domingo, 7 de febrero de 2016

A favor de los blogs de traducción

Fuente

Escribir un blog es muy fácil.
Solo hay que hacerlo de forma relativamente constante. Generar contenido medianamente interesante. Con cuidado de no ofender a nadie. Con mil ojos para no cometer ningún error o errata...
Bueno... quizá no sea tan fácil, después de todo.

Los blogs surgen por mil razones y, con motivo del cuarto cumpleaños de este, voy a aprovechar para hablar un poco de él y de por qué sigo escribiéndolo. Traducir&Co nació de una idea muy simple: ayudar a los estudiantes (como yo lo era en 2012) aportando toda la información posible sobre la prueba de acceso a la facultad de traducción de Salamanca, ya que la que yo encontré empezó siendo prácticamente inexistente. Después me di cuenta de que tenía muchas ideas revoloteando en la cabeza y que esta sería una buena manera de plasmarlas. Lo utilizo como diario, como foro, como cuaderno de notas...

En estos cuatro años son muchas las personas que han contactado conmigo para plantearme dudas o incluso solamente para felicitarme y darme las gracias por los contenidos. Cómo no, también he recibido críticas de todo tipo y que por momentos me hicieron preguntarme qué necesidad tenía yo de aguantar lo que estaba aguantando (rumores, invenciones, suposiciones, mentiras, insultos, ataques e incluso amenazas). No obstante, decidí seguir porque, al fin y al cabo, es un proyecto personal que a mí me llena, no hace daño a nadie y, de vez en cuando, ayuda/entretiene a algunos.

En estos cuatro años también he visto cómo ha decaído la blogosfera. Es curioso que a veces se interpreta tener un blog como un intento de llamar la atención, ser especial o incluso "creerse alguien" en lugar de verlo como lo que es: una forma altruista de compartir contenido porque sí, sin otro objetivo que el de compartir. Hubo un boom en 2012, pero luego empezaron a surgir los malos rollos y los trolls anónimos y no anónimos, lo que provocó que muchos prefirieran huir de esos cuchillos que algunas personas lanzaban de forma indiscriminada sin más motivo que el de divertirse ellos y hacer daño a los demás.

Es curioso, mucha gente critica que la mayoría de blogs estén dirigidos a otros traductores en vez de a posibles clientes, y yo me pregunto... ¿dónde pone que deba ser así? ¿Acaso no hay blogs de publicistas para publicistas? ¿Es que un blog solo debe tener como objetivo encontrar clientes? ¿No será que si no lo hace el autor es porque así lo ha decidido? Que un blog se dirija a un público diferente al que uno espera no significa que sea un error por parte de quien lo escribe. Probablemente sea una decisión meditada y esa persona ha decidido dedicar su tiempo de forma altruista a ayudar o entretener a otros miembros de su sector. Si no te interesa, está en tu mano no leerlo.

Desde Traducir&Co quiero romper una lanza a favor de los blogs de traducción. Un espacio normalmente personal al que el autor dedica mucho tiempo, esfuerzo, ganas y cariño.
Ojalá que vuelva la época dorada de la blogosfera.
Yo, desde luego, tengo cuerda para rato.

9 comentarios:

  1. Hola, Merche.
    Se agradece un montón toda la información que colgáis en los blogs, soy fiel seguidora de todos los blogs de traducción que conozco, siempre que puedo me paso a echarles un vistazo y considero que la información que se publica en ellos es de gran utilidad.
    Algún día me gustaría crear uno, siempre lo he pensado, pero al final me echo atrás al pensar que no tendré tiempo para actualizarlo y que para eso es mejor no tenerlo... A ver si algún día me animo.
    Un abrazo y ¡seguid así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Carolina!
      Yo también considero la información que se publica en otros blogs de gran utilidad. :))
      Si te animas, no olvides tuitearme para darlo a conocer.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola, Merche:

    Agradezco muchísimo que hayas seguido con el blog durante tanto tiempo.
    Yo acabé borrando el mío (en realidad no está borrado, sino desactivado) por dos razones: desde que lo creé, tuve en mente que no iba a ser un proyecto perpetuo, es decir, desde el primer momento tuve claro que mi blog iba a tener un inicio y un final, y me marqué mi último día como estudiante de TeI para seguir con él. Cuando acabé el grado, el blog dejó de desempeñar su papel (de hecho el subtítulo rezaba “Aventuras y desventuras de un estudiante de Traducción e Intepretación”). Por otro lado, la cantidad de rumores, invenciones, suposiciones, mentiras, insultos, ataques e incluso amenazas que llegué a recibir (unas veces anónimas y otras no tanto) me afectaron mucho psicológicamente y dejé de publicar contenido (ya sabes lo envidiosa y puñetera que puede llegar a ser la tradusfera). De todos modos, no me arrepiento ni un momento de haberlo creado. Aprendí a redactar contenido, a manejarme con el HTML (que, por cierto, ahora con el máster me ha venido muy bien) y, fundamentalmente, me lo pasé muy bien y ayudé a otros. Todavía sigo recibiendo correos de gente que me pregunta que qué ha sido del blog o que me hace alguna consulta sobre tradu. En fin, enhorabuena por estos cuatro años y espero, de corazón, que sigas otros cuatro más. ¡Nos leemos por las redes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fer:

      Entiendo lo que dices, tanto lo de la "caducidad" como lo de afectarte. Pero mira, gracias a eso te llevas una experiencia de lo más completa: por un lado sabes lo que es enfrentarte a la generación de contenidos y también a la cara más oscura de Internet. Enhorabuena por haberlo creado :-)

      Un saludo

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo con todo lo anteriormente mencionado por Merche. ¡Enhorabuena! Y...estamos en contacto. Saludos desde Santander

    ResponderEliminar
  4. Hola Merche, es verdad lo que dices. Estoy intentando hacer una recopilación de blogs de traducción, interpretación y lingüística en español y me resulta bastante difícil encontrar blogs que se sigan actualizando con cierta frecuencia. Sé que eso se ha hecho ya pero es lo que tú dices: Por lo visto estaba de moda hace unos años y ya no hay tantos blogs que no estén "abandonados" y claro - las listas y recopilaciones están sin actualizar también. Es verdad que merece la pena incluir algunos aunque ya no se actualicen más porque los contenidos que hay son buenos. Pero las cosas también cambian, hay nuevos desarrollos y tecnologías y planteamientos y un millón de cosas más. Me extraña que tan poca gente se anime a escribir sobre todo eso - y me alegro de que tú sí lo sigas haciendo :) ¡Enhorabuena! Y mucho ánimo para tratar con la gente que deja comentarios negativos y todas esas cosas (la verdad es que parece increíble que hayan personas que sean capaces de hacer todo eso que comentas - ¡qué disparate!) - no son ellos por los que escribes. ¡Muchos saludos!

    P.s.: He intentado dejar mi comentario 4 veces y siempre algo ha salido mal jiji - a ver si ahora soy capaz^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sarah:

      Es verdad, muchos se han dejado de actualizar pero siguen siendo interesantes por todo el contenido generado con anterioridad. :)

      Un saludo.

      Ya he borrado los comentarios vacíos, jeje.

      Eliminar
  5. Pues sí, cómo está el patio. Tengo unos cuantos blogs, pero no sabía yo que hubiera tantas zancadillas entre traductores. La verdad es que siempre me ha parecido increíble que la gente reaccione mal ante quien intenta hacer algo diferente y que, por lo tanto, destaca. ¡Es el triunfo de la mediocridad a la máxima potencia!
    Un saludo,
    Adrián

    ResponderEliminar