130.
  • Por último, yo creo que me voy a comprar el nuevo libro de Isasaweis ("Cocina sana para disfrutar"). Llevo siguiendo a esta chica desde el principio y creo que sabe de lo que habla.

¡Que paséis unos buenos Reyes!


2 comentarios:

  1. Jeje, yo sin ir más lejos me he autorregalado la versión en papel del Diccionario del Español Actual, de Manuel Seco. Llámame friki, pero por veinte euros más tengo dos tochos de libros con abundante léxico que no tiene nada que envidiar al DRAE académico.

    ResponderEliminar